Nuevo nuevo Juego Literario, Ronda 3 Año 2014

Nuevo Nuevo Juego Literario
Ronda 3, Año 2014Objetivo
Escribir un texto que incluya las frases propuestas, trabajar conjuntamente los textos publicados y elegir un texto ganador de la ronda.Reglas
* Se puede publicar hasta dos textos por usuario.
* El texto puede ser cuento, prosa poética, poesía, etc.
* El texto debe tener una longitud máxima de 600 palabras, sin contar el título.
* Cada texto debe tener un título y las seis frases obligatorias resaltadas en negrita, en cualquier orden de aparición, pero sin ningún tipo de modificación.
* Antes de publicar, se recomienda revisar gramática y ortografía. Para verificar que el formato sea el correcto conviene previsualizar antes de publicar.
* Durante las dos primeras semanas del juego se publican textos. Durante la tercera semana se pueden editar los textos la cantidad de veces necesarias, además de seguir publicando. La cuarta semana del juego es para votar.
* Durante las semanas de publicación y edición de texto se recomienda leer y comentar los textos publicados para colaborar en la corrección de los mismos.
* La edición de textos se debe realizar en el mensaje en que fue publicado y se recomienda escribir un nuevo mensaje avisando que se modificó el original.
* La votación la pueden realizar los usuarios que hayan comentado, al menos, los cuentos elegidos.
* Al votar se eligen dos textos, al primero se le otorga dos puntos y al segundo, un punto.
* Si al finalizar la ronda de votación se produjera un empate, durante la siguiente semana se desempatará. En ese caso se podrá elegir sólo entre los textos finalistas y podrán votar quienes hayan presentado un texto (excluyendo a los autores de los textos empatados).
* El autor del cuento ganador propondrá las seis frases a usar en la ronda siguiente (las deberá enviar por mensaje privado al coordinador del juego).CronogramaEtapa de publicación de textos: Desde el 31 de Marzo hasta el Lunes 14 de Abril
Etapa de edición y publicación de textos: Desde el Lunes 14 de Abril y durante una semana
Etapa de votación: Desde el Lunes 21 de Abril hasta el Lunes 28 de Abril
Todas las horas son de Buenos Aires, GMT-3.Las frases propuestas por Nemesis y Claudyo respectivamente son :“Pero los pájaros no eran libres, solo podían volar”. “la tierra se hizo cielo y el cielo solo es un desierto de marchitas estrellas”“El olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo” “el defecto que le gustaba de ella”“había sequedad en su voz”“estudio los parásitos”
6 years, 8 months ago
SILENCIOEstudió los parásitos que se movían en la superficie y se dio cuenta de que toda la tierra estaba igual de poblada. Tal vez debía renunciar a salvar esa planta y abandonarla ahí, donde ya igual estaba todo perdido. Tenía que rescatar sólo lo que estuviera sano, todavía libre de cualquier contaminación.
Ella entró en ese momento y le preguntó si ya había terminado. Él tardó en responder. No estaba demasiado seguro de lo que debía decir. Con un gesto torpe señaló las cajas apiladas en el fondo del depósito. El defecto que le gustaba de ella era que aceptara todo con tanta resignación, porque por esos tiempos le venía de maravillas. Peor hubiese sido, además contener sus propias lágrimas, tener que consolarla.
_ Eso es todo, hasta ahora- dijo al fin, mientras se sentaba y sacaba una lista del bolsillo. Había sequedad en su voz. Todavía quedaba mucho por hacer y era necesario llegar hasta el final; después, cuando hubiesen tomado distancia, habría tiempo para calcular las pérdidas y lamentarlas.
Vivian en esa granja desde que la anterior se había incendiado. Antes, habían estado en otra que arrastró la corriente, cuando el río creció hasta lo imposible con las lluvias. No era mala suerte: la insensatez de los hombres iba dejando su marca y todo marchaba de mal en peor. Ahora, esa especie de abejorro que parecía haber mutado en langosta, dejaba sus larvas en la tierra y devoraba todo lo sembrado, sin discriminar. Nadie sabía cómo eliminarlos todavía. Con los cambios que fueron apareciendo en los campos cuando la acumulación de plaguicidas superó lo previsto y hasta se volvió en contra de quienes los habían utilizado sin conciencia ni piedad, ya no se sabía qué esperar.
