RONDA 1 - AÑO 2014 Una foto, mil palabras

Una foto, mil palabrasRonda 1, Año 2014ObjetivoEscribir un texto basándose en la foto propuesta, trabajar conjuntamente los textos publicados y elegir un texto ganador de la ronda.Reglas · Se pueden publicar hasta dos textos por usuario.
· El texto puede ser cuento, prosa poética, poesía, etc.
· El tema del texto es libre, pero debe estar basado en la fotografía propuesta.
· El texto debe tener una longitud máxima de 1000 palabras, sin contar el título.
· Cada texto debe tener un título.
· Antes de publicar, se recomienda revisar gramática y ortografía. Para verificar que el formato sea el correcto conviene Previsualizar antes de publicar.
· Durante las dos primeras semanas del juego se publican textos. Durante la tercera semana se pueden editar los textos la cantidad de veces necesarias, además de seguir publicando. La cuarta semana del juego es para votar.
· Durante las semanas de publicación y edición de texto se recomienda leer y comentar los textos publicados para colaborar en la corrección de los mismos.
· La edición de textos se debe realizar en el mensaje en que fue publicado y se recomienda escribir un nuevo mensaje avisando que se modificó el original.
· La votación la pueden realizar los usuarios que hayan comentado, al menos, los cuentos elegidos (o los comenten al momento de votar).
· Al votar se eligen dos textos, al primero se le otorga dos puntos y al segundo un punto.
· Si al finalizar la ronda de votación se produjera un empate, durante la siguiente semana se desempatará.
· El autor del cuento ganador propondrá la fotografía a usar en la ronda siguiente (la deberá enviar por e-mail al coordinador del juego).Cronograma
· Etapa de publicación de textos: Desde el Lunes 6 de Enero y hasta el Lunes 20 de Enero
· Etapa de edición y publicación de textos: Desde el Lunes 20 de Enero y durante una semana
· Etapa de votación: Desde el Lunes 27 de Enero y hasta el Lunes 3 de FebreroTodas las horas son de Buenos Aires, GMT-3.
· Este juego ha sido creado por themanofthemask.
· Coordinador del juego: anittaaLa foto propuesta por Harakiri, ganador de la última ronda de 2013 es:
6 years, 11 months ago
Yo tampoco. No veo más que blanco en el sitio donde debería estar la foto.
Anittaa, propongo que, dados los problemas que hay, lo consultes con alguien que sepa del tema como Storax o MasterMind (yo no sé), o que, de no haber solución, la mandes a algún sitio del tipo Rapidshare y pongas la URL o, si preferís, lo hago yo.
Un beso.
6 years, 11 months ago
Acabo de entrar y no se si será por el nuevo envío, pero yo veo la foto.
Pensar que ese vichito estaba en el porch de mi casa, y que no lo vi!!!!
Creo que me hubiera asustado un poco si soy yo quién abre la puerta y la encuentra justito al pié!!!, La cuestión es que ricardo tuvo tiempo de entrar y tomar la máquina para poder inmortalizarla.
Después desapareció, así que no la vi en “vivo y en directo”———- Mensaje agregado a las 23:12 ———- Mensaje anterior a las 23:10 ———-Acabo de entrar y no se si será por el nuevo envío, pero yo veo la foto.
Pensar que ese bichito estaba en el porch de mi casa, y que no lo vi!!!!
Creo que me hubiera asustado un poco si soy yo quién abre la puerta y la encuentra justito al pié!!!, La cuestión es que ricardo tuvo tiempo de entrar y tomar la máquina para poder inmortalizarla.
Después desapareció, así que no la vi en “vivo y en directo”———- Mensaje agregado a las 23:14 ———- Mensaje anterior a las 23:12 ———-Que horror, no me había fijado y BICHITO lo puse con la V de al lado. Quise editar y salió como mensaje nuevo, pero el horror de ortografía que dó para la inmortalidad jajajajajaja———- Mensaje agregado a las 15:53 ———- Mensaje anterior a las 23:14 ———-Hola!!!, ¿dónde están? ¿acaso jugando a las escondidas?
La verdad es raro que pasen los días y nadie diga esta boca es mía.
Craig, tanto que reclamabas un tema!!!
Lidy ¿Y?
VAMOS GENTE
P/D Lidy por favor cuéntanos ¿cómo fue la función de teatro?
