RONDA 2 - AÑO 2014, Ensalada de situaciones

Ensalada de situacionesRonda 2, Año 2014ObjetivoEscribir un texto basándose en el género propuesto, trabajar conjuntamente los textos publicados y elegir un texto ganador de la ronda.Reglas• Se pueden publicar hasta tres textos por usuario.
• El texto puede ser cuento, prosa poética, poesía, etc.
• El texto debe tener una longitud máxima de 1000 palabras, sin contar el título.
• Cada texto debe tener un título.
• Antes de publicar, se recomienda revisar gramática y ortografía. Para verificar que el formato sea el correcto conviene Previsualizar antes de publicar.
• Durante las dos primeras semanas del juego se publican textos. Durante la tercera semana se pueden editar los textos la cantidad de veces necesarias, además de seguir publicando. La cuarta semana del juego es para votar.
• Durante las semanas de publicación y edición de texto se recomienda leer y comentar los textos publicados para colaborar en la corrección de los mismos.
• La edición de textos se debe realizar en el mensaje en que fue publicado y se recomienda escribir un nuevo mensaje avisando que se modificó el original.
• La votación la pueden realizar los usuarios que hayan comentado, al menos, los cuentos elegidos.
• Al votar se eligen tres textos, al primero se le otorga tres puntos, al segundo dos puntos y al tercero, un punto.
• Si al finalizar la ronda de votación se produjera un empate, durante la siguiente semana se desemparatá. En ese caso se podrá elegir sólo entre los textos finalistas.
• El autor del cuento ganador propondrá el género literario a usar en la ronda siguiente (la deberá enviar por mensaje privado al coordinador del juego).Cronograma
· Etapa de publicación de textos: Desde el Lunes 3 de Febrero y durante dos semanas
· Etapa de edición y publicación de textos: Desde el Lunes 17 de Febrero y durante una semana
· Etapa de votación: Desde el Lunes 24 de Febrero y hasta el Lunes 3 de Marzo.El género propuesto Lidyfeliz, ganadora de la primer ronda de 2014 es: “Suspenso”
6 years, 10 months ago
En 10 horas hay 37 visitas y cero comentarios. No se si no van a participar o están creando suspenso. Yo por mi parte me estoy poniendo a escribir.
6 years, 10 months ago
Creo que todos están haciendo honor al género y planteando un suspenso único.
¡Bravo Claudyo, esperamos leerte!
6 years, 10 months ago
El suspenso… y si es algo difícil de abordar y tener al menos un “razonable” discurso
Veremos que es lo que sale. (si es que sale algo jajajaja)
La intención está, Así que queden en la intriga de si llegará o no mi cuento de suspenso!!
6 years, 10 months ago
INDEMNIZACION
Cuatro delincuentes, con aspecto de personas honestas pero con una mirada que no deja dudas de su condición, están pasando por enfrente de mi casa en un auto moderno, veloz y discreto, como suelen usar; van a la velocidad justa para no llamar la atención y poder merodear discretamente.
Es la tercera vez que pasan hoy y la quinta en la semana. Ya avisé a los pocos vecinos que conozco y a la policía, que hasta ahora ha brillado por su ausencia, para variar.
Pero no van a robar a cualquiera. La semana pasada cobré una indemnización y toda la empresa lo sabe, incluidos varios personajes para nada fiables; pero estoy seguro que es mi sobrino, el mayor, el que me los está mandando.
Muchas veces me peleé con él para que deje de drogarse y hacer sufrir al padre y al resto de la familia. Desde que mi hermana murió tanto mi cuñado como su hija y los otros tres varones han tenido una vida muy difícil, pero este muchacho ha sido el único en entrar en ese mundo tan violento.
Él sabe que mi vivienda tiene todas las medidas de seguridad posible, que tengo un revólver y una pistola con los que practico tiro, que voy a comprar un taxi para trabajar, que tengo que pagarlo al contado y que necesito hacerlo en forma muy urgente. Por suerte no tiene el dato de la fecha y hora de la operación, ni de quien es el vendedor.
Ya no puedo postergar el pago, tengo que salir. No tengo autorización para portar las armas y no quiero poner en riesgo a otros, entonces debo arreglármelas solo, como pueda.
Luego del tiempo necesario para que los acechadores estén lejos, salgo hasta el portón de rejas. A la izquierda, el auto ya no se ve; a la derecha, hay una moto viniendo a media cuadra, con una pareja joven con cascos colocados, así que retrocedo hasta la puerta principal y espero un poco.
Cuando ya no se escucha la moto, me arrimo otra vez al portón; ahora veo que por la vereda de enfrente viene caminando un hombre con ropa de trabajo. Vuelvo a la casa.
Pasa el supuesto obrero y ahora si, sin nada a la vista, puedo arriesgarme. Voy hasta la esquina y doy vuelta en sentido contrario a la avenida, por donde sería natural ir. De este lado a pocas cuadras pasa un colectivo, transporte más seguro que el remis del barrio.
Apenas hago cien metros, una moto dobla a toda velocidad; trato de usar un árbol para ocultarme, pero no me dan tiempo; un adolescente con cabellos largos se baja con un arma en la mano y me grita que le de la plata.
Saco del bolsillo, con la mano izquierda, tres grandes fajos de billetes y se los doy, mirándolo a los ojos y dejando el brazo derecho a la vista, pero algo atrás; como mi actitud hace que no pueda dejar de mirarme, agarra el dinero sin chequearlo, se lo mete en el bolsillo y se va, manteniendo el contacto visual hasta que arrancan.
Me quedo quieto hasta perderlos de vista y comienzo a correr en la dirección opuesta, hacia la parada, pero doblando en las esquinas, zigzagueando. En cuanto se den cuenta que les di el toco mocho, van a volver.
Mientras corro pienso que, por ahora, valió la pena correr el riesgo y preparar los billetes de cien Pesos con papel de diario en el medio.
Luego de cruzar tres calles, a lo lejos, veo el auto con los otros cuatro. Me detengo mientras doy vuelta mi campera reversible y saco la capucha, intentando esconderme detrás de un furgón.
Cuando miro nuevamente no están; no se que dirección tomar, así que, sin mucho tiempo para meditar, sigo el recorrido previsto, aunque yendo despacio y sin girar la cabeza a los costados como me gustaría, para no llamar la atención.
Al llegar a la siguiente esquina, el coche está viniendo de frente; doblo para darle la espalda y camino lo más lenta y naturalmente posible. Escucho que pasan rápido y me ignoran. Es algo de alivio, que recién se convierte en tranquilidad luego de una interminable media hora, cuando, sin problemas, llego al centro comercial de la ciudad, perdiéndome en la multitud hasta llegar al bar donde me encontré con el vendedor. Estábamos hablando cuando entraron dos personas muy bien vestidas que se sentaron en la mesa con nosotros, nos apuntaron por debajo de la mesa y nos dijeron que hagamos como si no pasara nada.
Después que les di la plata y contaron los billetes, me dijeron que cuando me volviera a encontrar con su gente no iba a ser tan afortunado, que me iban a castigar.
En la calle mandan ellos, así que ahora nuevamente estoy mirando hacia ambos lados al salir.
6 years, 10 months ago
Claudio!!, Lamentablemente que cruel realidad. No se si sabrás, tanto Harakiri como yo somos Argentinos, vivíamos en Banfield, un buen barrio de zona sur.
ricardo era profesor en la Kennedy de Lanús de noche. Yo no vivía hasta que cada día llegaba a casa.
Finalmente ante tanta paranoia mi marido un buen día me dijo NOS VAMOS. Ahí dejé mis amores, tres hijas cinco nietos, pero al menos este último tramo de la vida lo vivo “relativamente tranquila” en este pueblo balneario de Uruguay. Se dice que por ahora las cosas aquí están bastante tranquilas porque no llegó el PAKO. No sabemos cuanto durará esta tranquilidad. Mientras tanto la disfrutamos, volvemos a casa tarde de la casa de amigos, caminando, porque son vecinos. También volvemos bastante tarde tres veces por semana del Club dónde hacemos Aquagym y “hacemos que jugamos” voley acuático.
Principalmente, cuidadosos, pero “sin ese terror” que me angustiaba allá.
No digo que no haya delincuencia!, Tan sólo no es tan violenta, al menos por ahora.
Perdí mucho al irme. No obstante gané tanto en tranquilidad de espíritu que el balance puede decirse que es positivo.
Tu cuento me hizo recordar todo el operativo que hacíamos tanto para salir como para volver a nuestro hogar cuando vivíamos ahí. Y la angustia que eso (al menos a mi) me creaba diariamente.
Muy bien descripta la situación del “escape” de todos los que nos parecen “raros”
Para mi fue un muy buen comienzo de ronda
6 years, 10 months ago
Que casualidad, justo estos días estoy en Banfield, donde viví entre 1983 y 2001 y el año pasado, y seguramente nos habremos visto en Tribunales.
Si querés, después por mensaje charlamos un rato. Veo que el cuento, más que gustarte, lo padeciste, pero igual gracias por elogiarlo.
6 years, 10 months ago

Con esto rompo mi silencio:EL CRIMEN DE LA PANADERA
Enero de 1985, Inglaterra. En el pueblo de Durham, en el piso tercero B de un edificio de departamentos, se halló muerta de la señora Evans, la dueña de una importante casa de pastas de la localidad. Se la halló boca abajo, con la nuca machucada, bajo un círculo de sangre. Al lado de su cuerpo, yacía un palo de amasar ensangrentado.
La policía hizo sus investigaciones, pero no lograba salir del atolladero. Entonces, la hermana de la víctima convocó al detective Bacon, famoso ya por haber resuelto crímenes imposibles con sus métodos poco convencionales. “Confíe en mí, señora”, le dijo Bacon a la hermana de la víctima. “Con lo que me gustaban los ravioles de pollo que hacía su hermana… Los miércoles y los viernes mi cita obligada los mediodías era con la pastería Evans. Mire, a esto lo tomo como un asunto personal. No dude que encontraré al responsable… Ya mismo comenzaré mis entrevistas en el edificio. Mi olfato me dice que el asesino no está lejos”.
