Una foto, mil palabras Ronda 9, Año 2013

Una foto, mil palabrasRonda 9, Año 2013ObjetivoEscribir un texto basándose en la foto propuesta, trabajar conjuntamente los textos publicados y elegir un texto ganador de la ronda.Reglas · Se pueden publicar hasta dos textos por usuario.
· El texto puede ser cuento, prosa poética, poesía, etc.
· El tema del texto es libre, pero debe estar basado en la fotografía propuesta.
· El texto debe tener una longitud máxima de 1000 palabras, sin contar el título.
· Cada texto debe tener un título.
· Antes de publicar, se recomienda revisar gramática y ortografía. Para verificar que el formato sea el correcto conviene Previsualizar antes de publicar.
· Durante las dos primeras semanas del juego se publican textos. Durante la tercera semana se pueden editar los textos la cantidad de veces necesarias, además de seguir publicando. La cuarta semana del juego es para votar.
· Durante las semanas de publicación y edición de texto se recomienda leer y comentar los textos publicados para colaborar en la corrección de los mismos.
· La edición de textos se debe realizar en el mensaje en que fue publicado y se recomienda escribir un nuevo mensaje avisando que se modificó el original.
· La votación la pueden realizar los usuarios que hayan comentado, al menos, los cuentos elegidos (o los comenten al momento de votar).
· Al votar se eligen dos textos, al primero se le otorga dos puntos y al segundo un punto.
· Si al finalizar la ronda de votación se produjera un empate, durante la siguiente semana se desempatará.
· El autor del cuento ganador propondrá la fotografía a usar en la ronda siguiente (la deberá enviar por e-mail al coordinador del juego).Cronograma
· Etapa de publicación de textos: Desde el Lunes 11 de Noviembre y hasta el Lunes 25 de Noviembre
· Etapa de edición y publicación de textos: Desde el Lunes 25 de Noviembre y durante una semana
· Etapa de votación: Desde el Lunes 2 de Diciembre y hasta el Lunes 9 de DiciembreTodas las horas son de Buenos Aires, GMT-3.
· Este juego ha sido creado por themanofthemask.
· Coordinador del juego: anittaaLa foto propuesta por Nesravazza, ganadora de la ronda 8 de 2013 es:
7 years ago
Interesante imagen… hace años (literalmente) que no entro al taller, veo que hay muchos cambios pero los juegos principales siguen existiendo… me gustaría intentar algo con esta foto.
7 years ago
Nyarlotep
Interesante imagen… hace años (literalmente) que no entro al taller, veo que hay muchos cambios pero los juegos principales siguen existiendo… me gustaría intentar algo con esta foto.
Estás super invitado a participar.
Si bien ha pasado su tiempo, el ánimo del taller sigue siendo compartir nuestro arte y aprender…
¡saludos!
7 years ago
Quiero pedirles disculpas a todos, compañeros, porque recién entro a buscar entre los foros de Psicofx y me encuentro que han empezado ya dos juegos: UNA FOTO MIL PALABRAS y NUEVO NUEVO LITERARIO.
Ocurrieron dos cosas: 1) siempre recibo el aviso de nuevo juego y esta vez, no. y 2) con la Feria del Libro de Mar del Plata que es muy importante, el Festival internacional de Cine y mi própxima participación en el Congreso Internacional de Ateísmo, se me han juntado muchas cosas.
Veré de hacerme tiempo para participar. Los extrañaba mucho!! Besos
7 years ago
Lady: quizás , si tienes tiempo, podrás comentarme como es el Congreso Internacional de Ateísmo y si hay algún lugar de la web donde pueda chusmearlo. Gracias
7 years ago
Lidyfeliz
Quiero pedirles disculpas a todos, compañeros, porque recién entro a buscar entre los foros de Psicofx y me encuentro que han empezado ya dos juegos: UNA FOTO MIL PALABRAS y NUEVO NUEVO LITERARIO.
Ocurrieron dos cosas: 1) siempre recibo el aviso de nuevo juego y esta vez, no. y 2) con la Feria del Libro de Mar del Plata que es muy importante, el Festival internacional de Cine y mi própxima participación en el Congreso Internacional de Ateísmo, se me han juntado muchas cosas.
Veré de hacerme tiempo para participar. Los extrañaba mucho!! Besos
Congreso internacionald e Ateísmo??? Donde que quiero ir!!!