Algún tipo de repercusión periodística, porque la verdad esto de los canales “que informan sobre el espectáculo” es más que lamentable. Nada dicen de las demás salas, tan sólo se dedican a aquellas que producen escándalos en la Feliz.
¿Hay algún lugar por internet en la que podamos ver algo sobre lo tuyo?
6 years, 11 months ago
LUCHAS POR LA VIDA
Helena se acerca peligrosamente a la ciudad.
La boa constrictor, que ha bajado de una rama en el jardín, se desliza, helada y silenciosa por la ventana abierta de esa casa donde dos niños juegan sobre la alfombra del comedor. Sus fosetas térmicas pasean por los rincones oscuros entre los muebles localizando presas. Turba apenas la liviandad del cortinado, se estremece al tocar las patas de la mesa, se esconde en la oscuridad protectora bajo el mueble de caoba, y por fin disfruta la sensación caliente que le ofrece la carpeta oriental. Percibe la vibración de piernas y brazos infantiles que se mueven en remolino y, con lentitud, adelantando su lengua bífida, se orienta hacia ellos. El gato Garfield, siempre junto al varón, se levanta de improviso al escuchar el sonido casi imperceptible del arrastre, arquea su lomo mientras se le erizan los pelos, y lanzando un maullido se abalanza sobre el reptil.
Garfield no puede con ella: lo envuelve con su cuerpo viscoso hasta ahogarlo. Pero su último gemido alerta a los pequeños que corren asustados escaleras arriba. El padre actúa con rapidez. Baja armado con un palo de golf y después de mirarse fijamente a los ojos, la mata sin piedad de un golpe impecable.
Nadie imagina que esa misma noche, todos morirán aplastados en el coche bajo un árbol arrancado de raíz por el huracán.
6 years, 11 months ago
Vaya!!! Que puedo decir… es cómo si no entendiera mucho cómo que caí en un cierto estupor.
¿Acaso hablas del destino?
Cómo siempre nos has hecho ver la escena vívidamente. Creo que hasta pude sentir el leve rozar de la serpiente avanzando hacia los niños. Así como el desesperado ahullido del gato y el golpe dado con el palo de golf… pero el último párrafo me dejó desconcertada.
Esperaré a que otros digan que han sentido con tu cuento, porqué que hace sentir no cabe la menor duda
6 years, 11 months ago
Gracias por leerlo, Despis. No quiero explicar mi cuento. Después de los comentarios por ahí digo algo. El último párrafo es fundamental.
6 years, 11 months ago
Sin duda alguna!!! no eres de las que se descuelgan con cosas raras sin motivo. Pero es cómo que le falta algo
La madre sale… no sabemos cuando vuelve.
Puede ser un sueño…
Espero que “algo” más nos digas, para poder interpretarlo mejor.
6 years, 11 months ago
Bueno, había escrito algo y el foro se lo tragó. Voy a ver si puedo reconstruirlo:
A mí me cierra perfectamente… no, no del todo. “Helena” ¿es la madre de los chicos? ¿Es la serpiente? Como decís ahora (lo noté antes de mi respuesta frustrada), no aparece más (su nombre o pronombre) en la historia.
Y hay otro detalle: una serpiente no ataca al hombre, exceptuando enormes boas. Si es venenosa, no es constrictora, y no puede con un gato. (He visto un gato matando una culebra o víbora, nunca supe cuál de las dos variedades). Aparte de su significado directo (que Despistada sigue sin entender y en cambio yo sí, creo), ¿tiene el cuento otro significado metafórico? Porque podríamos trasponerlo a personajes todos humanos. Y en ese caso, debería ser la madre quien matara a la serpiente.
En fin, el cuento está bueno, y deja inquietudes colgantes (otro detalle: ¿cómo es una mirada “cónica”?).
6 years, 11 months ago
Feliz retorno Lidy y no te imaginas con cuantas ganas iría a tu Ciudad Feliz a ver a una mujer de tus características también feliz haciendo algo que le encanta (teatro).
Por supuesto leí tu pequeño (corto) relato sin poder vislumbrar nada que no sea intuir que nuevamente que te domina lo intrincado y fatal.
Para un simplón como yo, que llega a imaginar que la serpiente se llama“Helena”, y que muchas veces no está a la altura tuya, solo ve un momento feliz (no para el gato) seguido de una tragedia que supongo debe tener otro sentido.
Pienso que no debes explicar nada.