La primera cita fue con un renombrado psicoanalista, que era vecino de piso de la señora Evans. “Sí, sí, una verdadera lástima”, le dijo a Bacon detrás del humo de su pipa. “Con lo que me gustaban sus fideos.” Bacon frunció el ceño. “Qué extraño… todo el mundo sabe que el fuerte de la pastería Evans eran sus pastas rellenas.” El analista sonrió. “Puede ser verdad, detective, pero me decepciona. Lo creía mejor que un argumento ad populum. De modo que si todos se tiran al río, ¿usted se va a tirar? A mí, que soy un individuo único, me gustaban sus fideos, ¿qué cosa rara hay en eso? Ya que estamos, hablemos de su madre… ¿Ella era, digamos, de involucrarlo a usted en las discusiones que tenía con su marido… o sea su padre?” “Me temía que llegaríamos a este escenario de patetismo”, pensó el detective Bacon. “Por eso, nunca fui al psicoanalista… Este tipo es un verdadero mercenario. Es tan popular que tiene sponsors de pañuelos descartables, de pastillas contra la ansiedad…. ¡oh! Incluso las etiquetas con el nombre de la mueblería que hizo este diván y su sillón están bien visibles… ¡Lo que le pagarán! No, este tipo está demasiado lleno consigo mismo como para pensar en matar a alguien… Es un pesado, naturalmente. Pero no es el asesino.”
La entrevista siguiente la tuvo con el portero. “Es una pena lo que le pasó a la señora… da tanta impotencia que almas puras y talentosas nos abandonen de esta manera… ¡con lo que me gustaban sus pastas!” “Ajá”, susurró el detective. “¿Puede decirme, ya que tan aficionado era a sus pastas, de que gustos eran sus ravioles?” “Fácil: cuatro quesos, jamón y queso, pollo y verdura… Y, hacía poco, había agregado de salmón.” “Con esto terminamos”, dijo Bacon. “Usted no es el asesino. Alguien a quien le gusten así los ravioles no puede ser mala persona.”
En el departamento cinco B vivía un escritor. “Por ahora estoy escribiendo pequeños cuentos pornográficos para revistas de hombres… claro, no me enorgullece, pero me sirve para ganarme el pan. Por supuesto, tengo almacenado un manuscrito que espero cause una enorme sensación en el mundo editorial, y marque un hito en la literatura… aunque claro, como hoy está el mundo… Ya nadie lee ni se interesa por nada… nos invade el abismo, el silencio… todo es una porquería maltrecha, mustia y enferma. Con lo mucho que tengo que decir sobre el sufrimiento humano, la soledad, la amargura y la desdicha… ¿Quiere un whiskisito? Sí, ya sé lo que piensa. Que soy un vago, que me la paso encerrado todo el día mirándome crecer las uñas, en lugar de agarrar el pico y la pala. Tampoco escribo todo el día, apenas media hora con suerte. El resto del tiempo, me la paso amargado pensando en la desdicha humana, y en los flagelos del mundo… alguien tiene que hacerlo… es el precio de ver más… ver más y mejor.” Bacon dio por terminada la entrevista. “Otro tipo demasiado lleno de sí mismo”, se dijo. “Encima, deprimente.”
Y así entrevistó a cada uno de los habitantes del edificio. Todas eran palabras de elogio para la panadera, pero nadie tenía ninguna pista. Fue entonces cuando el detective volvió al lugar de los hechos. En la puerta del tercero B, Bacon se cruzó con una señora que debía tener unos cincuenta; estaba vestida con un delantal de mucama. Bacon averiguó que la señora era la misma mucama de la fallecida. Ella le dijo, luego de algún titubeo, que había ido a buscar “algunas cosas que se había dejado”. Bacon sospechó enseguida, y se le ocurrió un plan.
Acompañó a la mujer a su casa, un lugar humilde en las afueras del pueblo. Lo único grande en esa casa era la cocina. Era absolutamente inmensa. “Vaya, que le pone esmero a la cocina”, dijo Bacon. “Moriría porque me preparara unos… ¿qué puede ser? Digamos, ravioles de pollo, ¿qué le parece?” La mujer se puso manos a la obra inmediatamente; se veía que se sentía halagada de contar nada menos que con la presencia del detective, y que éste estuviera dispuesto a probar su cocina.
“Están riquísimos”, dijo Bacon cuando los hubo probado. “Incluso la salsa rosa… me recuerda tanto, tanto… ¿a qué? ¡ah, sí, claro! Es la misma receta de la pastería Evans… Aunque claro, no deja de ser una copia, y las imitaciones imitaciones son. Usted ha matado a la señora Evans, luego de robarle las recetas de su maravillosa cocina. Mientras estaba cocinando tan entusiasmada, me hice tiempo para revisar su cartera. Encontré las recetas de los ñoquis, firmadas por la misma señora Evans. Todo encaja. Me animo a decir que le tuvo tanta envidia culinaria que la mató, en un rapto de ira, con su mismo palo de amasar. Ya mismo llamo a la policía.”
Y así el detective Bacon se adelantó a la policía una vez más, esta vez gracias a la sensibilidad de su paladar, y resolvió un nuevo caso.
6 years, 10 months ago
Muy bien, Craig, me encantó tu galería de personajes, especialmente el psicoanalista. Felicitaciones, es un relato muy bueno. Error de tipeo: en el segundo renglón es “a” y no “de” la señora Evans
6 years, 10 months ago
Despistada41
Claudio!!, Lamentablemente que cruel realidad. No se si sabrás, tanto Harakiri como yo somos Argentinos, vivíamos en Banfield, un buen barrio de zona sur.
ricardo era profesor en la Kennedy de Lanús de noche. Yo no vivía hasta que cada día llegaba a casa.
Finalmente ante tanta paranoia mi marido un buen día me dijo NOS VAMOS. Ahí dejé mis amores, tres hijas cinco nietos, pero al menos este último tramo de la vida lo vivo “relativamente tranquila” en este pueblo balneario de Uruguay. Se dice que por ahora las cosas aquí están bastante tranquilas porque no llegó el PAKO. No sabemos cuanto durará esta tranquilidad. Mientras tanto la disfrutamos, volvemos a casa tarde de la casa de amigos, caminando, porque son vecinos. También volvemos bastante tarde tres veces por semana del Club dónde hacemos Aquagym y “hacemos que jugamos” voley acuático.
Principalmente, cuidadosos, pero “sin ese terror” que me angustiaba allá.
No digo que no haya delincuencia!, Tan sólo no es tan violenta, al menos por ahora.
Perdí mucho al irme. No obstante gané tanto en tranquilidad de espíritu que el balance puede decirse que es positivo.
Tu cuento me hizo recordar todo el operativo que hacíamos tanto para salir como para volver a nuestro hogar cuando vivíamos ahí. Y la angustia que eso (al menos a mi) me creaba diariamente.
Muy bien descripta la situación del “escape” de todos los que nos parecen “raros”
Para mi fue un muy buen comienzo de ronda
Qué bárbaro lo que contás, Despistada. Aquí, en Comodoro Rivadavia, la inseguridad es más grande con cada día que pasa. A mi hermana hace unos meses, le apuntaron a la cabeza directamente con un arma y le pidieron todo lo que tuviera. La verdad, decí que ella es entera y se sobrepuso. Y todo a una cuadra de la casa donde vivimos. Un horror. Es lo que nos toca.———- Mensaje agregado a las 21:22 ———- Mensaje anterior a las 21:55 ———-Muchas gracias Claudyo por los comentarios. En un rato leeré tu aporte.
¿Y? Con lo que los extrañaba, llego yo y se me van todos. ¿Dónde están?
6 years, 10 months ago
No es que nos hayamos ido.
Por mi parte tengo algunas complicaciones de “trabajo”, y además el género policial voy a tener que trabajarlo un poco.
Por su lado Harakiri, está también con su programa musical a full. Pero tengo confianza que “algo” va a mandar.
Tenema paciencia que ya llegaré. Al menos el jueves se van a llevar todo lo que tenga que hacer y aunque tenga que seguir haciendo cosas por iinternet, no serán tantas como las que tengo que preparar para ese día.
Hasta prontito y ya llegaremos.
(Un otro si digo, Voy a escribirle un mail particular a Atara, tanto para pedirle que se de una vuelta, como para informarme si algún problema la a alejado tanto del foro)
6 years, 9 months ago
Yo estoy de vacaciones en el campo. Me llevé la notebook para tratar de escribir algo, pero en el hostel la banda no es muy ancha, así que de vez en cuando, como hoy, bajo a la ciudad y me conecto. Veo que esto está más despoblado que los campos por los que ando. Espero que pronto publiquen algo, así la próxima vez que me conecto puedo leer algo mejor que los libros que me traje (unos tales Sábato y Macedonio Fernández). Saludos a todos
6 years, 9 months ago
INDEMNIZACIÓN-CLAUDYO; Y qué puedo decirte? Me mantuviste en suspenso y no podía dejar de leer lo que pasaba, como si fuera una novela. Muy bueno, Claudyo. Perfecto el suspenso!
———- Mensaje agregado a las 17:11 ———- Mensaje anterior a las 13:18 ———-
EL CRIMEN DE LA PANADERA - CRAIG: jajaja!!!! Qué imaginación, amigo! Me encantó la forma en que el detective fue descartando a los sospechosos. Mucho suspenso, aunque hubiera dado mejor para un policial hecho y derecho. Y con mucho humor, por cierto! Te felicito.
“ se halló muerta de la señora Evans”: a la señora?
———- Mensaje agregado a las 17:40 ———- Mensaje anterior a las 17:11 ———-
MAL ACOSTUMBRADO
Ocurrió siempre. Esto que me pasa debe ser de nacimiento, no sé. Aunque, claro, no se manifestase hasta que ya estaba bien mayorcito, con diecinueve exactamente.
No me andaré con rodeos. Asesino a toda mujer con la que me acuesto.
No es algo de lo que me sienta orgulloso, por supuesto. Más bien lo contrario, me avergüenzo profundamente. Es una tortura para mí, un suplicio, una maldición… qué sé yo.
Cada vez que ocurre pienso que va a ser la última, deseo con todas mis fuerzas que no vuelva a pasar. Pero la escena siempre acaba igual. Casi como un calco. Son muchas las mujeres con las que comparto sábanas. Y en todos y cada uno de los casos, mis manos terminan rodeando su cuello, apretando con saña hasta la asfixia tras habernos fundido en el orgasmo.