7 years ago
Lidy, también soy ateo, pero no te pido datos sobre ese Congreso porque me parece tan innecesario como un Simposio sobre “La Importancia de la Comida en la Alimentación” ) :-) (No uso los emoticonos porque no me funcionan, je je).
7 years ago
CON LA CONCIENCIA TRANQUILA
6 de Agosto de 1890. Prisión de Auburn, New York, Estados Unidos.
Acaba de terminar su comida, la última. Pidió langostinos a la milanesa y de plato principal, costillas de cordero con puré de batatas. Una botella de champagne para beber y un habano, por favor, de Cuba. No hubo problemas: todo exquisito. El cura parecía muy ansioso de conversar. No obstante, lo dejó con las ganas; no tiene nada que ver con sus creencias.
Son las ocho de la noche y le parece que una siesta de una hora le hará bien.
Cree que es tiempo de pensar en todo lo que no hizo durante siete años en prisión. Quizás le encuentre sentido a su vida, ese que se manifiesta en momentos como este, al borde.
Imagina lo que podría haber hecho de no haber matado a ese hombre. Tal vez hubiese conocido a una mujer y tener algún hijo, hubiera terminado sus estudios, podría haber comprado una casa con jardín, tener perros, viajar a Canadá y conocer el pueblo de sus padres. ¡Tantas cosas podría haber logrado en esos siete años!, reflexiona.
Él no había querido asesinar a ese viejo. Había entrado en la casa a robar, nada más. Pero el hombre, ex policía, sacó un arma y no tuvo más remedio que usar la suya. Nunca había disparado. No había habido necesidad. Pero la falta de trabajo y el hambre, lo llevaron de las aulas a la calle, y ya estaba cansado de mendigar. Se asustó. Sabía que iría a la cárcel si lo descubrían y en la oscuridad bajó al sótano y encontró un hacha. Desesperado, descuartizó al muerto y lo metió en bolsas de residuos. Con su ropa ensangrentada, cargó los seis sacos en el coche de la víctima y las tiró al pantano. Finalmente empujó el coche hasta que desapareció bajo el agua. Nunca imaginó que la suave corriente lo arrastraría a la costa dos días después. Tampoco sabía que había un testigo: una viejita de anteojos que observaba tras las cortinas en la casa de enfrente. Él no la había visto. De otra manera habría tenido que matarla también.
Ahora, rodeado de cinco personas se sentía atendido como si fuera un bebé. Nunca lo habían tocado con tanta dedicación, ni siquiera cuando le dieron un puntazo en el patio de la prisión, por resistirse a formar parte de los “black panters”. La verdad es que no comprendía por qué eran tan delicados para amarrarlo con esas tiras negras. Es posible que no desearan lastimarlo antes de que la corriente eléctrica circulara a través de su cuerpo. ¡Qué ironía!, piensa. A final, el cuidado que nunca le habían dado sus padres ni tampoco los adoptivos, lo recibe de sus verdugos.
Cintas oscuras como retazos de mortaja negra lo van rodeando. Sabe que por dentro las recorren finos hilos de metal. El sillón de madera es más grande que lo usual, más parecido a un trono regio que a un asiento mortal.
El gran evento tendría lugar a las cero horas un minuto, ni un segundo antes, ni un segundo después.
Diecisiete pasos dio desde la celda por el camino final, sus tobillos y sus muñecas encadenados. Muy a su pesar, el cura fue leyéndole los Salmos. Andaba sereno. Sabía que era culpable. No obstante ahora, sentado en la silla, una débil esperanza lo mantiene atento al teléfono que puede salvarlo.
La llamada del perdón nunca llegó. Al minuto después de la medianoche, el verdugo bajó la palanca y la silla eléctrica funcionó por primera vez en la historia. Su nombre pasaría a la posteridad: William Kemmler, un negro.
7 years ago
CON LA CONCIENCIA TRANQUILA: Un relato sorprendente, Lidy. Y por lo que veo, es la recreación de una historia verídica. Muy bien llevado, del principio al final, nos hiciste meter en la vida del asesino. El hambre, la desesperación, la condena. Pocos remordimientos. Como dice el título, con la conciencia tranquila. Y negro, dato no menor si consideramos que, desde siempre, la población carcelaria negra y en menor medida “hispana” es mayoritaria, y por lejos, en las prisiones de EEUU.
Un detalle: “Skinhead”, va todo junto.