Que cada uno interprete lo que le parezca y chau.
espero verte más seguido por aquí. Es un placer.———- Mensaje agregado a las 03:18 ———- Mensaje anterior a las 02:59 ———-Harakiri:Me extraña tu comentario con respecto al tipo de vívoras en relación al relato de Lidy.
Si vamos a plagar de realidades nuestros relatos, seguramente, más de la mitad de ellos, incluyendo los tuyos, serían “realmente incorrectos”.
Con respecto a la mirada cónica supongo que todas lo son. Parten de un punto y se abren en la distancia en distintos ángulos según el ojo. Como excepción existe el “tercer ojo” que supuestamente abarca los 360 grados. Ademas debemos tener cuidado en calificar las miradas no olvidando a aquel muchacho de quien calificaban su mirada de lasciva y luego descubrieron que en realidad el pobre era solamente tarado.
Perdón…pero es tarde y no tengo sueño.
6 years, 11 months ago
Pepo, una cosa es un cuento fantástico, y otro uno supuestamente realista, aunque Lidy no lo aclaró. En un cuento fantástico, obviamente no sólo se puede, sino que diría “se debe” trastrocar la realidad.
Y si todas las miradas son cónicas, ¿para qué aclararlo?
6 years, 10 months ago
Alguien de los que lea estas líneas ¿tiene como comunicarse con Criagbale que no sea por el foro?
Si es así, ¿puede hacerlo y decirle que nos cuente el porqué ha desaparecido?, me resulta tan extraño que ni siquiera haya dado un recibido a mi mensaje privado!!!
Espero que alguno tenga esa posibilidad y le pida que nos diga “algo”———- Mensaje agregado a las 14:03 ———- Mensaje anterior a las 14:01 ———-Alguien de los que lea estas líneas ¿tiene como comunicarse con Criagbale que no sea por el foro?
Si es así, ¿puede hacerlo y decirle que nos cuente el porqué ha desaparecido?, me resulta tan extraño que ni siquiera haya dado un recibido a mi mensaje privado!!!
Espero que alguno tenga esa posibilidad y le pida que nos diga “algo”———- Mensaje agregado a las 14:06 ———- Mensaje anterior a las 14:03 ———-Y, sin duda hay “algo” (jajajajaja) que funciona mal!!, primero parecía que había ingresado el post, salió un mensaje de errro y ahora resulta que salió dos veces!!!
Tengan paciencia!!! mientras siga saliendo ya es “algo”
6 years, 10 months ago
Todos tienen algo de razón. No investigué lo suficiente. Me permito editar hoy el cuento.———- Mensaje agregado a las 16:23 ———- Mensaje anterior a las 15:52 ———-Ya lo edité. Lidia
6 years, 10 months ago
Mi cuento es casi lineal y no creo que se preste a interpretaciones.
Aparte del cuento, inserto un vídeo con el enlace a Youtube. Este vídeo fue hecho totalmente por mí. Para la parte visual usé el programa Ultra Fractal.
Para la parte de audio, usé un Compositor Algorítmico y un Sintetizador por Software, ambos programados por mí, y un editor de sonido bastante conocido (Sound Forge).
Éste es el link del vídeo:
Y éste es el cuento:Tengo mis razones
Ricardo me mostró una foto que había tomado hacía unos días en su propia casa.
—¿Es peligrosa? —me preguntó.
—No —contesté, muy seguro; durante los últimos años me había convertido en experto en ofidios—. Es una falsa crucera de hocico respingado, Xenodon dorbignyi. Se alimenta principalmente de batracios. Lo que se ve en la foto y que parece una cabeza es, en realidad, la parte inferior de la punta de la cola, de color rojo con bandas negras. La levanta para asustar a sus depredadores. Te tenía miedo. Es el ofidio más común en Uruguay.
Y, claro, ahora debo explicar por qué me hice experto en ofidios.
Mi cuñado era mayordomo de una estancia en Sierra de la Ventana, ubicada entre los cerros; estaba pasando unos días ahí con mi familia. El propietario era un húngaro apellidado Kysely, que hablaba perfectamente el castellano. Yo había visto en las cercanías pieles de víboras para vender colgadas de los alambrados. Le pregunté a mi cuñado si había muchas yararás por ahí. Me remitió al húngaro. Kysely confirmó que había bastantes y ofreció mostrarme una.
—¿La tiene guardada?
—Sí, en un balde para el instituto Malbrán. Las usan para preparar suero antiofídico.