Después de cada asesinato, me siento una mierda. Un hijo de puta. Eso es lo que soy. Pero no puedo evitarlo. Una y otra vez.
Algunas son simples levantes de una noche, otras son mujeres a las que he amado durante semanas, tal vez meses. ¿Saben lo duro que es verlas agonizar entre mis manos? Siempre creo que esta vez no va a ser así, que la maldición ha terminado. Pero todo se repite. Es tan débil el equilibrio, la frontera entre la vida y la muerte.
Llevo casi un año saliendo con Sara. Nos conocimos en una charla en la universidad. ¡Es tan hermosa!. Estoy enamorado. Ella quiere ir despacio, y nuestros encuentros hasta ahora se han limitado a besarnos y algún que otro toqueteo en el parque Botánico. Pero este fin de semana sus padres están fuera y me ha invitado a dormir. Ella ya me ha insinuado que esta va a ser la noche. Y yo ardo en deseos de tenerla entre mis brazos.
Esta vez será distinto.
6 years, 9 months ago
Gracias Lidy por tu comentario positivo. Y bien por tu psicópata; casi me da lástima el pobre. Hay un par de errores de tipeo: me parece que falta una coma en “una maldición qué sé yo” (¿se no va sin acento?) y te sobró la s en “levante de una noches”. Muy buen texto, me gustó mucho.
6 years, 9 months ago
Gracias Claudyo, ya editaré lo de “noche”. Sé va con acento porque no es el reflexivo sino del verbo saber. Un abrazo.———- Mensaje agregado a las 12:49 ———- Mensaje anterior a las 13:52 ———-Arma poderosa
Aunque estaban en guerra, la gente moría de modo extraño en el pueblo de Habash, en Afganistán. No se oía la tétrica explosión de las bombas, ni el estruendo de los fusiles, ni el aterrador tartamudeo de las ametralladoras, ni el silbar pavoroso de los misiles con ojivas nucleares, ni el pisoteo provocador de militares. Nada. No se oía nada. Y los niños y las niñas morían en Habash, y los adultos morían y los ancianos morían.
¿Qué arma horrible era esa que mataba en silencio? Un joven pakhtún fue el que descubrió el misterio: era el hambre.
6 years, 9 months ago
Lidy: ojalá ese arma solamente se usara en Afganistán en época de guerra. Pero bien por tu observación. Y perdoná lo del sé: la nueva gramática con su recomendación de no usar acento en los monosílabos, me confunde. Igual el tema era si no iba una coma en el medio de la frase, veo que pusiste tres puntos, ahora si suena mejor.
6 years, 9 months ago
Comentarios:Claudyo: Indemnización.
¡Muy bueno!… ¡No! ¡Qué digo! ¡Muy malo! Ya te contó Despistada. Todo parecido con la realidad es intencional.
Pregunta: ¿Sos abogado, igual que Despis?Craigbale: El crimen de la panadera.
Excelente, más para género policial clásico (es decir, no negro) que para suspenso. Podrías crear una serie de novelas con el detective Bacon, como Henning Mankell con Kurt Wallander. Aunque este Bacon parece menos depresivo y más jodón que Wallander.Lidyfeliz: Mal acostumbrado.
Tenemos convergencia de ideas, parece, y a estas ideas Despis no las traga. Sostiene que cuando escribo cosas así soy un HDP… ¿Qué más te puedo decir? Casi me obligás a hacer una reprise de un cuento que ya publiqué en el foro, con otro título.Lidyfeliz: Arma poderosa.
Horrenda realidad. La silla eléctrica de un tema reciente es una pavada al lado de esto.———- Mensaje agregado a las 02:08 ———- Mensaje anterior a las 01:40 ———-Aquí va ese cuento ya publicado con otro título. Si por eso soy pasible de sanciones, por favor avisá, Anittaa…Orgía
En el carrito del supermercado llevaba papas fritas, maníes, queso, salamín… y una cantidad considerable de bebidas alcohólicas. Me dirigí a la cajera elegida de antemano: bonita, buen cuerpo, y una pinta de degeneradita que mataba. Al llegarme el turno, puse los víveres sobre la cinta, y con mi mejor sonrisa le dije:
—Vamos a chupar tupido esta noche, ¿no te parece?
Lanzó minúscula carcajada; le brillaban los ojos.
—Tenemos montones de gente a cenar. Seremos unos quince. Y después, una linda orgía. ¡Estás invitada!
—¿De verdad me invita? Bah, seguro que es broma.
—No, en serio —respondí mientras le pasaba un papelito doblado, como si fuera dinero—. Si vas, sé puntual. Te paso a buscar por ahí, porque no podrías encontrar dónde queda.
Esbozó un gesto de asentimiento; comprendí que era mía. Los demás clientes parecieron no haber oído. Pagué y fui hacia el auto.
A la hora convenida, en mitad de la noche, estacioné cerca del lugar pactado. Adriana estaba allí, fingiendo aguardar un taxi. Me acerqué y la saludé; no dudó en subir al auto. Llegamos a mi casa, situada bastante lejos de las demás. Adherido a la puerta había un mensaje:
“Luis, no me esperes. Papá tuvo un infarto y está grave. No te pude ubicar porque olvidaste el celular acá. Avisé a todos para suspender la reunión. Llamame”.
Entramos. Mi celular estaba sobre la mesa.
—Perdón —le dije a la chica; tomé el aparato y marqué un número.
—Ocupado. Seguro que está hablando con el hermano.
Al fin alguien contestó y tuve una larga conversación (eso creyó Adriana) punteada por monosílabos.
—Bueno, es inútil. No va a venir nadie. Mi señora está en el Hospital; no quieren más visitas. ¿Qué podemos hacer?
Abrí una botella de whisky y serví dos vasos.
—Me está haciendo falta —dije.
Adriana no se quedó atrás. Mientras acompañábamos la bebida con algunas papas fritas, la conversación derivó a temas íntimos. Algunas lágrimas rodaron desde mis ojos; me recosté sobre su hombro. Poco tardamos en besarnos. Como era lógico, terminamos en la cama.
Tras las primeras efusiones empecé a probar variantes. No me había equivocado: era tan pervertida como yo. Al final, le sugerí lo de la asfixia hasta el límite, que lleva el placer a un clímax. Borracha, accedió. Le ajusté un pañuelo al cuello y comencé a apretar con una lentitud exagerada. Iba bien al principio, pero luego señaló que no soportaba más.
—¿Gozaste? ¿Mucho?
—Sí, pero me dio miedo.
—Hay que aguantar un poco más. ¿Te animás? —ella ya confiaba en que, a una seña, yo aflojaría.
—Bueno…
Empecé a estrangularla, pero cuando desesperadamente pidió que soltara, no lo hice, y seguí hasta que se puso morada. No sé el de ella, pero mi placer fue supremo al sentirla morir en mis manos.
Cuando recobré el aliento continué lo que tenía planeado. Metí sus pies en una caja de cartón; preparé la mezcla de cemento rápido y arena, y al rato sus pies desnudos quedaron empotrados en un bloque de hormigón. Sus pertenencias, excepto el dinero, terminaron incluidas en otro bloque. Levanté la tapa del pozo ciego y allí fueron a parar ella y todo lo demás.
Fui con el auto hasta un montecito y cambié por las verdaderas las patentes truchas que había estado usando. Enchufé mi cortadora de pelo en el receptáculo del encendedor y me pelé lo mejor que pude, incluso la barba.
A la casa alquilada con documentos falsos, correspondientes a una persona viva, no volvería jamás.
6 years, 9 months ago
Hara, si soy boga y en ese carácter te aconsejo: 1) la próxima vez no te molestes con lo de la patente: nadie se fija en esas cosas y la policía te puede parar sólo por eso; 2) si vas a tirar el cadáver en un pozo ciego, el cemento no hace falta; 3) los documentos tiralos en otro lado, para dificultar la identificación; 4) no uses la misma garantía trucha para alquilar otra casa; 5) no uses documentos falsos, mejor documentos viejos reales, no robados, de los que se le puede cambiar la foto; 6) chequeá siempre que no haya cámaras en el super o cerca de la casa; 7) esperá 48 horas cerca de la casa, para ver si viene la policía, parientes o amigos de la víctima, sin dejar elementos que puedan establecer tu identidad dentro; después podés volver de a poco y seguir en el lugar un buen tiempo, así no te relacionan; smile para afeitarte, hacelo de a poco; 9) si caés, alegá que estabas muy borracho, que no tuviste la intención de matarla, que fue un accidente sexual, y que una voz te obligó a ocultar el cadáver. Como esta es la primera consulta, es gratis. Espero te haya servido. Ah, el cuento, excelente.
6 years, 9 months ago
¿Te creíste en serio que era cuento?———- Mensaje agregado a las 17:59 ———- Mensaje anterior a las 13:02 ———-Craig, como no estuviste entrando al foro en su momento, y como creo que además de tu profesión te gusta la música y hasta escribiste algo que publicaste aquí, me gustaría conocer tu opinión sobre el vídeo que envié a este tema:
y que, para mayor facilidad, podés encontrar aquí:
Me interesa mucho más tu opinión sobre la música (que es lo original mío) y no sobre las imágenes, que cualquiera puede crear ayudándose con el programa UltraFractal5AE.
6 years, 9 months ago
Ricardo, genial tu tema. No sabía que te gustaba la música minimalista, muy estilo “soundtrack” de algún filme. Es el estilo de música que trato de hacer en mi canal de Youtube. ¿Estás hace mucho en esto? Porque si no, realmente tenés facilidad, porque está bárbara. ¿Usas librerías de sonidos? Spectrasonics tiene cantidades de librerías demenciales (recomiendo sobre todo “Altered States&rdquosmile. Me fascinó ese sonido de una especie de balón de baloncesto rebotando y rebotando. Al principio, quizás hubo demasiados sonidos, demasiadas cosas a las cuales prestarle atención. El tráfico sonoro estaba algo saturado (aunque ya sé, es algo muy subjetivo). Cuidado con algunos feedbacks, los agudos (high ends) están algo altos y si alguien escucha esto con auriculares y a buen volumen le pueden chillar los oídos jajaja. Podés jugar mucho más con los paneos, que para la música ambiental es muy útil para dar sensación de “espacio”. La misma sensación de espacio se logra con los reverbs. Son algunas sugerencias, nada más. Pero, totalmente genial, vuelvo a recalcarlo. ¡Adelante y deleitanos con más cuentos con banda sonora!