7 years ago
Gracias Craig. Me parece que tengo que pulirlo un poco. Shinheads lo escribí todo junto y el word me lo separó. Gracias por advertirme. Ya lo editaré. Un abrazo. (Sí es un caso real, el principio y el fin)
Cambié skinheads por Black Panters porque el pobre hombre era negro y me pareció más apropiado, no?
7 years ago
Tengo una mejor disposición del tiempo en estos. Así que voy a participar. Espero tener alguna idea pronto.———- Mensaje agregado a las 19:41 ———- Mensaje anterior a las 12:32 ———-EL SUEÑO ETERNO
Mi nombre es Alfredo Molinero, nací en la ciudad de México, en San Miguel Topilejo, allá por la salida hacia Cuernavaca. Tengo 35 años y hace diez que estoy en el corredor de la muerte. Me apresaron una noche por asesinato y desde ese día no he vuelto a salir del presidio. Estoy en una cárcel de máxima seguridad, la llamada Unidad Polunsky, en el pequeño pueblo de West Livingston, Texas.
Me condenaron luego de seis meses de haber cometido el delito en una especie de juicio sumario y entonces los años fueron pasando entre apelaciones y apelaciones.
Yo he cometido un acto cruel, no tengo dudas. Le quité la vida a un hombre, un hecho grave, por cierto. Pero ellos me tienen aquí encerrado, esperando la muerte en cualquier momento y solo salgo al aire libre una hora por día. Permanezco en una celda de pocos metros cuadrados. Yo he sido cruel y ellos también son crueles. Acaso más crueles que yo.
Pero hay algo que no conocen: todas las noches converso con un ángel de Dios.
Me vino a visitar hace tres meses a la celda.
Al principio pensé que era una especie de alucinación de mi parte. Lo miré y parecía un tanto abatido. Tenía los ojos cansados pero también un toque de orgullo en la mirada.
-Soy Lucifer –me dijo– un ángel de Dios y he venido a charlar contigo.
Y al principio me habló y me contó la historia de su caída. Al parecer había hecho algo que a Dios no le gustó y fue castigado. Pero también hablamos de otras cosas. Yo le conté la historia de mi pobreza y el me habló del tema de la angustia. Me dijo que era un ser espiritual y que no podía morir pero que también dudaba de esto último.
–No sé hasta donde alcanza el poder de Dios –dijo– Acaso a mí también me mate.
Y yo le contesté que no se hiciera problemas, la muerte seguramente es dulce cuando uno ha sido cruel en la vida, pero creo que no lo convencí del todo.
Y así estuvo viniendo mucho tiempo a mi celda. Hablamos todo ese tiempo de cosas importantes y yo sentí, por un momento, que sin su presencia cotidiana durante la noche no hubiera podido seguir viviendo en esa cárcel.
Y en especial cierta vez, cuando fue tan enorme su consuelo a mi calvario que me postré a sus pies en señal de alabanza. “¡No lo hagas!” –me dijo– “Dios sólo quiere que se lo alabe a él”. Y luego desapareció, tal como acostumbraba a hacerlo las veces en que yo estaba a punto de dormirme.
Hoy mi día ha llegado.
Mañana temprano seré ejecutado con una inyección. Dicen que no tendré dolores y que me iré durmiendo poco a poco.
Al atardecer Lucifer llegó para hacerme compañía y dijo por lo bajo:
– ¿Qué pedirás para la última cena?
–Un kilo de helado de menta con chips de chocolate –contesté.
–Espero que sea de tu placer –comentó– Y luego desapareció de la celda.
Y bien, esta ha sido mi historia. No sé cuánto durará esta noche previa a ser ejecutado. A veces un minuto no dura un minuto, a veces un minuto es largo. Pero bueno, a mí me toca partir. Daré fin a todo este relato en el mismo momento en que la jeringa penetre en mi piel. Hace bastante frío ahora y aunque estoy encerrado, sé perfectamente que afuera es invierno.
¿Cómo será el sueño eterno?
7 years ago
Néstor: me gustó tu versión de la pena de muerte. El que la hayas escrito en primera le da fuerza pero me parece un vocabulario muy elaborado para un prisionero. Salvo los terroristas ecológicos, que en general son universitarios, los demás son bastante menos cultos que el tuyo. La pena de muerte por inyección letal no se hace en un sillón sino en una camilla, pero esto es de poca importancia. Lo más significativo es su conversación con Lucifer. Pero me da la impresión que estaba delirando, puede ser?