—¿Y no se le puede escapar?
No contestó y me llevó al galpón, donde me mostró un balde especial asegurado con una traba.
—¿La va a sacar de ahí para mostrármela?
Como respuesta, llevó el balde al prado, lo destrabó, quitó la tapa, y con un bichero largo enganchó la víbora por el medio. Me pidió que me alejara y, para mi sorpresa, la dejó caer sobre el pasto. Viéndose libre, la víbora se alejó a buena velocidad. Los perros la toreaban desde una distancia prudente, siempre de atrás.
Poco le duró la libertad al animal. Kysely usó el bichero para atraparla y volvió a colocarla en el balde.
—Junto las que puedo y todos los meses se las llevo al Malbrán —explicó—. Como contrapartida, ellos me proveen de suero antiofídico; por suerte, sólo debimos usarlo una vez. Tenga cuidado y use botas si anda por ahí.
Al día siguiente me desperté temprano y, como mi esposa e hijos dormían, le pedí a mi cuñado unas botas y salí a explorar los alrededores. Llevaba una cámara fotográfica de las antiguas, por si encontraba algún animal interesante u otra cosa; no tuve oportunidad de usarla.
En las sierras es fácil perderse: uno da la vuelta a un cerro y ya no sabe dónde está. Incluso yendo acompañado, apenas uno se aleja cincuenta o cien metros de la otra persona, ya no resulta posible oírse.
Estaba un poco perdido y decidí subir a la punta del cerro para orientarme mejor desde ahí. En general, esas sierras tienen poca pendiente; escalarlas resulta fácil. Pero en algunos lugares hay rocas muy empinadas y es necesario desviarse. Estaba justo frente a un obstáculo, decidiendo si tomar a la derecha o a la izquierda, cuando detrás de mí oí un ruido muy leve. Giré y me encontré frente a una yarará, a la que de seguro habría molestado al pisar cerca. La víbora me observaba, alerta. Yo sabía que no atacan si no se las molesta, por lo que me quedé muy quieto. No podía retroceder, porque a mis espaldas estaban esas rocas escarpadas. Pero, tras unos segundos, quise huir por mi izquierda. La víbora se movió para enfrentarme de ese lado. Luego intenté por la derecha, con el mismo resultado. No servía de nada pedir auxilio; nadie me habría oído, y a lo mejor la irritaba más.
De pronto, la yarará se lanzó contra mí y clavó los dientes en una bota, muy cerca de mi rodilla, y de inmediato se retrajo, volviendo a la posición anterior. Recuerdo como si fuera ahora que miré el lugar donde había mordido, y vi escurrirse por la bota, lentamente, dos gotas de ponzoña. Si bien la mordedura de una yarará ocasiona serios daños, es raro que sea mortal; pero entonces creía lo contrario. Era ella o yo.
Mi principal temor era que mordiera más arriba, donde el pantalón ofrecería poca resistencia. Me moví un poco, y la cabeza de la víbora se estrelló otra vez contra la misma bota. Otras dos gotas, esta vez más chicas, se deslizaron de ahí. No sé cómo, pero de golpe dejé de tener miedo, y cuando por tercera vez mordió la bota, lancé la mano como un rayo y la atrapé justo detrás de la cabeza. La víbora se retorció e intentó desprenderse, pero mi mano parecía haberse trasformado en una garra. Me acerqué a una roca filosa y quise cortarle la cabeza frotándola allí, sin resultado. Entonces, me agaché y puse la cabeza del animal bajo el taco de una bota, y con todas mis fuerzas la aplasté. La víbora continuó sacudiéndose, pero ya era inofensiva. Tiempo después me enteré de que pueden seguir retorciéndose con la cabeza cortada.
Ahora ya saben por qué estudié a fondo los ofidios.
6 years, 10 months ago
TENGO MIS RAZONES - HARAKIRI: Muy buen relato. Ahora entiendo por qué el narrador sabe tanto de ofidios. POBRE YARARÁ!! Ninguno de los dos tuvo compasión alguna, es cierto, pero creo que no es bueno perderse en las sierras. Al menos tenía las botas.
El video ya lo comenté en youtube pero vuelvo a decirte que es excelente: captaste muy bien las imágenes que aparecen bajo los efectos del ácido lisérgico. Hermoso! Te felicito.