6 years, 9 months ago
Es lo que puedo y trato de hacer (y con suerte vender): música para películas. Spoiler En cuanto a todos los consejos que me das, casi lo único que puedo implementar es la ecualización: reducir los agudos, por ejemplo.
En realidad, no soy yo quien compone la música, sino un programa Compositor Algorítmico (programado por mí en lenguaje C). Este programa genera una “partitura” alfanumérica, que luego es ejecutada por un segundo programa Sintetizador por Software, también escrito por mí. Viene un tercer programa Normalizador, que entre otras cosas normaliza a 0 dB (o cualquier otro valor menor) y graba un archivo WAV. Finalmente, viene el proceso sobre el que tengo más control: el editor de sonido, en este caso Sound Forge (éste no lo escribí yo, ja ja) con el cual principalmente le agrego efectos de Chorus y Reverberación. Una de las mejoras que pretendo hacerle es agregar estos efectos a mis programas, para no depender del editor, aunque probablemente siga usándolo, por ejemplo, para mezclar dos o más bandas.
No empleo librerías de ningún tipo, pero mi programa está preparado para usar tablas de ondas de instrumentos reales o electrónicos, pero no las uso (por ahora) porque mi Sintetizador es extremadamente complejo y puede generar sonidos extrañísimos, y también muchos que remedan los de instrumentos reales.
La partitura es generada por un azar dirigido. Todo el arte está en la programación.
Puedo obtener una obra de 5 minutos de duración en menos de 10 minutos, incluyendo la generación de la partitura, la síntesis de sonido, la normalización, y el postproceso con el editor de sonido. Lo que más tarda es la síntesis, porque sintetizo muestra por muestra, aprovechando el poder de cómputo de una PC moderna.
Y después está el otro arte: seleccionar los resultados. Cuando comencé con esto, alrededor del año 2000 (aunque ya había ganado experiencia antes con una Commodore 64), la mayoría de los resultados era desechable. Hoy día, la mayoría resulta buena.
En el año 2003 presenté una versión anterior de los programas en Sonoimágenes 2003. Dejé esto de lado por diversos problemas, y diez años después, o sea en el 2013, comencé una mejora importante, que aún tengo en proceso.
En resumen, no compongo yo, sino mi PC. Yo sólo la instruyo proveyendo los programas y un montón de parámetros…
Lo que escuchaste es la superposición de dos tracks, ambas generadas con los programas que explico en el Spoiler. Envié una de ellas (la que suena como voces humanas) a un sitio llamado Audio Jungle, que es gratuito. Tuvieron la deferencia de escucharla, analizarla, y rechazarla (en buenos términos, personalizados) por no ajustarse a los estándares de ellos. Pienso seguir mejorando el programa e intentar otra vez.
Espero que este pequeño desvirtúe musical no les produzca urticaria a los moderadores———- Mensaje agregado a las 23:32 ———- Mensaje anterior a las 22:33 ———-Cuando accedo a mi vídeo, observo que aparecen otros vídeos, algunos de los cuales envié realmente, pero hay otros (en especial las imágenes que aparecen para seleccionar cuando termina el vídeo) que se me atribuyen y que yo no envié. La mayoría corresponde a un homónimo, ingeniero boliviano del cual ya había tenido noticias. Estoy intentando comunicarme con él para que se aclare el malentendido.
6 years, 9 months ago
Ricardo, me dejás de una pieza. Por lo visto tenés tu recorrido en programación. Me encantaría algún día ver ese programita que tenés, jamás escuché algo así. Así que todo los sonidos son tuyos? Y hasta la sìntesis? Qué bárbaro. Yo me manejo exclusivamente con Daws, VST y un controlador Midi, y toneladas de gigas de librerías de sonidos. Estoy con el Fl Studio y el Ableton, y algunos sintetizadores virtuales como el Absynth, el Sony Ana y el Massive. Nuestros métodos de composición son diferentes, parece. Igual, el resultado de lo que has hecho está muy bueno. Y tiene un valor agregado siendo vos el que diseñó todo. Sí, si podes ecualizar, tratá de sacarle en algunos segmentos algunas frecuencias en los agudos. Ignoro si tu programa puede panear… Me gustaría poder ayudarte, pero imaginate que sé tanto de programación como de comida indonesa. ¡Dale para adelante nomás, y mostramos más obras!
6 years, 9 months ago
Gracias, Craig.
Sí, tengo mi recorrido en programación. He trabajado en eso desde 1960.
Ver el programa probablemente no te ayudaría en mucho. Espero que la descripción en el spoiler sí te ayude.
Y es cierto, creo sin falsa modestia que estos programas son únicos. Hay otros Compositores Algorítmicos, entre ellos uno que hice antes que genera música MIDI, pero el concepto de éste nunca lo vi antes. Spoiler Mi programa genera dos canales estéreo, es decir, los habituales derecho e izquierdo. Genera los sonidos en forma monofónica, y luego los distribuye en porcentajes aleatorios entre los dos canales. Ese porcentaje puede quedar fijo para una nota determinada, o puede variarse dinámicamente. Trato de disminuir la variación dinámica porque a veces genera “artifacts”. Los artifacts son debidos a que tengo una opción adicional al porcentaje izquierda - derecha, que es un retraso de uno de los canales para hacer más natural el efecto estéreo. Como ese retraso es (por ahora) una función lineal del volumen de cada canal, si se varía muy rápidamente la distribución entre los canales se “aglutinan” las fases de onda.
No sé si quedó claro esto, y si es lo que llamás paneo.
Cada nota generada tiene unas cuantas características: rutinas de forma de onda (seno, triángulo, cuadrada, ruido, y unas 40 más). Cada forma de onda tiene parámetros modificables dinámicamente: Modificación de frecuencia aditiva y multiplicativa, fase, volumen, trimming, forma de onda (por ejemplo, el triángulo incluye todas las formas entre la simétrica y el escalón), aleatoriedad para formas de onda que incluyan ruido, muestra para modificación en anillo, automodificación, estéreo (pannning)y algunas más que inventé.
A su vez, cada modificador tiene los mismos parámetros, excepto el efecto estéreo, pues sólo corresponde a la nota final. Y cada modificador puede a su vez ser modificado por otro, etc. Además, hay modificadores transientes (sólo al principio de la nota) y notas transientes (por ejemplo, para incorporar el solido inicial de la flauta y el ataque del arco en el violín). Esos modificadores y notas transientes pueden a su vez ser modificados. Hay envolventes. También está el ADSR (attack, decay, sustain, release) para todas las notas y modificadores, en varias disposiciones.
Y ésta es la parte fácil, porque corresponde al sintetizador, que he necesitado mejorarlo muy pocas veces. La dificultad principal es el Composer, en el que trabajo más.
Bueno, espero haberte aclarado algo.
Supongo que extenderlo a más de dos bandas no sería difícil. Primero bastaría con seguir generando monofónicamente y distribuir el resultado final en los varios canales. Si se quieren cosas independientes, sencillamente se daría el 100% de determinada nota a un canal particular.
Monofónico no significa una única nota por vez. Tengo tracks independientes, cada una de las cuales genera su propia melodía. Y cada nota de la melodía es en realidad un acorde, con notas que pueden tener diferente duración y características, por ejemplo una nota de violín y un golpe de timbal.
Me resultó fácil incorporarle también modificaciones de tempo e imprecisión en el ataque y la frecuencia para simular el error humano.
En fin, bastante completito.
Para generar cada muestra de las 44100 por segundo de un CD pueden haberse ejecutado decenas, cientos o miles de procesos, y eso es lo que hace que el sintetizador sea el más lento de todos estos programas, El compositor tarda unos 2 segundos en crear una partitura para 5 minutos de música. El sintetizador puede tardar dos o tres minutos, y el normalizador 10 segundos. El editor es aparte y bien conocido. Todo esto en mi PC, que no es muy rápida.
Bueno, espero no haberte cansado con esta descripción por una pregunta sólo sobre el paneo.
En cuanto a más música, no hay problema, pero la enviaría por ejemplo por rapidshare, porque incluirla en un video para youtube lleva bastante trabajo y tiempo. En cambio, me siento frente a la PC, pongo un par de números y obtengo una pieza en menos de diez minutos. Probando modificaciones al programa, en el último mes seleccioné unas 200 composiciones que me gustaron y que probablemente no podría volver a obtener, si no fuera porque voy guardando versiones viejas de los programas y de los parámetros.
Un abrazo.
6 years, 9 months ago
Tuvo suerte; salía del edificio en el momento en que un taxi dejaba a dos personas en el lugar. Eran ya las diez de la noche de un otoño lluvioso. A esa hora, Buenos Aires resultaba inquietante en barrios apartados.
Indicó su destino; comprobó que el chofer era muy parco, porque preguntó “¿adónde?” y no volvió a hablar. Raro en el turno de la noche. Pero estaba más que satisfecha con el silencio. Tenía tanto para pensar que ni prestaba atención al ambiente. Llegó al diario; tenía tiempo justo para entregar el editorial para la edición matutina.
Todo el día había investigado, tomando notas y grabando conversaciones, pero no necesitaba consultarlas. Fue armando mentalmente el artículo, presumiendo que causaría conmoción. Sabía que su jefe no opondría reparos; el periódico era independiente, y pocas veces se censuraba algo.
Había encontrado a Salvatore Provensano, por casualidad, en el velorio de una amiga de la madre. Era un hombre bien plantado y muy culto que hablaba con leve acento italiano. Le fascinó su personalidad. Cuando él supo que era periodista y que trabajaba en un importante diario, le ofreció una primicia. Lo que buscaba era en realidad un seguro de vida, pues la mafia italiana se la tenía jurada. Salvatore le suministró datos precisos y contundentes sobre: tráfico de drogas; ingreso de inmigrantes ilegales; explotación de prostíbulos; y lavado de dinero.
Hacía algo más de una década, la economía había tomado un vuelo espectacular en el país. Bancos importantes manejaban miles de millones de dólares provenientes de un selecto grupo de ejecutivos y políticos dedicados a legalizar ese dinero. Nunca se había enterado de que ello tuviera semejante envergadura; quienes lo hacían no eran “arrepentidos” ni debían negociar su libertad develando los vínculos entre la mafia y el poder.