7 years ago
Considerando que por más de un mes me será difícil ingresar al foro, e incluso estar en condiciones de inspirarme, aprovecho unos pocos momentos para aportar algo a este juego.Una ejecuciónA Edwin W. le llegó una invitación del Tribunal para ser uno de los testigos de la ejecución de Pedro Medina en la silla eléctrica de la prisión de Starke (Florida). Podía haberla rechazado, pero un impulso que no sabía identificar lo llevó a aceptarla.
No había nada que lo llevara a odiar al reo; la discriminación racial no estaba implicada, pese a ser él WASP, y Medina hispano. Tampoco sabía mucho de las circunstancias del crimen por el que se lo había condenado. ¿Quizá Edwin W. buscaba emociones fuertes? ¿Lo intrigaba el comportamiento de un ser humano ante circunstancias tan extremas? Incluso, Edwin se declaraba en contra de la pena de muerte. Quizá tras la ejecución se uniera a alguna asociación abolicionista. O no: podría continuar su vida sin cambios. Sólo lo sabría después.
El día había llegado; había otros testigos, aparte de las autoridades y los verdugos. Edwin firmó su aceptación de la sentencia, comprometiéndose a permanecer en silencio y no intentar interrumpir la ejecución de ninguna forma, y también a no llevar consigo elemento alguno de registro visual o auditivo: filmadora, grabador…
Los procedimientos fueron seguidos escrupulosamente por los verdugos. El reo permaneció en silencio durante la mayor parte de los preparativos, pero al acercarse el instante crucial dijo: “Todavía soy inocente”.
El verdugo principal bajó la palanca que daba corriente; el cuerpo del reo se sacudió, pero lo que luego fue descrito como “espeluznante” fue la elevación de llamas de unos veinte centímetros de largo de un lado de su cabeza. Hubo revuelo entre el escaso público, que luego se reflejaría en la televisión y los periódicos del día siguiente en todo el mundo. Segundos después de cortada la corriente, se acercó el médico de turno, examinó al reo y lo declaró muerto. El escándalo de las llamas y las protestas de los abolicionistas impidieron que llegara a los medios una noticia accesoria: en el momento de la ejecución, en la sala se produjeron dos muertes: la de Pedro Medina y la de Edwin W.
7 years ago
UNA EJECUCIÓN: Harakiri. Excelente cuento!! Muy bien descripto el proceso de la ejecución. Nos metés en la figura del testigo con sus dudas y ambivalencias con respecto a la pena de muerte. Vi el momento de las llamas cuando la electricidad quemó el cuerpo del reo y ese final estremecedor en el que un hombre no soporta lo que ve y muere junto con el ¿inocente? La idea de que una persona puede ser culpable sólo con el pensamiento revolotea para hacernos meditar sobre nuestras propias concepciones sobre el tema. Muy bueno!!
Aunque no vayas a aparecer durante un mes, nos dejaste un regalo.
7 years ago
CRIMEN Y CASTIGO
H.K. había sido condenado a pena de muerte por homicidio simple. Había matado a R. R, borracho, un fatídico día hacía un año, había atropellado a S, la mujer de H.K. H.K. hizo todo lo posible para poner entre rejas a R. Pero R era un empresario muy poderoso, con muchas influencias en el poder judicial y mediático. No le costó nada conseguir testigos y culpabilizar a la víctima. Tuvo que pagar bastante dinero, claro, pero eso no era problema para él. Y quedó libre. Los medios más importantes empezaron a hablar de una conspiración de las empresas adversarias. Y salió favorecido, incluso, para su futura postulación a diputado en su estado. H.K. no toleró semejante injusticia. Un día, sorprendió a R saliendo de su casa, y lo despachó con dos tiros en el pecho. Él mismo se presentó en la comisaria, una hora después, admitiendo su culpabilidad. Fue detenido de inmediato.
H.K. sufría pesadillas frecuentes en la prisión. En su celda, se despertaba en el suelo, oyéndose gritar desesperadamente. Soñaba que se encontraba amarrado en su cama, con una serie de bridas de cuero que cruzaban horizontalmente su cuerpo y lo retenían contra el fino colchón. El cemento de las paredes, gradualmente, se comentaba a licuar, y la manteca gris y burbujeante que se formaba se iba acumulando en la base de los tabiques. Unos brazos, coronados en filosas garras, asomaban entre las paredes… aunque más que brazos eran sombras de brazos. H.K. gritaba, pero nadie acudía. En las otras celdas no parecía haber nadie. Pronto, pedazos de techo, caían como gelatina. Las garras se blandían en el aire. Parecían, poco a poco, crecer y acercarse. H.K. gritaba aún más. Por toda respuesta, escuchaba un largo wuuuuuuuuu. Es el ruido del vacío, se decía. Es el ruido del precipicio, pensaba. El techo caía, y grandes pedazos de mampostería golpeaban su cara. Y las garras se acercaban.