Pero por favor no me vengas con esos nombres técnicos que no entiendo ni jota. jaja
6 years, 10 months ago
Una tarde ajetreada
Llegó a la casa en el coche, sola. Había dejado a su esposo en el puerto: un viaje relámpago a Buenos Aires. Mañana por la noche ya estaría de vuelta. Entró y cerró la tranquera con candado. Se sonrió pensando que Rodrigo diría que no había cosa más inútil. Pero a ella le daba seguridad. Aunque en el lugar nunca había sufrido un percance, con el candado no sería tan fácil que se metieran. Además, estaban las sospechosas e incomprensibles gotas de mate frente a la puerta. Bajó las bolsas de las compras, cerró el coche y fue hacia la entrada. Entonces la vio, hermosa y amenazante. En los cuatro años que vivía allí, jamás había visto una tan grande. ¡Y estaba en su porche! Quedó mirándola fascinada, mientras ella alzaba y meneaba su cola amenazante.
Intentó recordar las características estudiadas en el colegio para las venenosas. Esperaba que fuera sólo una culebra inofensiva, pero no estaba segura. Debería entrar y verificarlo en Internet. Pero había un problema: para entrar debía molestarla; corría el riesgo de que huyera o, peor aún, de que la atacara.
Miró su llavero. Por suerte, tenía la llave de la puerta trasera. Sería el destino, pues siempre usaba el llavero de la cinta verde que tenía rota esa llave. Se dijo que debería acordarse de reemplazarla. Retrocedió sigilosamente sin volverse. Dio vuelta a la casa y entró, apresurándose.
¡Debía hacer algo para que Rodrigo también pudiera verla! Dejó las bolsas en la cocina y fue al living para consultar Internet. Buscó primero “ofidios venenosos del Uruguay”. Comprobó con alivio que su visitante no figuraba allí. Tomó la cámara, abrió despacio la puerta y, a través de la reja, le tomó varias fotos.
Pensó entonces que verla fotografiada no sería lo mismo para su esposo que lo que ella estaba experimentando. Se puso a imaginar cómo podría cazarla. Debería ponerle algo encima. Después sería fácil, pues en el garaje tenía una vieja pecera en la que podría ponerla. Pensó en usar la tapa del microondas; calculó su tamaño, pero el lugar que ocupaba la culebra era bastante mayor. Tampoco era cuestión de permitir un ataque: había leído que las mordidas, aun de culebras, podían infectarse. Recordó que en el garaje había un fuentón semi-transparente que ya no usaba porque el fondo estaba rajado. Era ideal. Así pertrechada, y con mucho cuidado, lo dejó caer sobre la culebra, que empezó a moverse furiosa haciendo bailar la improvisada trampa.
Le puso una piedra encima. Ahora la cuestión era cómo sacarla de allí y meterla en la pecera. Pasó entonces una tabla delgada entre el piso y el animal, que quedó así en una especie de caja. Ahora venía la parte difícil: pasarla a la pecera. La limpió y la llevó al porche. Subió la improvisada trampa sobre la pecera y deslizando la madera logró que la culebra cayera dentro. Reemplazó la tabla por un vidrio grueso que había quedado por ahí. Muy satisfecha, comprobó que la había aprisionado sin lastimarla y sin consecuencias personales. Sabía que ese tipo de culebra se alimentaba de batracios y pensó cazar alguno en el jardín. Al cabo de una hora, ya sobre el anochecer, logró agarrar un sapito. Corrió el vidrio con cuidado y lo dejó caer dentro de la pecera. La culebra se puso en posición de ataque, pero nada más ocurrió; parecía no tener hambre. Repuso la piedra sobre el vidrio y entró a guardar las compras.
Como hacía tanto calor y había estado dando vueltas unas dos horas, se encontró con que los congelados ya no lo eran. Maldijo por lo bajo, y consideró que debería cocinar todo para conservarlo; era algo con lo que no contaba. Volvió al frente y se quedó un rato mirando su presa, que aún no se decidía a comer el sapito, que intentaba escapar, engañado por la transparencia de las paredes de la prisión. Retornó a la cocina y se planteó qué hacer con la carne y el pescado descongelados. Puso a hervir agua con una hoja de laurel, dos cubitos de sabor, y los filetes. Prepararía un salpicón de pescado. ¿Y la colita de cuadril? La untó con mostaza, la envolvió en papel de aluminio y la guardó en el chiller. Así ganaba tiempo y podría cocinarla más adelante.