Según Salvatore, desafiar al aparato era prácticamente un suicido. Le arrancó la promesa de que publicaría esas revelaciones sólo cuando recibiera su OK, enviado desde algún lugar remoto.
Llegó a la oficina. Se puso a trabajar y en media hora tenía lista la nota, que con seguridad patearía varios hormigueros. De pronto, una bomba pareció explotar en la redacción. Muy inquietos, todos miraban el televisor. Hasta apareció el Jefe, demudado, no gritando “PAREN LAS ROTATIVAS”, pero más o menos. Ella estaba marchándose. Pero la curiosidad pudo más y se acercó a ver qué había generado tal conmoción. Era un “ÚLTIMO MOMENTO” de esos noticieros sensacionalistas; mostraba un cuerpo tirado en la acera, boca abajo. El edificio cercano era el que acababa de abandonar, y el cuerpo correspondía a Salvatore. Un escalofrío le recorrió la espalda. Los noteros hablaban de suicidio. La Federal aguardaba que los forenses dieran su veredicto.
Pero lo que sí sabía es que eso era imposible. Salvatore le había revelado que a primera hora de la mañana tomaría un avión para África. ¿Un suicidio?, no tenía sentido. Entonces recordó a los dos hombres que bajaron del taxi que ella abordó. Tenían cierto aire que provocaba desconfianza. Esa muerte la relevaba de lo prometido pero, a su vez, la sumergía en el ojo de la tormenta.
Sin dudarlo, fue a su escritorio y escribió las dos entregas faltantes con las que destapaba una red mafiosa gracias a los datos aportados por el hombre. Reveló que el supuesto suicido era en un asesinato; describió lo mejor que pudo a los hombres y guardó todo en un sobre, que al salir introdujo en el buzón que se abriría recién por la mañana.
Frente al diario había una parada de taxis. Tomó uno y dio una dirección a dos cuadras de su casa. Cuando arrribaron, bajó y fue corriendo hasta su departamento y en dos horas estaba lista para abandonarlo. Armó dos valijas con sus pertenencias; en la bañera amontonó todos los documentos referidos a Provensano, los roció con alcohol y los quemó. En pocos minutos sólo quedaban cenizas, pero no iba a correr ningún riesgo: prolijamente las juntó, las arrojó al inodoro, y lo descargó cuatro o cinco veces. Limpió a fondo la bañera; se bañó pero no enjuagó mucho el artefacto.
Iba a llevarse la notebook. Destruyó a martillazos el disco adicional donde guardaba su trabajo “peligroso”. Recordó que debía deshacerse también de su celular, que corrió igual suerte, y quemó el chip. Por las dudas, guardó los restos en un bolsillo del abrigo. Iría repartiéndolos por el camino. Revisó cajones y estantes para no dejar pistas sobre ella. Nunca se felicitó tanto por haber decidido alquilar un apartamento amoblado a nombre de su madre, fallecida hacía unos meses. ¿Casualidad? O un sexto sentido le indicaba que en cualquier momento debería “desaparecer”: le gustaba demasiado escribir notas “comprometidas”. Hasta en su documento, el domicilio que constaba correspondía a una casa que había ocupado y vendido hacía cinco años.
Extrajo su fondo de emergencia, y se resignó a perder el último sueldo, pero ni loca efectuaría alguna operación. Cargando su equipaje, se acercó a un hotel que estaba a dos cuadras. Pidió al conserje que le llamara un remise para ir a Once.
Ahí tomó un taxi hasta la terminal de Retiro. Consultó la cartelera y sacó un pasaje a Salta, en un coche cama. Despachó su equipaje. Salía en media hora. Fue al baño, recogió su cabello y se encasquetó un gorro.
Ya estaban llamando para embarcar. Esperó a último momento, espiando a los pasajeros que subían al micro. Nadie sospechoso. Subió última y se acomodó en su asiento individual. Cada tanto por la ventanilla tiraba los restos del disco y el celular.
En Salta tomó un nuevo micro, esta vez rumbo a Bolivia. Sabía que allí podría conseguir documentos falsos. Una azafata sonriente se acercó para preguntarle si iba a almorzar. Se dio cuenta de que hacía como treinta horas que no probaba bocado. Le sirvieron una bandejita ya preparada y pidió una copa de vino.
Al llegar a Cochabamba, como no se levantaba fueron a despertarla. Allí comprobaron que llevaba varias horas muerta, envenenada.
6 years, 9 months ago
Después del intercambio entre dos seres que parecen ser de la vía Láctea, y que hablan sobre paneo, Daws, Ableton y yo qué sé cuantas cosas más en un idioma absolutamente extraño, debo reconocer que han sido los textos que más suspenso me generaron, de todo los que leí hasta ahora. Cómo teminará esto? Nos invadirán penetrando nuestros oidos con música subliminal y dándonos órdenes que llevarán a la humanidad por derroteros desconocidos y peligrosos?———- Mensaje agregado a las 13:15 ———- Mensaje anterior a las 13:06 ———-ORGÍA - HARAKIRI Bueno, parece que vemos la misma películas y series de televisión y me encanta la síntesis que hiciste de dos de ellas. La del juego del ahorcamiento por internet de Criminal Minds y la de Sin Rastro, en la que le sumerge las piernas en cemento. Pero la estructura y ese final es absoluta y originalmente tuyo. Es fantástico. Me atrapó. Muy bueno, Hara.———- Mensaje agregado a las 13:26 ———- Mensaje anterior a las 13:15 ———-LA PERIODISTA - SUSANA: Bueno, otra verz, mataste a alguien! Muy bien, compañera. Mi comentario sobre el cuento: el tema, fabuloso, pero tengo la impresión que hay un problema en el uso de los tiempos verbales. Desde:
“Todo el día había investigado…” hasta:
“Entonces recordó a los dos hombres que bajaron del taxi que ella abordó”
debería ir todo escrito en el pasado del pasado, porque ocurre antes de que ella tome el taxi.
Lo demás, la sidas y venidas ocn los taxis de aquí para allá, me confundieron un poco. Quizás si lo empezaras todo en presente y dejaras el pasado para esa parte que te digo funciones mejor. Se me hizo un poco laborioso comprender cada paso que daba la pobre profesional de las noticias. Pero siendo vos, me sorprediste con esta muerte por envenamiento. Realmente un buen final.
6 years, 9 months ago
Despístada: Muy bien cuento. Lo que no entendí bien es la frase: “quienes lo hacían no eran “arrepentidos” ni debían negociar su libertad develando los vínculos entre la mafia y el poder”. Estaría diciendo que los ejecutivos y políticos participan voluntariamente, lo cual es obvio, pero no se ocurre otra interpretación.
El final está bien, aunque muy escueto para mi gusto; el envenenamiento tan discreto y sigiloso no es muy realista, pero sí creíble.
También cambiaría el “Salvatore le suministró datos” por “Él le suministró datos” o incluso le sacaría el “Él”.
En cuanto a la siguiente parte: “Los noteros suponían un suicidio. La Federal aguardaba que los forenses aportaran su veredicto.Sabía que eso era imposible. Salvatore le había revelado que a primera hora de la mañana tomaría un avión para África. No tenía sentido un suicidio”, para mi tiene el problema de la repetición de las palabras “Salvatore”, que está tres líneas arriba, y “suicidio”. Podrías poner, por ejemplo: La Federal aguardaba que los forenses aportaran su veredicto, pero los noteros suponían un suicidio. Sabía que eso era imposible. El hombre le había revelado que a primera hora de la mañana tomaría un avión para África. No tenía sentido".
Otro detalle que solamente yo, que hace poco viajé, me doy cuenta: los micros, especialmente los coche cama, no tienen ventanillas. Igual eso ya es una pavada.
Me estoy poniendo pesado, perdoná, pero si lo analizo tanto es porque me gustó mucho. Creo lo importante del relato, o sea el suspenso y la psicología del personaje, está perfecto como siempre.
6 years, 9 months ago
<font size=“4”><span style=“font-family:book antiqua;”>
Este cuento es viejo, lo publiqué hace unos meses. Pero es de suspenso, así supongo que no molesta. Además, dejo un temita; Hara me hizo acordar que cada tanto compongo música ambiental, y me parece que puede ayudar a la atmósfera del cuento.
PSICOSIS, 1959
John Friedkin aguarda en la habitación. Afuera llueve intensamente y, a intervalos, los intersticios de las cortinas se encienden con los relámpagos. Sentado en el borde de la cama, apura otro trago de whisky. Mira el reloj. 22:10. Shirley no ha vuelto todavía, es extraño. Friedkin sabe que cometieron un error. Si se apuraban, podían llegar a Los Ángeles antes del amanecer. A su vida nueva, nada menos. Pero no, Shirley había sugerido parar. “Con esta lluvia, yo no viajo. O paras, o me bajo.” Así de terca fue. No les quedó otra alternativa que parar en ese motel aislado. El Bates Motel. Afuera, bajo la lluvia, descansa su Ford. Es el único coche en el estacionamiento. ¿Cómo diablos hace el establecimiento para sobrevivir, tan lejos de todo? Friedkin no lo puede entender.
Se está por cumplir media hora desde que Shirley se fue a la casa en lo alto de la colina, a buscar comida. “No van a encontrar un local abierto en cincuenta millas a la redonda”, dijo el recepcionista del local, aquel joven de hombros crispados y rostro enfermizo. Y Shirley aceptó subir a la misma casa. “Quédate, cariño. De paso, báñate. En un rato vengo con comida.” Friedkin hace rato terminó de bañarse. Y Shirley no vuelve.
22.15. Friedkin se incorpora y, luego de vaciar su vaso con un último trago, sale de la habitación, cruza el pasillo y llega a la recepción. Se acerca al mostrador, toca la campana. Su sonido agudo reverbera en la habitación. Nada. Y es lógico, piensa Friedkin. “Están en la casa, estúpido.” Colgados en las paredes, lo miran los ojos muertos de los animales embalsamados. Friedkin siente un viboreo por la espalda. El joven, del otro lado del mostrador, sonrió cuando Shirley y él le preguntaron por los animales. “Todos estamos un poco locos,” graznó el joven. De pronto, un relámpago ilumina la sala, y hace refulgir la mirada de una lechuza. Por unos instantes, mirando esos ojos brillar, Friedkin está seguro de que esa lechuza alzará vuelo, levantará su cuerpo relleno de pegamento, químicos y trapos, y, con su pico afilado, rasgará su cuello. Entonces un fuerte trueno ruge, y saca a Friedkin de su ensimismamiento. La lechuza, naturalmente, sigue sobre el pedazo de tronco en el que pasará, seguramente, la eternidad. “Tienes una mente rara”, se dice Friedkin. Franquea la puerta de entrada y se precipita al exterior.