Juntos, intentaron aislarse y crear un microclima; preparaban su propia tierra con los desechos orgánicos que podían recolectar; sembraban sus semillas cuidando de mantenerlas lejos de los productos químicos que habían destruido otros suelos, antes productivos, pero tarde o temprano los helicópteros se acercaban demasiado, y siempre alguna de las sustancias tóxicas que arrojaban los alcanzaba. Hasta los animales parecían enfermos. Tenían algunas aves en una enorme jaula para evitar que consumieran granos contaminados, pero los pájaros no eran libres, solo podían volar dentro de ese espacio alambrado, y eso también era demasiado triste. Había llegado el momento de volver a partir, otra vez en busca de algún sitio donde continuar con sus vidas y sus proyectos.
Ahora, con dos carros repletos, cruzan los campos diezmados, tratando de elegir un lugar, pero ese lugar ya no existe. Por lo polvorienta, la tierra parece talco quemado por la sequía; su color es grisáceo, como el de las nubes en una noche tormentosa. Al volver la vista, sólo se ve la inmensidad de los campos secos, regados aquí y allá por las huellas de sus pasos que, a la luz de la luna, semejan pequeñas chispas apagadas. Él piensa: “la tierra se hizo cielo y el cielo solo es un desierto de marchitas estrellas”, pero no dice nada, ninguno de los dos debe decir nada porque necesitan seguir avanzando; ya no pueden retroceder. Va cayendo sobre ellos una especie de lluvia, tan fina que se seca en el aire y no llega a tocar la tierra. Empiezan a sospechar que no llegaran nunca a ninguna parte, y el resto de sus días transcurrirá caminando hasta que el agotamiento lo cubra todo de un olvido piadoso y les impida recordar que hacían allí, tan separados los unos de los otros. Y el olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo. A ellos les pregunta, pero ninguno responde, tal vez porque ya no sienten el corazón, o porque tampoco el olvido quiere preguntarlo en voz alta.
6 years, 8 months ago
Ana, es admirable que en tan poco tiempo hayas hecho un cuento tan bueno, siendo que las frases no son fáciles de ensamblar. Te felicito. La forma y la temática, excelente.
6 years, 8 months ago
Gracias Claudio; tenía pánico porque nunca subo un cuento sin dejar para el día siguiente una revisión, pero esta vez me tenté. Igual ya le encontré un par de cositas que las anoté en el original para corregir, pero voy a esperar la fecha, y también si me las señalan como errores. Me alegra que te haya gustado.
6 years, 8 months ago
PARASITOMientras camina por Avenida Sarmiento, del lado de la Rural, mira hacia su derecha, al Jardín Zoológico, y recuerda su niñez, cuando iba con sus padres a visitar a los animales, sacarse fotos y comer algodón de azúcar. Ya de niño pensaba que eso era una cárcel, que los leones estaban castigados por comer gente y los monos por robar comida. Igual todo le parecía tan lindo y enorme, que estaba seguro que los animales vivían contentos. Pero los pájaros no eran libres, solo podían volar en sus jaulas, pensaba, y le daban lástima. Creía que únicamente las aves podían sentir el encierro al chocar contra el alambre tejido. Lejanos tiempos de inocencia infantil y soberbia adulta.Saca el celular del bolsillo y llama a su esposa: sale directamente el contestador automático. No quiere dejar mensaje, tiene que hablar en persona. Pero ya van cinco veces que pasa lo mismo y se va quedando sin opciones. Intenta nuevamente con el teléfono de línea, pero no lo atiende, aunque se la imagina al lado del aparato, llorando.Cruza Avenida Figueroa Alcorta y pasa por el Planetario, su segunda parada del paseo de los domingos hace una infinidad de años. En aquella época viajaba por el universo en una película, con un ambiente que era lo más maravilloso que podía imaginar. Pero ahora mira los carteles y piensa que la tierra se hizo cielo y el cielo solo es un desierto de marchitas estrellas, y que ya no hay nada interesante en ningún lado.Sigue insistiendo con los teléfonos, no piensa dejar mensaje. Ya van nueve, diez intentos. Nada.El recuerdo cuando lo invade es tan