¿Verdaderamente tiene el mundo un problema alimentario?

Al parecer no,mientras que,en los países ricos desechan hasta la mitad de sus recursos alimentarios, en los países en desarrollo, las pérdidas se deben a la carencia de infraestructuras básicas: el problema no es la falta de alimentos, sino todo lo contrario, su despilfarro.
La mitad de la comida que se produce en el mundo acaba en la basura o pudriéndose en el campo. Entre el 30% y el 50% de los 4.000 millones de toneladas de alimentos que se generan en el mundo nunca llegan a nuestros estómagos, según un demoledor informe del Instituto de Ingenieros Mecánicos (IME) británico titulado: ‘Global Food: Waste Not, Want Not’.La apabullante conclusión –de 1.200 a 2.000 millones de toneladas de alimentos desechados mientras 1.000 millones de humanos pasan hambre- es aún más alarmante de las cifras que barajaba hasta ahora la FAO y ha abierto en Gran Bretaña el debate sobre la inmoralidad, la ineficacia y los costes generados por la industria alimenticia.Tan sólo en el Reino Unido se desechan siete millones de toneladas de comida, valorados en 10.000 millones de libras (unos 12.500 millones de euros), lo que supone un “desperdicio” equivalente a 600 euros por familia en tiempos de crisis.“A lo largo de su vida, una familia media británica acaba arrojando a la basura el equivalente a 24.000 libras (29.000 euros) de comida”, advierte Tim Fox, responsable de energía y medio ambiente del IME. “Si a los alimentos desechados añadimos el agua malgastada en los cultivos y la energía desaprovechada en el proceso, el coste es incalculable”.
La mitad de la comida que se produce en el mundo acaba en la basura Half of all food thrown away, report claims
saludos
7 years, 8 months ago
Sep. También es alarmante la (baja) eficiencia de la producción alimentaria neta si consideramos la cantidad de vegetales que se cosechan para alimentar animales… con la soja que se mantienen a unos pocos cerdos se podría mantener a UN MONTÓN de humanos (sin desmerecer la importancia de la proteína animal en la dieta).
7 years, 8 months ago
Se nota que es más rentable o menor pérdida alimentar con vegetales a los animales que llevárselos a las mascotas humanas.
Desde tiempos remotos, cuando no existía dinero para comprar alimentos los humanos normales sembraban o pastaban animales y la producción era muchísimo menor que ahora.
Esta frase no la cambiará ningún régimen ni partido político:Cosecharás tu siembraY un partido político o régimen lo único que podrá hacer es convertir al humano que no trabaja o no sabe sembrar en mascota, a no ser que le enseñe .
7 years, 8 months ago
El problema es la demografía. Cuando aparecieron las prácticas de higiene, la esterilización y pasteurización, sumadas al desarrollo de la ciencia, la medicina, la revolución industrial, etc etc el ser humano le sacó una ventaja abismal a sus últimos enemigos naturales: los microorganismos patógenos.
Así se perdió el balance nacimientos/muertes, se prolongó la expectativa de vida, se aprendió a curar muchas enfermedades y evitar muertes por traumas (antes una fractura común se infectaba y te morías) y la curva de población humana tomó forma de J (con abrupta tendencia ascendente en corto tiempo).
Con tanta cantidad de gente y apiñadas cada vez más en ciudades, dejó de ser factible el modelo agricultor de baja densidad.
Tiempos realmente remotos son los previos al neolítico, cuando el hombre no había descubierto la agricultura ni la ganadería y al no controlar la producción de alimentos vivía en números no superiores a la capacidad de carga de los ecosistemas que ocupaba en su trayectoria nómade. Pero cuando vencimos la barrera del factor limitante alimentario… empezamos a cagarla.
7 years, 8 months ago
Yo me refiero desde tiempos remotos hasta los años 1950 que se trabajaba a mano, cada familia en los campos vivían de lo que sembraban y cosechaban o de la cría de animales, hasta que la falsa ilusión de mejora económica y calidad de vida a más del 50 % los llevó a emigrar a las zónas urbanas industrializadas.
En los antiguos campos nunca fató comida, ni siquiera en épocas de guerra, salvo algunas veces que el enemigo incendiaba el trigo, pero el campesino (Contadino) tenía reservas bajo tierra para esconderse y sobrevivir durante largo tiempo y el enemigo debía retirarse debilitado.
Pero sí le puede faltar comida a alguien que emigró a la ciudad para trabajar en una fábrica y después se quedó sin trabajo y haberse quedado sin conocimientos agrícolas y tradiciones.
7 years, 8 months ago
Aparte de este problema, me pregunto qué tan nutritivos son los alimentos que se producen.
Se busca producir cada vez más cantidad de kilos de alimento por hectárea para así alimentar a más cantidad de personas, pero más cantidad no significa necesariamente mejor calidad.
¿Cuántas vitaminas, minerales y proteínas tienen los alimentos que se cultivan?