Cortinas de agua resplandecen bajo las luces de neón del Bates Motel. En el cielo, aquí y allá, se producen explosiones de luz. Friedkin dirige la mirada a una casa victoriana de dos plantas que se recorta sobre una pequeña colina. Solo hay una ventana iluminada. Una persona, inmóvil, mira a través de ella.
La puerta de entrada está entreabierta, Friedkin la empuja e ingresa a la casa. Tiene la camisa y el pantalón pegados al cuerpo de tanta agua que los envuelven. “¿Hay alguien aquí?”, pregunta a una sala vacía y en penumbras. Se hace lugar entre los muebles, y comienza a subir una escalera. Por lo visto, el piso superior está más iluminado. Los zapatos croan bajo sus pies, con cada nuevo peldaño que avanza. “¿Shirley, estás aquí?”, pregunta. Le contesta un potente trueno que hace temblar el techo.
Frente a la boca de la escalera, hay una puerta abierta. Da a una habitación iluminada por una gran araña. Y… hay una señora, de espaldas, asomándose por la ventana. “¿Señora?”, exclama Friedkin, casi en el umbral. Entonces, detrás de su posición, escucha un alarido. Shirley repta por la moqueta del pasillo; un camino de sangre se dibuja por donde va pasando. Detrás, está el joven recepcionista. Tiene la camisa manchada de sangre. En una mano, empuña un cuchillo de cocina. “¿Ansioso por la comida, señor Friedkin?”, ulula. “En ese caso, puedo encargarme de usted primero… ¿no Madre?”, pregunta a la habitación iluminada.
El recepcionista, blandiendo el cuchillo, se precipita sobre la humanidad de Friedkin. Todo sucede muy aprisa a continuación. El ataque es muy frontal, Friedkin alcanza esquivar la embestida una, dos veces, y, cuando el cuerpo del recepcionista le da la espalda, le conecta un puñetazo a la altura de la nuca. El joven, tambaleante, ingresa a la habitación iluminada, y cae sobre la moqueta. Friedkin entra a la estancia y se abalanza sobre el hombre caído. “¿Qué has hecho, infeliz?” Entonces, de súbito, siente un frío glacial en el estómago. El cuchillo está clavado en su vientre. El recepcionista se lo quita de encima. Friedkin rueda sobre sí mismo. Se incorpora, y, con pasos tambaleantes, se aferra a la mujer que continúa de espaldas. Vuelve a caer, esta vez sobre la mujer. Entonces, con la vista embotada por el dolor, Friedkin observa lo que pensaba era una mujer no es más que una peluca, un vestido y una percha sujetados por un palo de escoba.
“Shirley…”, gime, borracho de dolor. El recepcionista le quita el cuchillo del vientre; una punzada de dolor lo atraviesa. “¿Qué has hecho con Madre?”, dice el recepcionista. “Oh, no, Madre. Quédate tranquila. Lo voy a arreglar, y te dejaré tal como estabas. No falta mucho. Sé que quieres estar sola. Este entrometido no tenía derecho a ingresar a tu habitación. Sí, sé que estás molesta…” Friedkin cree escuchar gritos desde el pasillo. Shirley, herida, lo llama. Pero él tiene que hacer un esfuerzo sobrehumano para seguir conciente. El dolor lacerante rasga cada centímetro de su cuerpo. El joven recepcionista, de pronto, lo toma del cuello. Con la otra mano, alza en cuchillo ensangrentado. La ventana se ilumina con un relámpago, y el filo del cuchillo reverbera como, instantes atrás, lo habían hecho los ojos de la lechuza embalsamada. Entonces, la mano del recepcionista baja como un látigo.
Un grito rasga la fría tela de la noche.
6 years, 9 months ago
Paso a dar alguna explicación.
Lidy, los cambios de taxi y demás, deben estar bien redactados si llegaron a confundirte. Es lo que la rotagonista estaba haciendo, borrando sus huellas por las dudas hubiera quién tratara de perseguirla. En principio parece algo rebuscado. pero su muerte, demuestra que en verdad “alguien la seguía”-
Y cómo anecdótico y sin demasiada importacia, yo viajé en un coche cama-cama, individual y hasta con cortinitas que aislan al pasajero que en la parte de arriba de la ventanilla tiene dos pequeños paneles que si pueden abrirse. Pero también es cierto que uun cuento no tiene tampoco porqué se fiel reflejo de una realidad.
Cuando hablo de los arrepentidos, es porque hay algunos que para “safar” de la mafia, van a la justicia y negocian su salida y desaparición (algo así como protección de testigos) a cambio de datos que puedan servir para combatir los delitos llevados a cabo por la esa gente denunciada
Claudio
6 years, 9 months ago
PSICOSIS, 1959 - CRAIG: Excelente síntesis para un corto de esta obra maestra de Hitchcock. Muy buen relato, con suspenso y detalles. Claro que como uno conoce la historia, el suspenso se convierte en algo así como la espera de lo que ya se sabe que ocurrirá. Pero el final es distinto así que la creatividad alcanza también ahí. Me gustó. Te felicito.
6 years, 9 months ago
Lidyfeliz
ORGÍA - HARAKIRI Bueno, parece que vemos la misma películas y series de televisión y me encanta la síntesis que hiciste de dos de ellas. La del juego del ahorcamiento por internet de Criminal Minds y la de Sin Rastro, en la que le sumerge las piernas en cemento. Pero la estructura y ese final es absoluta y originalmente tuyo. Es fantástico. Me atrapó. Muy bueno, Hara.
Gracias, Lidy. Pero de lo que decís, hay algo imposible: no podemos ver las mismas series y películas en televisión, por la sencilla razón de que NO veo TV, prácticamente nunca. Que te cuente Susana. Lo único que a veces veo los sábados por la noche (cuando no jugamos Burako con los vecinos) es boxeo, para descargar mi agesividad y aprender defensa personal, supongo. Ya me sirvió una vez hace poco.
En cuanto a las ideas que originaron el cuento cuando lo publiqué en otro juego (el de las frases) como “Confesiones de un asesino psicópata - Capítulo IV”, son las siguientes:
La escena con la cajera en el supermercado ocurrió en realidad. Estaba de compras con Susana, y en efecto teníamos muchas botellas de contenido alcohólico. Realmente le dije “Vamos a chupar tupido.. etc. Tenemos una orgía esta noche”, o algo parecido. Lo que no hice, obvio, fue pasarle el papelito ni seguir la conversación como en el cuento, porque si no, habría sido Susana la que me mataría.
La idea de los pies en cemento es viejísima, y ya la practicaba Al Capone.
Lo del estrangulamiento (pero sin la relación sexual) me lo sugirió un libro de un tal Gibson (Emecé) titulado “El hombre de los guantes de goma”. Muy bueno. Lo recomiendo.
Y lo del placer adicional causado por la semiasfixia, es vox populi en muchos lados. Incluso hubo un miembro de la comitiva de Cristina que murió mientras lo practicaba a solas, el pajero de mierda, según informes que creo a medias.———- Mensaje agregado a las 12:03 ———- Mensaje anterior a las 11:38 ———-
Lidyfeliz
LA PERIODISTA - SUSANA: Bueno, otra verz, mataste a alguien! Muy bien, compañera. Mi comentario sobre el cuento: el tema, fabuloso, pero tengo la impresión que hay un problema en el uso de los tiempos verbales. Desde:
“Todo el día había investigado…” hasta:
“Entonces recordó a los dos hombres que bajaron del taxi que ella abordó”
debería ir todo escrito en el pasado del pasado, porque ocurre antes de que ella tome el taxi.
Lo demás, las idas y venidas ocn los taxis de aquí para allá, me confundieron un poco. Quizás si lo empezaras todo en presente y dejaras el pasado para esa parte que te digo funciones mejor. Se me hizo un poco laborioso comprender cada paso que daba la pobre profesional de las noticias. Pero siendo vos, me sorprediste con esta muerte por envenamiento. Realmente un buen final.
Lidy, como abogado defensor de la Su, otrosí digo:
“Todo el día había investigado…” es anterior al episodio del taxi donde se bajan los dos tipo. Luego viene el pasado normal. Después hay otro taxi.
En “Entonces recordó a los dos hombres que bajaron del taxi que ella abordó.” sí quizá debería ir “había abordado”. Pero muchas veces queda poco elegante usar verbos compuestos en abundancia, así que no es pecado sustituirlos por el pasado simple.
Una observación que ni Claudyo ni vos realizaron es la de la quema de los papeles. Es mucho más difícil de lo que parece quemar papeles con alcohol o sin él, a menos que se hagan bollos con ellos de antemano, y aun así no es fácil. No quedan cenizas sino trozos de papel a medio quemar. Lo sé porque cuando estrangulé a Adriana quise hacer lo mismo pero no funcionó, así que terminé tirándolos al pozo negro. Y como imbécil que soy, ahora vengo y lo cuento en el foro.
Las idas y venidas con los taxis y etc son para confundir a los sicarios, pero parece que más confundieron a los lectores…
Susana, créase o no, hizo realmente algo parecido en Santiago del Estero cuando temió ser perseguida por los secuaces del juez Coria (ahora pongo su nombre verdadero), como relaté en un cuento acá hace tiempo, cuento cuyo parecido con la realidad es del todo intencional. Pienso que de ahí sacó la idea.
6 years, 9 months ago
HARAKIRI:
1) es cierto que el juego de la asfixia se está llevando a cabo en Buenos Aires, y quizás en toda la República por medio de Skype. Mis nieasme dijeron que lo conocían y sabían del sitio en Internet, que ahora no puedo recordar si era Deep.com o algo así.
Otra cosa es que vos no veas televisión y sin embargo las temáticas aparezcan en series, con lo cual debo pensar que te están robando las ideas o al menos algunas de ellas y sacan mucho provecho económico. Deberías reclamar tu parte.