vívido, que le borra el mundo. Solamente puede combatirlo con otros recuerdos, los más lejanos que pueda invocar. Necesita ir al Rosedal y alquilar una bicicleta, para seguir huyendo a los tiempos felices, aunque sea por unos minutos.El olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo, y la respuesta es contundente: “Si, te olvidaremos, olvido, eres enemigo del dolor, y del dolor vivimos; sufrir es vivir y olvidar es morir”. Tiene claro que toda su familia es la que está respondiendo, al unísono, y que es la realidad, aunque en esos precisos instantes los acontecimientos se desarrollen en su mente.Llama por decimosexta y decimoséptima vez, sin resultado.Yoly se casó con él porque era confiada y esa vulnerabilidad era el defecto que le gustaba de ella. Trató de cambiarla, de enseñarle que las personas se equivocan y traicionan, que es parte de la naturaleza humana, y que él estaba incluido en el montón. Le avisó, pero no escuchó. No era una justificación, ni siquiera un atenuante; no, eso hacía las cosas aún peores, si eso era posible.La decimoctava fue la vencida.—Hola. -Había sequedad en su voz.—Hola, soy yo.—Acá nadie quiere hablar con vos, solamente quería decirte que dejes de molestar. Morite, basura.Y cortó la comunicación.Le parecía increíble, pero escucharla esos pocos segundos lo ayudó a reducir su angustia. Ya no podía hacer nada. Era el fin, y listo.Entonces vio a una mujer sentada en un banco, leyendo un libro. No era atractiva, pero su rostro estaba relajado, con una leve sonrisa que indicaba un espíritu en paz consigo mismo. Se acercó y vio que su mano izquierda se apoyaba sobre la foto de un feo bicho.—Disculpe, pero me parece que hay una garrapata mordiéndole el dedo.Ella lo miró con una indiferencia demasiado forzada, así que insistió.—No quiero molestar, pero a mi también me gusta leer y no puedo dejar de mirar esa tapa.Mientras pretendía seguir con la lectura, ella le contestó.—Estudio los parásitos, soy veterinaria.—Justamente soy uno de ellos, especie humana. Un gusto, me llamo Germán.Ella no podía conocer los verdaderos alcances de la afirmación. Porque efectivamente, él se alimentaba del espíritu de otros sin dar nada a cambio. Absorbía el amor, la culpa, la alegría, el dolor. Ahora estaba lleno de todo eso y quería drenarlo, infectar a otro organismo mientras le extraía su esencia. Y tenía al hospedante perfecto justo enfrente, sonriéndole.
6 years, 8 months ago
PARÁSITO de Claudyo
Muy bueno, me parece genial el desarrollo y la caracterización del protagonista. En lugar de insistir en hacerse disculpar por lo que él sabe que hizo mal, busca a otra mujer para tapar los recuerdos que lo acosan, y seguro se repetirá la historia. Bien por el modo de calzar las frases “difíciles” (creo que hay una en especial que nos va a poner a prueba a todos) Me parece un gran cuento, sobre todo para este juego en el que generalmente salen historias un poco tiradas de los pelos
6 years, 8 months ago
Gracias, Ana. Si, las frases no son fáciles, en especial me resultó difícil olvidar el olvido, pero es lo bueno de este juego, lograr que todo tenga sentido.
Releyendo tu cuento, no encuentro errores mencionables, quizás la frase “Ahora, esa nueva especie de langostas que dejaban sus larvas en la tierra y devoraban todo lo sembrado, sin discriminar.”, no me suena, quizás porque siempre las langostas devoraron sin discriminar y a la frase parece faltarle una parte para explicarse por sí misma. Pero igual la idea se entiende: hay una nueva especie de langosta que no se puede matar.
6 years, 8 months ago
Si Claudyo, justamente esa frase de la langosta es una de las que quiero corregir; tal vez pueda ser otro insecto que modificó su conducta, todavía no pensé cuál; lo demás son detalles, palabras muy repetidas que quiero cambiar por otras; en fin, nada importante, pero que hayas notado lo de las langostas me hace ver que no andaba errada. Gracias!———- Mensaje agregado a las 23:40 ———- Mensaje anterior a las 23:36 ———-Aparte hay algo en los plurales de esa frase que no me suena bien; eso tengo que pensarlo un poco más….