Terminó de guardar las compras y volvió al living. Antes de sentarse en la PC, espió a su visitante. Ahora sí, el sapito había desaparecido, y la culebra parecía adormilada. Se preguntó si no debería ponerle también agua. De nuevo a consultar en Internet. Respuesta: “sí”. Pero la cuestión era cómo proporcionársela. Encontró un bebedero de jaula y allí le dejó de beber.
A todo esto, eran ya las diez. Decidió comer alguna fruta e irse a la cama. Volvió a mirar a su presa. Todo tranquilo.
Al día siguiente se levantó temprano y antes de vestirse se asomó a la ventana para ver la culebra.
¡No estaba! El vidrio había sido corrido. Las gotas de mate manchaban otra vez el piso. Rodrigo tenía razón: ¡el candado no había impedido entrar los intrusos, quienes se la habían robado! O al menos la habían dejado escapar. Triste, se dispuso a encarar las tareas diarias.
Llegó la hora de ir al puerto. Cuando Rodrigo arribó, no supo si contarle su aventura del día anterior. En todo caso se lo diría más tarde.
Al llegar a casa, su esposo vio la pecera.
—¡Ahhhh, te topaste con Casandra! —dijo Rodrigo, alegre—. Apareció cuando me quedé solo la vez pasada. La fotografíe, pero me olvidé mostrarte las fotos.
Tuvo ganas de zarandearlo.
6 years, 10 months ago
UNA TARDE AJETREADA - DESPISTAA : Qué bien, pero qué bien, Susana!! Me encantó. Tan natural, tan llevadero. Siempre tus cuentos me suenan a autobiográficos, aunque lo cuente un omnisciente como en este caso. Hermoso texto. Te felicito!
Hay dos “amenazante” bastante juntos en el primerpárrafo. No te será difícil encontrar un sinónimo.
6 years, 10 months ago
Te lo explico: un Compositor Algorítmico es un programa de computadora (como puede ser el Excel, el Word o el juego del solitario) que, al suministrarle algunos parámetros (duración de la pieza, grado de armonía, etc.) y un “puntapié inicial” (un número que especifica la pieza) compone una pieza musical.
En este caso, mi programa da como resultado una “partitura”, en un lenguaje muy distinto del habitual en música.
Luego, el Sintetizador lee la partitura y la “interpreta”, con el resultado de un archivo de música en determinado formato, que se reproduce con cualquier PC o equipo de música.
El Editor de Audio permite agregar reverberación, unir dos o más piezas, etc.
No es tan difícil, ¿no?
Un beso.
6 years, 10 months ago
Ahora sí!!! Es realmente una pavada! Cómo no se me había ocurrido? Mañana mismo compongo una sinfonía para filarmónica y listo! jajaja.
Gracias, Harakiri. Sos un maestro!———- Mensaje agregado a las 13:47 ———- Mensaje anterior a las 11:26 ———-EL VELORIO
“Si hacen bochinche no hay más velorio”. Eso fue lo que dijo mi abu María cuando entró en el living, esa noche. Estábamos los seis saltando sobre las sillas, el sillón, algunos sobre la mesa ratona. Mamá nos había comprado bonetes, serpentinas y silbatos.
Todo era realmente un lío bárbaro y no había forma de pararnos. Lo peor fue que ensuciamos la alfombra nueva con mostaza de los panchos y gaseosas.
Yo nunca había estado en un velorio y era muy divertido.
Pero nos sentíamos muy contentos: por fin habíamos logrado atrapar con la red a la víbora que andaba por el jardín, y de un golpe con un palo, en la cabeza, la dejé “seca”. Me decían Héroe. Preparamos una caja de cartón toda forrada, y de la cola, la metimos ahí. Entonces hicimos una reunión, a la que mamá llamó Velorio.
Salió todo perfecto.
Ahora tengo treinta años: nunca me voy a olvidar de mi primer asesinato ni de mi primer velorio, cuando era un mocoso de siete años.
6 years, 10 months ago
Lidyfeliz
Ahora sí!!! Es realmente una pavada! Cómo no se me había ocurrido? Mañana mismo compongo una sinfonía para filarmónica y listo! jajaja.
Gracias, Harakiri. Sos un maestro!
¡Muy bueno lo del velorio de la víbora, en especial lo que dice la madre al comienzo!
En Ensalada, el cuento de la conversación, ¿es una reprise o sólo me parece?