2) primero pensé que sí, pero después decicí que no, que no me gustaría tener un marido que saliera a defenderme o a explicar las cosas que hago. En fin. Susana y todos contentos, parece. Yo no tanto. Con su explicación previa a la tuya me bastó.
6 years, 9 months ago
Lidy!!!, no te enojes con Hara, Es que como a él (según palabras textuales LE ENCANTÓ el cuento), quizás por eso quiso explicar algo de como venía la mano.
Creo que fue una de las muy pocas veces que desde el principio me dijo BUENÍSIMO, pero al parecer no sucedió lo mismo con Uds. que a veces hasta premian algún cuento que a el NI FU NI FA, y esta vez todos “algo” tuvieron que objetas jajajajajaja
No problem con nada ni con nadie.
Aquí creo que lo que estamos haciendo es “divertirnos” con algo que nos haga pensar.
Besos para todos y gracias por el gran espacio que le dedicaron a la crítica de LA PERIODISTA
6 years, 9 months ago
No me enojo para nada, Susana, y menos con Ricardo. Ambos son no solamente grandes personas y compañeros sino los pilares de este foro, según mi entender. No estar contenta con algo, no significa estar enojada. Pero sentí ganas de decírselo. Porque los amigos se dicen las cosas.
6 years, 9 months ago
Mis votos: PSICOSIS 1959 - CRAIG: 3 puntosINDEMNIZACIÓN - CLAUDYO; 2 puntosEL CRIMEN DE LA PANADERA - CRAIG: 1 punto
CHAU, UN ABRAZO A TODOS QUE ESCRIBIERON REBIEN.
6 years, 9 months ago
Acá van mi votos:
La periodista - Despistada: 3 puntos
Orgía - Harakiri: 2 puntos
El crimen de la panadera - Craigbale: 1 punto
Y Mención Honorífica para los demás.
Esto de votar es injusto y estresante, pero divertido. Felicitaciones a todos.
6 years, 9 months ago
Cuando llega este momento trato de esquivarlo lo más posible. Se que es el juego, que se deben cumplir las reglas y el voto es una de ella. Pero a veces entre lo dispar de los cuentos. Lo que cada uno de ellos te hace en el alma… Hace más que difícil “sentirte justa” al momento de aportar uun voto que puede o no tener ingerencia en el resultado final. pero que, principalmente lo tiene en tu estíritu. La sensación de no ser justa muchas veces te acompaña en cada decisión.
Bueno me dí demasiada cuerda en la introducción, otra prueba de lo que “dilato” la cuestión. Pero siendo que no hay otra… pues:Indemnización- Claudio: 3 puntos (no cre tener que explicar que me sentí más que identificada!!!!)El crimen de la panadera- Cragi: 2 puntos ( Como dice Harakiri el detective puede llegar a ser todo un “personaje”, me gustó su forma de razonar)ORGÍA- Hara: 1 punto. (Que no me guste el morbo, no significa que no pueda apreciar cuando siento que algo está bien escrito)———- Mensaje agregado a las 13:46 ———- Mensaje anterior a las 13:45 ———-Y a todos los participantes. Me gustaría o no tener que votar, o que se lo hiciera a todos dándoles puntos de uno a diez…. bahhhhh que se yo una forma de poder decirle a todos cómo nos hizo sentir su cuento.
6 years, 9 months ago
Creo que todos ya saben que Hara se va (mejor dicho ya se fuer, está esperando que le acepten la baja que dejó en un montón de foros).
Por mi parte hice todo lo posible a mi alcance para convencerlo que al menos se quedara en este espacio. No hubo forma y hasta hemos “discutido” feo.
Así que mi “misión” la doy por terminada.
Tampoco creo que absolutamente nadie logre sacarlo de sus trece. Ha recibido un montón de sugerencias y adhesiones, pero ninguna lo ha movido ni un ápice en su decisión.
Es más Tierra Santa hasta “movió” su pedido de baja, y Hara dice que no encuentra a dónde, así que acaba de crear un post de BAJA en le que formalmente vuelve a pedir que se la acepte.
Justo ahora que parece que los de arriba se han puesto más o menos de acuerdo para lograr que el foro siga funcionando.
Escribo esto para que ninguno crea que puedo tener alguna posibilidad de hacerle cambiar de decisión. Desde hace tres días andamos dando vueltas al asunto, y cada vez que lo hablamos terminamos discutiendo peor. así que por “salud” marital, al menos yo me abro del asunto.
Ni idea de cual irá a ser mi futuro por aquí. Hoy al menos no tengo ganas ni de terminar un cuanto que le faltaba apenas el desenlace. Y ni decirles de las ganas que tengo de cerrar la pantalla, ya que me hace peor que mal, ver cuantos tratan de que revea su situaicón y él digue firme como una roca.
Bueno, por ahora nada más. Tan sólo hacerles saber que al menos de mi parte me es imposible hacer nada, y que después de diez años juntos más que se que cuando algo se le mete en la cabeza de la forma en que se le metió dejar el foro, es más que inútil ningún razonamiento, pues ni siquiera quiere escuchar ninguna razón. Ya que está convencido de tenerla toda.
6 years, 9 months ago
Los resultados arrojan un ganador y es ¡Claudyo! Felicitaciones a él y a todos los que se animaron en esta ronda.PSICOSIS 1959: 3 INDEMNIZACIÓN: 2 + 3 + 3 = OCHO
EL CRIMEN DE LA PANADERA: 1 + 1 + 2 =CUATROLa periodista: 3 + 2 = CINCOOrgía: 2 + 1 = TRES
Mal Acostumbrado: 1
6 years, 9 months ago
MIL FELICITACIONES, CLAUDYIO!!!, SOS COMO GARDEL, CADA VEZ ESCRIBÍS MEJOR Y ESO QUE NO TUVISTE QUE MORIRTE!! JAJAJA
Con respecto a Harakiri, ya Despistada hizo todo lo posible. Lo único que me gustaría saber es el por qué, pero veo que será poco probable tener una respuesta. Ahora, Susana. por favor, no lo sigas. Quedate con nosotros, amiga!
Dale Hara, no te vayas, no nos dejes, los chicos lloran!!
6 years, 9 months ago
Lo conseguí!!!, Al menos dio de “baja” la Baja", espero que le hagan caso. Fue mucha gente la que protestaba porque se quería ir.
No se si seguiré entrando como antes, pero al menos no se fue así dando un portazo como lo pensó en un principio.———- Mensaje agregado a las 16:58 ———- Mensaje anterior a las 16:57 ———-Felicitaciones Claudio, Eso de arrasar no en uno sino en al menos dos post. BRAVO!!!!
Ahora vas a tener que esmerante jajajaja, Es lo que pasa cuando uno desde el principio triunfa!
6 years, 9 months ago
Qué bien, Susana, cuánto me alegro! Y vos no nos dejes nunca… (mirá que cometiste un acto fallido al decir “no sési seguiré entrando como antes&rdquosmile Un beso
6 years, 9 months ago
Muchas gracias por los puntos otorgados y por los elogios; esto me obliga a seguir mejorando, lo cual no es fácil. Pero, como dicen los futbolistas “lo importante es el grupo humano”: realmente un gusto estar en este foro.
Tengo la posibilidad de elegir el próximo género y, mi castigo a los que me votaron es que elegí CIENCIA FICCION, así lo piensan dos veces antes de votarme nuevamente. Espero que se entusiasmen con el género, incluido Harakiri.
Anita, tomá nota, así ya no te mando mensaje.
6 years, 9 months ago
Qué bueno Despis, ya me habia enterado pero quería que sea uno de ustedes quién lo avise acá.
Lo pasé de largo antes, me jorobaste editando el mensaje anterior
6 years, 9 months ago
CIENCIA FICCIÓN? NOOOOOOO…. yo no sé escribir ciencia ficción. La venganza será terrible, Claudyo y nosotros que fuimos tan buenos con vos!! Eso no se hace.
6 years, 9 months ago
Lidy, parece que ni vos ni yo vamos a figurar en éste tema!!!.
Para peor, lo que hemos leido de ciencia ficción, prácticamene no me la acuerdo.
Veremos si en una o deos semanas podemos “sacar” algo, como parfa que no se haga tan pequeña la participación!!!
6 years, 9 months ago
Lidy y Despis: cuanto más grande el desafío, mejor. Pero como no soy tan malo les digo: no hace falta que sea algo hard, no todo es lucha de robots. La parte científica o cuasicientífica puede ser un adorno o parte de la “escenografía”, sin tener que investigar nada. Por ejemplo, uno puede hacer un viaje en el tiempo en una máquina que no hace falta describir y charlar con su abuelo; se puede describir la angustia de perder los poderes telepáticos y ser una persona común; se pueden hacer situaciones cómicas con un extraterrestre amigo, o con un clon de uno mismo. En todos los casos el nudo de la historia es libre, apenas modificado por una situación anómala. Vamos, que cualquiera puede hacerlo, con más razón ustedes, que son una masa.
6 years, 9 months ago
¿Sería algo así?
No se total, que puedo perder si no corresponde!!!, más que decirme que me equivoqué!!!
jajajajajajajaEllos La institución estaba enclavada en las afueras de la ciudad, en medio de un gran parque muy cuidado y con majestuosos árboles añejos. A un costado, un arroyo claro y saltarín parecía ser la orquesta al son de la que cantaba un sinfín de pájaros. Desde lejos, parecía una mansión de gente de alcurnia. Estaba toda muy bien cercada y, en el amplio arco que daba acceso a su interior en letras de metal, se podía leer: “Casa de Descanso Santa Elena”. El acceso se controlaba desde una cabina interior; los visitantes debían identificarse para poder ingresar.
La señora anciana, de níveos cabellos, andar lento al compás de su bastón, y vestida algo a la antigua, bajó del Rolls y fue a hablar con el guardia de la garita, quien llamó por el interno; casi al momento un móvil llegó a la puerta. Descendió un señor que por su vestimenta uno imaginaba como médico; se abrió el portón, y la señora ingresó al predio y subió al vehículo con el recién llegado. Afuera quedó el Rolls con el chofer. Ésas eran medidas de seguridad para que los internos no pudieran salir camuflados en algún automotor que ingresara al lugar.