6 years, 8 months ago
LA CALABAZA
“El olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo dijo ella como en trance. Él no comprendió. Le tomó la mano y sintiéndola fría le dio calor entre las suyas. Estaba como hipnotizado: sus ojos verdes se le clavaban en las pupilas. “La tierra se hizo cielo y el cielo solo es un desierto de marchitas estrellas”, agregó ella casi sin mover un músculo del rostro. Él se dio cuenta de que había sequedad en su voz y que se sentía un muñeco sin razón, pero con emociones. Pensó en la aridez de esas palabras que encerraban tanta poesía: era de verdad el defecto que le gustaba de ella. Una princesa con defectos era lo más humano que podía imaginar. Su corazón era una turbulencia que únicamente deseaba tenerla en sus brazos, como una musa enigmática. Pero ella parecía habitar mundos ininteligibles. Soltando su mano le dijo: “pero los pájaros no eran libres, solo podían volar”. Su mente era demasiado prosaica para alcanzar esos significados misteriosos. Con toda la ternura de que era capaz él declaró: “Yo estudio los parásitos” y por toda respuesta ella lanzó una carcajada que cortó el aire y la convirtió en una mujer trastornada.———- Mensaje agregado a las 20:07 ———- Mensaje anterior a las 20:04 ———-Mañana leo y comento.
6 years, 8 months ago
Qué buena idea, Lidy, poner las frases más difíciles en boca de una mujer que no está muy en sus cabales. Así cobran sentido realmente. Y él, enamorado y tal vez un hombre muy sencillo, no se da cuenta y las encuentra poéticas. Me gustó muchísimo el cuento, tal vez un poco breve, pero cierra bien la idea. De todos modos, si quisieras darles una ambientación, podrías situarlos en un escenario acorde o muy contrastante. Pienso que eso podría llegar a enriquecer el texto sin quitarle lo esencial, que es lo que esta contado y muy bien. O no, tal vez ya está todo dicho, pero me quedé con ganas de leer más. Supongo que el título se relaciona con la expresión “dar calabazas” por la forma abrupta en que él se ve obligado a entender que no puede esperar nada de ella, o tal vez por el disfraz: nunca se sabe con qué podemos encontrarnos, detrás de una apariencia.
6 years, 8 months ago
Gracias Ana por tus comentarios. Veré si puedo extenderlo, aunque sabés que soy de tranco corto.
Lo de Calabaza viene a cuento de que él siente que para él es un princesa, yal final, al revés de los cuentos de hadas y principes, se convierte en una calabaza. jajaja!!!———- Mensaje agregado a las 14:25 ———- Mensaje anterior a las 14:16 ———-SILENCIO - ANA: Es un texto complejo pero muy interesante sobre el cuidado del planeta. Muy bien utilizadas las frases (excepto la primera que en realidad era “estudio los parásitos”. Pero modificar esto te llevaría a convertir todo en ltexto en presente. Yo no tengo problema. Muy buen cuento por lo trabajado.
Las larvas provienen de los parásitos y no al revés.———- Mensaje agregado a las 14:37 ———- Mensaje anterior a las 14:25 ———-PARÁSITO - CLAUDYO: Un relato excelente, no solo por la forma en que ensamblaste las frases sino porque hay toda una psicología y un filosofía de la vida del personaje, muy interesante y muy compleja.
“sufrir es vivir y olvidar es morir” es un tratado de filosofía existencial, aunque yo lo hubiese escrito al reves, especialmente la última parte: ”morir es olvidar“ . Un personaje tortuoso que se alimenta de os otros, sin dar nada a cambio no merece otra cosa que ”Morite, basura" JAJAJA!!! Perfecto!
6 years, 8 months ago
Ay, no pego una; juro que leí la frase en pasado, no sé dónde le habré visto el acento. En el cuento de Claudyo no me di cuenta de que estaba diferente, y en el tuyo sí, Lidy, pero pensé que la equivocada eras vos Bueno, veré si puedo arreglarlo.
Mirá que me hiciste pensar con las calabazas, pero no se me ocurrió buscar por ese lado, aunque la palabra “princesa” (que me chocó un poco dentro del texto, pero ahora con tu explicación le encuentro sentido) me podría haber señalado el camino.
6 years, 8 months ago
Lidy, muy buena la idea y el desarrollo de tu cuento, pero también me pareció demasiado breve. En especial, merecería mayor detalle la explicación del porqué el marido le dice que estudia los parásitos y la razón por la que la frase la convierte en trastornada, ya que al parecer ya lo estaba. Gracias por el elogio a mi cuento. Y, aunque quizás tengas razón con la frase que citás, voy a preferir dejarla así: me gusta como suena.
Ana, yo tampoco tengo problema en que quede el acento de “estudió” y no creo que nadie lo tenga, es un tema muy menor, no te preocupes por eso.
6 years, 8 months ago
Al final del camino
La hora de la partida había llegado: por fin descansaría de este constante malestar de vivir. No podía haberse equivocado, pensó, con la soberbia que lo caracterizaba; ése era el final.