En cuanto a componer una sinfonía, si te paso mi programa podés componer una sinfonía en veinte minutos: Allegro - Adagio - Scherzo - Rondó" (cuando quieras compongo una especialmente para vos y te la paso por Rapidshare en formato MP3, o si querés te mando la partitura, que no tiene fusas ni corcheas), y la mayor parte del tiempo vas a estar mirando lo que hace la PC. Y eso que tengo bastantes cosas para mejorarle a los programas.
¿Oíste hablar de Beethoven? Bueno, es parecido pero mejor
6 years, 10 months ago
Puede ser estilo Mahler? Gracias. Me llevó un mes reunir todo lo que había publicado en juegos y el de la conversación no lo tengo. No sé, por ahí lo mandé a Taller de escritura, pero ayer lo estuve re-escribiendo.
Me alegra que te gustara el velorio, Ricardo. Chau y seguí con tus composiciones. Te aclaro que si es tan fácil componer una sinfonía, no le veo el valor. Nada que ver con los grandes!!! Pero lo tuyo es bueno.
6 years, 10 months ago
Sigo desvirtuando.
Hace muchos años, trabajando para la IBM creé un programa que imprimía poemas electrónicos (también nos divertíamos además de trabajar). Alguien de la TV se interesó y hubo una reunión que salió al aire conducida por Augusto Bonardo (quizá lo recuerdes). Éramos cuatro personas de IBM y tres poetas. Del único que me acuerdo es de Osvaldo Rossler. Cuando comenzamos leyendo los “poemas”, Rossler y una poetisa transpiraron copiosamente (los de IBM también, porque entonces te mataban con los focos). De alguna manera, había creado el programa para ridiculizar los modernos poemas sin sentido. Y a los poetas presentes les cayó duro, porque no había mucha diferencia entre lo que ellos escribían y lo que hacía una computadora de 8.000 caracteres de memoria. No seguí con eso, porque para escribir algo coherente hace falta algo más que palabras.
Comencé lo de la música de la misma manera, para ridiculizar las obras modernas sin sentido (Wolgang Rihm es mi ejemplo paradigmático). Y me salió mejor de lo que esperaba, al punto de que comparas con obras de Mahler algo que me costó a lo sumo media hora. ¡Gracias, Lidy!
6 years, 10 months ago
ROBOTSoy un robot funcionando dentro de los parámetros establecidos. Me encuentro asignado a un laboratorio encubierto con actividades reservadas al conocimiento público, ubicado en los márgenes semirurales de un barrio con habitantes de bajos recursos. En estos momentos no tengo tarea asignada. Salgo al patio trasero a aprovisionarme de nutrientes orgánicos provenientes de un árbol del género Ilex, diluídos en agua a ochenta y dos grados centígrados. Me desplazo cuarenta centímetros desde la puerta y advierto un animal contra una pared. Es un ofidio de tamaño pequeño; su coloración dorsal presenta distintos tonos de marrón y en el extremo posterior resalta una mancha de color rojo. No tengo en mi base de datos ningún archivo sobre esta criatura, pero estoy programado para estudiar su anatomía y comportamiento. La levanto del suelo y la llevo al interior. Noto en el proceso que mi recubrimiento externo se ve dañado por una mordedura, derramándose algo del fluido rojizo que lubrica mis circuitos. Lo reparo provisoriamente con un apósito especial. Coloco el ejemplar en un receptáculo y comienzo su estudio. No es venenoso ni agresivo. Sólo ataca cuando lo examino. Transcurridas cuarenta y tres horas, al almacenar la reseña, observo que, por razones desconocidas, la zona afectada por el accionar de la inofensiva culebra se ha extendido un doscientos veinticinco por ciento. Debo reemplazar la pieza correspondiente. Tomo una herramienta cortante de hoja ancha y con un golpe muy fuerte y firme, corto el mecanismo manipulador de objetos. A pesar de resultar el procedimiento el previsto a tal fin, algo falla en la ejecución. Los chips centrales colapsan por exceso de información sensorial, y la cantidad de fluido esparcido es mayor a la esperada. El flujo de datos se vuelve errático y se detiene casi por completo. No hay nadie que pueda repararme. Antes que se interrumpa la actividad, analizo la situación y resulta similar a la experiencia atravesada con mis fabricantes y técnicos de mantenimiento; pero el liquido que ellos emanaron, de color y consistencia similares a mi combustible, era biológico; ambas sustancias no tienen ningún componente en común. Yo soy un robot. No sangro. No siento dolor. No muero.