Por ejemplo acá se explica cómo se seleccionan las semillas de centeno según ciertos parámetros que tienen que ver con la resistencia de la planta etcétera, pero no según qué tanto nos van a alimentar. Seleccionando plantas de centenoCereal milenario
Dicen por ahí que el pan más nutritivo se elabora con harina de centeno. Pero ese no es el único beneficio que aporta este cereal, ya que es un excelente cobertor de suelos, es rico en minerales, se adapta a zonas con condiciones difíciles y es también materia prima para elaborar cerveza, whisky y vodka. Se cree que el centeno actual desciende de una gramínea muy antigua y silvestre, que tenía semillas muy pequeñas y que habitó en lo que hoy es Turquía. El centeno de grano grande que conocemos en la actualidad es el resultado del milenario proceso de selección de semillas llevado a cabo por generaciones de agricultores. Nos picó el bichito de la curiosidad y quisimos averiguar cómo se realiza este proceso de selección de la semilla de centeno y para eso visitamos al compañero Klaus Giesecke en Ayora. Afortunadamente nuestra visita coincidió con la selección de las semillas de centeno que Klaus realiza cada diez años.Dos tipos de selección
Existen dos tipos de selección: Selección Natural y Selección Artificial.
La selección natural es la que hace que la planta sobreviva en la naturaleza. Esta selección es realizada por la naturaleza. Todas las plantas silvestres son el producto de esta selección. La naturaleza selecciona o favorece semillas que sean pequeñas, que se puedan dispersar o viajar con el viento y agua y que no germinen todas a la vez, para que no se pierdan todas las plantas en caso de que una sequía o condiciones difíciles ocurran. Otras características que selecciona la naturaleza son: resistencia a enfermedades, adaptación local,
La selección artificial es realizada por el hombre, para adaptar las plantas a las condiciones de cultivo. En este caso el hombre favorece semillas grandes, que se queden en la espiga y no se dispersen, que germinen al mismo tiempo. El hombre también favorece la selección de plantas bonitas, fuertes y sanas adaptadas a las condiciones locales.
La selección natural y la selección artificial coinciden o marchan en la misma dirección ya que seleccionan las plantas más resistentes, sanas y adaptadas a la localidad; y marchan en direcciones opuestas en cuanto a la germinación, tamaño y capacidad de dispersión de las semillas.
En este caso vamos a realizar la selección de plantas de centeno, para mejorar la producción y la belleza del cultivo. La selección de plantas es necesaria cada diez años en plantas como el centeno, trigo, cebada, que son de polinización abierta, es decir que una planta de centeno se puede cruzar con otra planta de centeno. En el caso de las plantas que se auto polinizan como el fréjol y el tomate riñón, la selección no es necesaria.¿Cómo realizar la selección?
No es lo mismo sembrar una semillita de centeno en una maceta con mucho abono, agua y cuidados, que va a crecer bonita, comparado con sembrar un lote de cebada, donde van a nacer cebaditas compitiendo por nutrientes, luz y agua, sin un trato especial para cada planta. La semillita de centeno de la planta de la maceta no crecería muy bien si se la siembra en el lote, pues no está adaptada a las duras condiciones del lugar.
Lo mismo sucede con las plantas de centeno que crecen en el borde del lote. Debido a que tienen un mayor acceso al sol y al agua, son más bonitas, pero en términos de selección no son las mejores plantas. Cuando seleccionamos, buscamos plantas que a pesar de las duras condiciones se encuentran fuertes, sanas y productivas. Por esta razón, al momento de seleccionar no tomamos en cuenta a las plantas que se encuentran en los bordes.
La selección se realiza en este caso a nivel de la planta y no de la semilla. Se dice que la unidad de selección genética es la planta y no la semilla. Al seleccionar la planta, podemos evaluar características como el número de tallos, tamaño de la planta, resistencia, belleza, forma de las espigas y presencia de semillas. Todas estas cosas no podríamos seleccionar si solo tuviéramos las semillitas. Para seleccionar las plantas es necesario arrancar a la planta de raíz.Se arrancan las plantas de centeno, con todo y raíz.Quitar el exceso de tierra de las raíces y amontonar las plantas.Evitar trabajar con las plantas que están sembradas en los bordes, pues son engañosas ya que tienen mejor acceso a luz y agua. Solo se cosechan las plantas del centro de la chacra.Formar grupos de diez plantas y seleccionar una o dos plantas que cumplan las condiciones requeridas. Poner estas plantas escogidas en el “montón para sembrar” de plantas que van para cosechar la semilla y sembrar. Poner las ocho o nueve plantas que no cumplieron las condiciones en otro montón que se llamará “montón para usar” y que servirán para hacer harina o licor. El montón de semillas “para sembrar” será siempre más pequeño que el de “para usar”.Realizar el paso anterior hasta finalizar con todo el centeno.Cosechar las semillas de las plantas del “montón para sembrar” que fueron seleccionadas para la siembra en el invierno y guardarlas secas hasta el período de siembras.Aprovechar como se desee el “montón para usar” de plantas que no fueron escogidas. Criterios para seleccionar las plantas
Buscamos plantas que:No sean muy altas ni muy bajas, alrededor de 1.10 a 1.20 metros.Tengan de 2 a 4 tallos. Descartamos las plantas con más o con menos tallos.Tengan espigas grandes, llenas de semillas.Sean bonitas y sanas.Tengan las espigas bonitas y a la misma altura. Intensidad de la Selección
Si de 100 plantas de centeno escojo 1 sola, la mejor, la intensidad de la selección es muy fuerte. Si de las mismas 100 plantas escojo las 50 mejores, la intensidad de selección es mucho más baja, porque se estaría escogiendo la planta más bonita de cada dos plantas. A Klaus le ha dado buenos resultados una intensidad intermedia: el escoger 1 o 2 plantas de un montón de 10 plantas.Fuente.
En otras palabras, se contrapone el interés del productor de obtener una ganancia económica versus el interés del consumidor de mantenerse sano.
7 years, 8 months ago
 

Buscar mensajes