Entonces se halló nuevamente despierto en un lugar que le era indiferente, hasta llegó a pensar que su cuerpo se había vuelto inerte… ¿o lo era su entorno? Sintió una liviandad que le era desconocida, como si las distancias se hubiesen suprimido y el tiempo ya careciera de importancia, hasta el punto mismo de dejar de existir. Sí, los habitantes de ese lugar no se desplazaban: volaban, habían dejado de ser hombres para convertirse en desalmadas aves, pues algo terrible los había despojado de su humanidad.
Aunque podría llegarse uno a engañar en esas condiciones, creyéndose poseedor de una libertad infinita, la realidad era que el elegir entre una posibilidad u otra había perdido por completo su sentido; ya que tomándose el camino que se tomase se llegaría al mismo punto: el punto de partida. De modo que las bases que condicionan lo que comúnmente llamamos libertad, se veían corrompidas desde su raíz, pues no existía la facultad de elegir al lugar donde se aspiraba a llegar. Podían tomar el rumbo que quisieran, pero los pájaros no eran libres, sólo podían volar.
Contrariamente a lo que se suele pensar, en el Paraíso sí existe la gravedad. Lo que sucede es que uno tiene la sensación de estar parado encima de nubes que se deforman pero no mojan, lo cual resulta demasiado extraño; por lo que generalmente se opta por flotar, por lo menos hasta poder olvidar la seguridad que transmite el hecho de pisar tierra firme. Pero entre más se empeñaba por enterrar los recuerdos que le había dejado su hermoso Planeta Tierra, más reales se le presentaban en sus pensamientos lo que habían sido sus mundanas vivencias: pues sucede que el olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo.
A lo lejos, como una aparición espectral, vislumbro una etérea figura que le resultaba familiar: sí, tal como sospechaba, se trataba de su amada Olivia. A medida que se acercaba, iba distinguiendo cada detalle de su rostro, con amarga desilusión, al comprobar que ella ya no era ella. Su rostro era angelical, carecía de imperfecciones. Incluso la característica arruga que atravesaba su ceño había desaparecido: ese era el defecto que le gustaba de ella, al recordarle su incorruptible terquedad y su ánimo de indignarse ante la más mínima injusticia. No pudo sostener su mano, ya que al intentarlo su tacto la traspasó sin percibir sensación alguna. Al notar su presencia, la ahora hermosa Olivia le dijo, con notable desazón: “la Tierra se hizo Cielo y el Cielo sólo es un desierto de marchitas estrellas. Sí, el Infierno de la Vida Eterna, contra todo pronóstico, resultó ser real”. Había sequedad en su voz, y sus ojos reflejaban la desesperanza de saber que cualquier cosa que se hiciera por amor ya no tendría valor alguno.
El médico ingresó a la sala y estudió los parásitos que infectaban la sangre de aquel pobre hombre: el pronóstico no era alentador, pero en su interior comenzaba a reinar la creciente tranquilidad de saber que sus actos aún tenían el sentido que les daba ser efímeros.
6 years, 8 months ago
AL FINAL DEL CAMINO - CLARA (para abreviar): primero te diré BIENVENIDA A NUESTRO GRUPO!!! segundo voy a comentar el cuento: me gusta el vocabulario extenso que tenés y lo bien que expresás las ideas; (solamente hay un “no existiesen” y “dejar de existir” en una misma frase que podrás modificar fácilmente con un “no tuviesen valor” o alguna otra. En el segundo párrafo no hacés hablar o pensar al protagonista, con lo cual me dio la impresión que hablaba un omnisciente que juzga o el propio autor. Esto se continúa en el 3º párrafo hasta “entre más se empeñaba” donde me encontré nuevamente con el personaje principal. Las frases excelentemente incluídas en el texto. Lástima, para mí, que lo hiciste despertar de una pesadilla (este recurso muy usado hace que el lector se sienta engañado) Sin embargo, lo hiciste con calidad y cerraste el relato con una frase hermosa, dura y absolutamente existencial: “ la creciente tranquilidad de saber que sus actos aún tenían el sentido que les daba ser efímeros” Te felicito. Y disculpame si comenté demasiado. Es que el cuento daba para que fuese perfecto.