Una semana antes del día de la ejecución, el sueño cambió. H.K. se encontró atado a las bridas, inmóvil sobre el catre, como siempre, pero, a diferencia de las veces anteriores, ahora no había ruidos, ni garras asomando por las paredes ni techos derritiéndose. S ingresó a la celda, y se sentó en un borde de la cama. H.K., con los ojos llenos de lágrimas por la conmoción, balbuceó sonidos inarticulados. Ella se llevó el índice a la boca. “Hace tiempo que no nos vemos, amor… ¿Tienes miedo?”, preguntó. H.K. asintió, trémulo. “Han llenado tu corazón de odio. Y le tienes miedo a la muerte, antes no le temías.” “Temo a la gente que vive en las paredes”, susurró H.K. “¿Tú no los ves…? Ellos me vienen a buscar…” S le besó la frente. “Te diré una cosa. Si tienes cuentas pendientes, entonces ves demonios y seres que te vienen a buscar… Pero, si por fin haces las peces contigo mismo, y te dejas llevar, verás al niño que alguna vez fuiste. Él te llevará a un lugar tranquilo, alejado del ruido y las tinieblas. Necesitas descansar. Baja los brazos, de una vez. Perdónate a ti mismo para perdonar a los demás. Ellos eres tú.”
H.K. fue ejecutado seis días luego. Al momento de la ejecución, la mente de H.K. estaba lejos de allí. Un niño pequeño lo llevó de la mano, fuera de la prisión. Allí lo esperaba S. “¿Vamos, amor?”, le dijo ella, y le tendió una mano. Era el día más soleado que H.K. había presenciado nunca.
7 years ago
Un cuento moralizador, Craig. No es habitual en vos este tipo de relatos, pero me gustó. No es el tema que más me atrae, pero no puedo evitar decirte que está muy bien escrito. Usar las iniciales es un hallazgo… para qué saber quién es uno y quien es el otro. Lo que importa es que HK tomó venganza y eso no lo dejaba descansar. Es un cuento en el que se habla de los valores morales y cómo lo que hacemos nos persigue hasta el momento de morir. Te felicito!
se comentaba a licuar: ¿será “se comenzaba a licuar”?
seis días luego: parece que hubieras escrito en español ibérico jaja!
7 years ago
En realidad la interpretación es abierta Lidy. La aparición de Lucifer queda a cargo del lector. Y es cierto. La inyección te la dan acostado. Y dije “ …te la dan” porque cada vez que matan a alguien nos están matando a todos.
7 years ago
Yo estoy acá, pero estuve en cama unos días, casi sin poder pisar por la rodilla que me tiene a mal traer (para usar un lugar común)
Y qué hacemos? votamos entre los tres? (Néstor, Craig y yo? porque Harakiri dijo que no iba a entrar en un mes)
7 years ago
Lidyfeliz
Yo estoy acá, pero estuve en cama unos días, casi sin poder pisar por la rodilla que me tiene a mal traer (para usar un lugar común)
Y qué hacemos? votamos entre los tres? (Néstor, Craig y yo? porque Harakiri dijo que no iba a entrar en un mes)
craigbale
Uhh Lidy, porfa cuidate que te necesitamos y te queremos.
Antes que nada, busquen en face el grupo . Lo hice para que podamos estar más en contacto.
A vos Craig te encontré y te mande por mensaje privado en face pero no sé si te llegó.
A vos Lidy, no te encontré.
7 years ago
Fuera de término. Quizás fuera de lugar. Pero ya estaba escrito y no me aguante.
Como siempre…perdón, mil veces perdón. HABIA UNA VEZ
Había una vez liga de personas (de que otra cosa podría ser una liga, si ya se…de elástico) aglutinadas por un fin común, la literatura, o algo así.
Sus reuniones se efectuaban en el éter y en su mayoría no se conocían personalmente.
Algunas de ellas enviaban al éter mismo fotografías de ellas mismas, con la convicción de que se plasmarían en la retina de sus incondicionales.
A decir verdad no se sabe si aquellas imágenes eran fidedignas.
La mayoría de ellas enviaban imágenes que creían los representaban y todos tenían nombre de fantasía. No se sabe si todo esto era cierto, pero ello no importaba.