6 years, 10 months ago
Sorprendente, imaginativo e interesante cuento, claudyo. Tenés un estilo muy personal, y una sintaxis y ortografía perfectas. Aunque me gustaría que separaras el texto en párrafos. Saramago tampoco lo separa, pero le dieron el Nobel, así que mis gustos no cuentan.
6 years, 10 months ago
ROBOT - CLAUDYO: Excelente cuento, muy imaginativo. A veces me da la impresión de que lo escribiste en inglés y lo tradujiste. Puede ser? Lo digo por el término base datos archivos (data base archives). Te felicito. Muchos puntos para vos.
6 years, 10 months ago
Gracias por los comentarios.
Harakiri: El tema de los párrafos es así en textos cortos, para que no se pierda el ritmo; generalmente son una continuidad. Además, me evita el problema con el procesador, que no reconoce tampoco las sangrías, así que en la práctica igual quedan virtualmente juntos en algunos casos; prefiero eso y no dejar líneas en blanco. También es un punto a favor si compito por el Nobel.
Lidy: no escribo en inglés, no sé más que lo aprendido en la escuela. El “base datos archivos” es un error de edición: cambié la frase y quedó así. Ya lo arreglé y de paso corregí alguna otra cosita.
Paso a comentar lo publicado: Luchas por la vida. Interpreto que Helena es el nombre del huracán que se aproxima y del que huye la víbora. La familia, en lugar darse por avisada del peligro y hacer lo mismo, sale descuidadamente y sufre el mismo destino. Los animales lucharon, el humano venció en la batalla y la Naturaleza ganó la guerra. Muy buen cuento, que da lugar a distintas interpretaciones, todas interesantes; eso es bueno.
Tengo mis razones: me gustó el ambiente rural, tan tranquilo, pero de pronto peligroso. Muy bien contada la lucha y la historia en general.
Una tarde ajetreada: excelente la mirada femenina de la lucha contra los animales, y contra la víbora también. Me gusta el lenguaje simple y natural.
El velorio: muy buen golpe de efecto el velorio festivo, y también lo del primer asesinato.
Felicitaciones a todos; será una reñida elección.
6 years, 10 months ago
Gracias, Claudyo… por fin alguien que entendió a la perfección mi cuento!! Por más que quieran hacer los humanos, contra la naturaleza hay poco margen. Eso es todo, que es mucho!
6 years, 10 months ago
Voy a parecer parcial, pero se que entusiasmado y cuando trabajo le llevó a Hara hacer el video para compañar su cuento.
Y creo que merece un poco de reconocimiento tanta labor, así que le voy a dar UN PUNTO a TENGO MIS RAZONES
Y por su originalidad y el poder tomar lo que a veces es feo en la vida en broma: DOS PUNTOS, para EL VELORIO de Lidyello dejando en claro que todos los cuentos de esta ronda han tenido “un algo especial”, que hizo muy difícil decidirse. Somos pocos, pero al menos ha sido divertido leer sobre “mi vívora” casera (aunque no la vi en vivo y en directo buaaaaaaaaaaaaaa)
6 years, 10 months ago
Amiguis, hoy les voy a dejar mis comentarios… y quién dice que no…por ahí voto tambiñén.———- Mensaje agregado a las 18:13 ———- Mensaje anterior a las 15:47 ———-La ganadora es ¡DESPISTADA! Urraaaaaaaaaaaaaaaa jajajaja
Al final dejé mis comentarios en NNJJ y no acá
UNA TARDE AJETREADA - DESPISTADA: 2 + 2
ROBOT - CLAUDYO: 1
LUCHAS POR LA VIDA: 1
TENGO MIS RAZONES 1
EL VELORIO 2
6 years, 10 months ago
¡Felicitaciones, Despistada! Muy buena historia y muy bien escrita. Y que interesante que todos los cuentos obtuvieran puntos; como dije antes, iba a ser una votación reñida, no había textos flojos (sin entrar a valorar el que yo escribí). Así que felicitaciones también a los demás.
6 years, 10 months ago
Gracias gente!!!. No voy a negar que es halagador que todos piensen que mi cuento tiene algún mérito. Se que lo escribí “sintiéndolo”
Ahora a buscar otgra foto que los inspire!!. Eso ya no es tan fácil jajajajaja
6 years, 10 months ago
 

Buscar mensajes