Al llegar al edificio, se dirigieron a una estancia con varias puertas, una de las cuales rezaba “Dirección”. Entraron; el médico se sentó tras un amplio escritorio de estilo, y la dama se ubicó en un cómodo sillón de cuero.
—Y bien, usted dirá.
—He venido a verlo por recomendación del doctor Medrano Varela —dijo la mujer.
—Sí, él me adelantó su visita.
—Es por mi hijo. Me costó mucho tomar esta determinación, pero hasta temo por su vida, tan obsesionado está.
—Según me dijo Medrano Varela, está convencido de que desde otro mundo nos invadirán, y que él es el único que sabe cómo evitarlo.
—Así es; a veces se pone tan violento cuando ve que no le queremos hacer caso que hasta ha destrozado muebles.
—Bien, como una excepción, y por quien lo recomienda, enviaré un móvil a buscarlo; veremos cómo lo tratamos.
Extrajo un anotador, lo abrió en la fecha y le pidió los datos. Tomó el teléfono, marcó un interno y dio las instrucciones del caso.
—Bien, vaya usted para su casa; puede que de esa forma sea más fácil convencerlo de subirse a nuestro móvil.
La señora se levantó lentamente.
—Gracias; ojalá pueda usted hacer algo —respondió la señora, y salió de la estancia.
El móvil abierto que los había traído la estaba esperando y la llevó hasta la entrada. Allí subió a su Rolls y partió. Poco después, una camioneta que se veía blindada salió de ahí en dirección a la ciudad.
En el balcón del lujoso departamento, como una fiera enjaulada, Ronaldo iba y venía hablando en voz alta.
—Nos esclavizarán; debo llegar al cerro, y mamá que no quiere escucharme.
La madre entró, dejó su abrigo y fue a hablarle:
—Llego del CEUFO; me dijeron que están muy interesados en lo que sabes; vendrán a buscarte para llevarte a General Pico. Mejor aprontas una pequeña maleta y tus apuntes y aparatos, así puedes mostrar tus investigaciones.
Él, sin perder tiempo, empezó a juntar afiebradamente papeles y aparatos caseros y de laboratorio; fue a su habitación y empacó algunas mudas de ropa interior, medias de abrigo, y por supuesto la ropa deportiva que usaba en sus correrías por la plaza aledaña. Apenas tocaron el timbre, salió precipitado con todos esos elementos, y besó presuroso a la madre.
—Gracias, ahora podremos salvarnos de la esclavitud.
La madre lo vio partir con lágrimas en los ojos.
Sin pensarlo dos veces, él subió a la limusina y, aliviado, se dispuso a viajar hasta la provincia de La Pampa. Había un muy buen trecho, y pensó en dormitar algo. Llegó dormido a la Casa Hogar, así que no supo cuánto tiempo estuvo viajando. Al ver el imponente edificio se convenció de que finalmente había logrado que lo escucharan. Lo llevaron ante el director. Sólo estiró la mano para saludarlo. Comenzó un largo y atolondrado discurso:
—¿Oye? ¿Oye esos truenos? ¡Son las trompetas de Jericó anunciando que llegan! Vean, los relámpagos, qué colores. Y el cielo, ¡miren cómo oscureció! ¡No debemos perder tiempo, hay que llegar al cerro ya! ¡El agujero negro magnético de supernova ya está sobre nosotros, y ellos bajarán y dominarán a la humanidad! Con estos estudios demuestro que desde el cerro podemos evitarlo y vencerlos.
De pronto, se dio cuenta de que el interlocutor no prestaba atención a sus palabras, sino sólo a sus gestos y movimientos.
—¡Noooooooo! —gritó—. ¡No estoy loco, vienen a esclavizarnos; sólo yo sé cómo evitarlo!
Empezó a correr de un lado a otro rompiendo lo que encontraba a su paso, cuidándose muy bien de no destruir sus elementos.
Dos fornidos enfermeros entraron, lo redujeron, le sacaron zapatos, cinturón, y también los aparatos que abrazaba con frenesí, y lo llevaron a un cuarto con paredes, puerta y piso acolchados de blanco, y un ventanuco casi al ras del techo. Cerraron la puerta y lo dejaron solo.
Por la claraboya distinguía los relucientes relámpagos de colores fulgurantes, que cada vez se volvían más frecuentes. Comenzó a gritar como animal herido:
—¿Por qué? ¿No ven que están llegando?
Se daba contra las paredes con todas sus fuerzas y golpeaba la puerta con los puños. Nada. Desde una cámara en lo alto, el director y algunos colaboradores lo observaban y discutían si sedarlo o dejarlo descargarse. De pronto un relámpago mucho más cercano y cegador cortó la luz. Todo quedó a oscuras. Se oyeron ruidos extraños, como de cuerpos arrastrándose.
En el cuarto, Ronaldo dejó de golpear, cayó de rodillas y exclamó:
—¡Perdónalos, Señor!
Otro relámpago atravesó el ventanuco y lo alcanzó, dejándolo inerte en el piso.
6 years, 9 months ago
ELLOS - DESPISTADA A mi me parece que aunque los hicieras bajar al neuropsiquiátrico, sería un cuento fantástico y no de ciencia ficción. Si no bajaron, como es este el caso es un cuento sobre un desequilibrado mental. No sé, me parece que lo científico tiene que tener más peso. Por eso es difícil. No es como dice Claudyo, no es tan fácil. Voy a ver que escribe él para guiarme. De todas maneras, el cuento está muy bien armado y me gustó mucho, compañera.———- Mensaje agregado a las 17:35 ———- Mensaje anterior a las 17:30 ———-A ver esto que escribí, si entra en el género? Despis y yo estamos pescando…EL DIA EN QUE DESAPARECIERON LOS POBRES
Los habitantes del planeta +´2{3.4,=):/¨%*”°¡](- a los que llamaremos BUENOS para abreviar, contaban su historia en módulos de 500.000.000 de vueltas alrededor de su estrella UUU, que era 35 veces más grande que el Sol. Según sus cálculos más aproximados, iban por el módulo 10.000.000. Su civilización, la más avanzada del universo conocido por ellos, había alcanzado tal desarrollo en todas las áreas que, con un ideal por demás generoso, decidieron que el resto de los planetas y sus formas de vida evolucionaran rápidamente. En realidad, lo que querían era tener amigos a quienes ir a visitar.
Durante 30 siglos estuvieron observando a los habitantes del planeta Tierra, con tecnología que les hacía innecesario todo viaje. Les asombraba la lentitud con que todo se desenvolvía ahí: lo que los humanos habían conseguido en 50.000 años, ellos lo habían alcanzado en la primera vuelta alrededor de UUU.
Tenían formas extraordinariamente variadas, y lo que los seres humanos consideraban defectos, constituían una lista olvidada e inútil en sus anales históricos. Eran totalmente virtuosos: alegres, creativos, cariñosos, bellos, bondadosos, inteligentes, sanos, pacíficos, trabajadores, ricos, inmortales, etc. Lamentaban los cruentos procesos por los que habían pasado y pasaban los hombres y mujeres (experimentos llevados a cabo por otras civilizaciones planetarias durante millones de años terrestres). Los BUENOS habían sido los primeros en desarrollarse después del Big Bang y, como eran compasivos, decidieron hacer algo. Sus mentes brillantes concluyeron que lo primero que debían eliminar en ese planeta para ayudarlos, era la pobreza, a la que consideraban la madre de todos los males. Estaban convencidos de que un cuerpo planetario que se veía tan hermoso, no podía seguir el proceso de destrucción irremediable en que parecía encontrarse. A través de sus aparatos extremadamente sensibles lo observaban tan multicolor como ningún otro descubierto por ellos. Y el goce estético que sentían era incomparable.
Sin moverse de +´2{3.4,=):/¨%*”°¡](-, lanzaron un ANTIPOBRE 3, que viajó a 100 veces la velocidad de la luz y cubrió por entero la atmósfera terrestre durante una hora, tiempo más que suficiente, según estimaron, para acabar con el flagelo y convertir a todos los pobres en ricos. Esto traería aparejado, según su experiencia, un desarrollo rápido, la desaparición de desigualdades, delitos, ignorancia, injusticia, tristeza, dolor, enfermedad y muerte. Los BUENOS, esperaban que una hora después de que la nube invisible penetrara en toda forma de vida, empezara un cambio acelerado. Observaban esperanzados y piadosos.
Sólo quedaron las aguas, las tierras, los espacios verdes y las formas de vida no humanas. Como todo es relativo a nivel del universo, su concepto de la riqueza era tan alto, que ni el más rico del planeta podía ser considerado más que un pobre diablo. Los seres humanos desaparecieron de la faz de la tierra.
Los BUENOS recordaron después de tantos módulos, lo que significaba sentirse tristes, y le quitaron la luz al planeta +´2{3.4,=):/¨%*”°¡](- durante toda una vuelta alrededor de UUU, en señal de duelo. Luego, con la alegría acostumbrada, dirigieron sus aparatos ultrasensibles hacia otras galaxias, decididos a obtener su objetivo: amigos felices.
6 years, 9 months ago
Yo estoy escribiendo algo, ya publicaré. Respecto de “Ellos”, sí se puede considerar ciencia ficción, aunque no se aclare el origen extraterrestre del rayo; se podría poner, por ejemplo, que el relámpago era rojo. Como dije antes, no hace falta que toda la historia gire en torno a lo científico, que sería la CF “hard”, este estilo también es CF.
Tanto este cuento como el de Lidy son muy buenos, como ya había anticipado; espero les haya gustado el desafío.
Y en cuanto a la ubicación, hay que ver qué decide Anita respecto de hacer la tercera ronda en este mismo post, sería más prolijo hacer uno nuevo, pero quizá se puede continuar en este.
6 years, 9 months ago
Claudyo, no sólo sería más prolijo, sino que siempre se hizo así. Anittaa debe de estar moy ocupada, y se le pasó por alto.
6 years, 8 months ago
Harakiri, ya hace rato está comenzada la tercera ronda, aunque hay un error en el título y dice 4° Ronda. Ojalá contribuyas con algo.
Lidy: Sería piola que subas tu cuento a la nueva ronda, así participa. Es muy bueno y no hace falta más que copiar y pegar.
6 years, 8 months ago
 

Buscar mensajes