Lo importante y verdadero eran las fantasías que a modo de escrito aquellas personas plasmaban en las mentes de aquellos que los leían y comentaban.
Competían amablemente entre ellos, sin envidias, celos, ni ningún otro sentimiento deleznable entre personas de bien y amables.
Eran capaces de criticar la más grande cochambre con el tacto más sutil que el de un pétalo de rosa.
Había en aquella congregación todo tipo de gente.
Una señora (o señorita, no se sabe) litoraleña ella, que con bellas palabras dejaba entrever en sus escritos una lánguida tristeza y soledad contra la cual, evidentemente, luchaba.
Un señor, de nombre irrecordable, tan prolífico en sus cuentos, que abrumaba a aquellos que debían exprimirse la sesera para igualarlo. Además era viajado y sabía idiomas extranjeros, lo cual obligaba a sus congénieles, más de una vez, recurrir a algún diccionario. Esto no le ocurría a otro señor de la congregación, que tenía el apodo de un asiduo suicida, ya que su don de gente instruida en el tema, no le causaba problemas interpretar la más absurdas galimatías, incluso las mías. Este señor tenía, mejor dicho tiene (me consta) una esposa con nombre de casi loca, que también era parte de la congregación. Ella era muy despistada pero se hacia entender perfectamente.
Había una española escurridiza , un señor con un nombre parecido al de la mezcla para levantar paredes que en este momento no recuerdo y muchos más.
Aquello era maravilloso. Era como tener una oreja en el espacio que escuchaba mis delirios y aunque no se crea….ME CONTESTABA!!. No como aquel en el cual una vez creí y no me contesto jamás.
Mas un día aquella liga se atomizo en el éter y casi ya desapareció.
Vanos fueron los esfuerzos de Anittaa Tettitaas , verdadero arcángel de aquel grupo, para que aquello no sucediera.
Aún la liga no ha fallecido, pero de ser así, debe condenarse a todos los culpables a la silla eléctrica. Incluso a mí.
7 years ago
Hoy es sábado a la noche, acá en Buenos Aires. He tenido una semana muy agitada Anita. Me parece bien que entre el de Pepo. Mañana domingo espero comentar y votar.
6 years, 12 months ago
Hola, chicos. Recién me reintegro. A medias, porque por esas razones incmprensibles de la computación, sólo puedo entrar en Psico con la Notebook de Susana y con Firefox (El Chrome se niega a andar bien en esta Notebook). Con la mía, no puedo entrar en Psico casi de ninguna manera: ni Chrome, ni IE8, ni Firefox, ni Opera… Sólo a veces con un programa extraño que me recomendaron (Tor). Formateé la PC y todo igual. Cuando llegue a casa el 27/12, intentaré con otras PC que tengo arrumbadas (un poco viejas). Mientras tanto, sigo usando la Notebook de Susana.
Bueno, volviendo al tema de este thread, le contesto a Pepocarozo por este medio, aunque lo tengo al lado, porque estamos parando en su casa, ja ja.
WASP es una sigla que significa White - Anglo-Saxon - Protestant
()
y, obvio, se refiere a la pureza de raza de los que tienen o tenían la manija en EEUU.
Edwin W. fallece en el momento a causa ¿de?, bueno, digamos la impresión. Debe de ser jodido ver cómo un hombre muere en la silla eléctrica, supongo.
Si bien Edwin W. es invento mío, no lo es Pedro Medina:
Fue una de las últimas (quizá la última) personas ejecutadas por este “castigo cruel e inhumano”, y las cosa sucedieron tal como las cuento.
6 years, 11 months ago
craigbale
Y la próxima ronda? Quiero jugar!
¿Quién ganó? ¡Ahora los cuento!———- Mensaje agregado a las 23:34 ———- Mensaje anterior a las 23:28 ———-El ganador es Harakiri con “Una Ejecución”.
El sueño eterno: 2 puntos + 1
Con la conciencia tranquila: 1 punto
UNA EJECUCIÓN - HARAKIRI; 3 puntos + 3
CRIMEN Y CASTIGO - CRAIG: 2 puntos
A ver si lo contactamossssssssss jajaja
6 years, 11 months ago
Ahora les adelanto que la foto que envió es “personal” jajajaja y de un habitante de nuestro Jardín.
Algo que tiene de hermoso del vivir tan cerca de lo natural
6 years, 11 months ago
 

Buscar mensajes