6 years, 8 months ago
ANTES DEL FINAL de manuceclararebecaAntes que nada, bienvenida al Taller, Clara. Me sorprendió muy gratamente la lectura de tu cuento; muy buena confección de texto y un tema que da para pensar (lo efímero de la vida visto como un valor por su consistencia comparado con una eternidad insustancial o deshumanizada, sin metas ni objetivos) Podría señalar detalles mínimos, como la repetición de un “ya que” dentro del mismo párrafo, pero eso no quita calidad al relato, que está perfectamente llevado y con las frases obligatorias ubicadas con coherencia. Lo que ocurre es que acá leemos pasando la lupa para ver si podemos aportar algo que sirva.
Muy lindo cuento, espero seguir leyéndote
6 years, 8 months ago
Antes que nada gracias! Una pregunta, se puede editar el texto sólo en la tercer semana no? Porque teniendo en cuenta las cosas que me dicen, podría mejorar muchas cosas.
6 years, 8 months ago
La semana de edición empieza el 14 de abril. Creo que a algunos “se nos escapa” editar algo antes, pero es más que nada cuando el texto, por alguna razón, queda mal presentado. Lo que te conviene es ir trabajando en tu original en base a los comentarios que recibiste (que pueden servirte o no) y a los que probablemente recibas en los próximos días y después hacer la edición cuando lo hayas pensado bien.
6 years, 8 months ago
Clara, quería comentarte algo que quizás no sepas; hace unos meses se hizo una modificación del sitio y muchas cosas quedaron para peor. Cuando edites vas a tener que hacer lo siguiente (si es que para e 14 de abril no lo arreglaron): seleccionás todo el texto como lo enviaste, ponés copiar y vas a editar abajo del texto. Se te abre otra página y ahí copiás (siempre con el botón derecho del mouse) Sobre ese texto hacés todas las modificaciones que necesites y le dás a guardar.
Te digo todo esto porque a vecs no es fácil hacer la edición. Antes era una paparruchada. Un beso.
6 years, 8 months ago
Manuceclararebeca; para empezar, bienvenida. Fue un gusto leer tu cuento, es realmente bueno. Si no te importa, también te voy a llamar Clara. De tu texto, lo que más me gustó fue la forma en que utilizaste la primera frase, yo en mi cuento no pude usarla así, tal cual es, y tuve que continuarla. También me gustó el “constante malestar de vivir”, el “infierno de la Vida Eterna” y la “tranquilidad de saber que sus actos aún tenían el sentido que les daba ser efímeros”. De las cuestiones técnicas, además de las que te señalaron, te diré que sacaría el “a ella” después de “A medida que se acercaba”, para evitar una repetición. En la frase “hasta la característica arruga que atravesaba su ceño había desaparecido, el cual era el defecto que le gustaba de ella”, entiendo sería correcto “la cual”, en referencia a la arruga. Como cuestión de gustos, decir “la ahora hermosa Olivia”, cuando te desilusionaste de ella, no parece coherente, podrías decir “perfecta”, lo cual no sonaría a elogio. Respecto de la última frase empieza con “El médico” y luego de la última coma parece que sería él quien se tranquiliza, habría que dividirla o aclarar de entrada que es el paciente quien lo hace. Por ejemplo, pondría, “Vio al médico, que ingresó a la sala y estudió los parásitos que infectaban su sangre”. Desde ya, todo esto son sugerencias que podés ignorar o desechar, simplemente trato de darte opciones para que puedas expresarte como mejor te guste. Nuevamente te doy la bienvenida, saludos.
6 years, 8 months ago
Gracias claudyo, me elogian tus palabras. Les agradezco infinitamente las sugerencias, ya que soy nueva en esto de escribir. Mi objetivo es aprender, y el hecho de compartir textos con gente interesada en la literatura me ayudará enormemente. Próximamente daré mis opiniones acerca de sus textos, desde el lugar de la mera espectadora, ya que desde el punto de vista técnico me falta formación.
6 years, 8 months ago
Hola, gente, ¡tanto tiempo! Leí las frases y me llevaron a la Sci-Fi. No pude ajustarme a la extensión, naturalmente. Pero escucho consejos para reducir en el momento de la edición. Ya iré dejando mis lecturas. ¡Saludos!
Pájaros que vuelan demasiado alto
El suelo arenoso en la línea del Trópico de Kelpler se extendía como un manto deshecho por el tiempo; las rocas, pequeñas y grises, hacían que fuera imposible cubrir en coche el trayecto que iba desde la carretera hasta la zona de la pirámide. Tuvieron que emprender la excursión a pie.
Según los instrumentos de mapeo existían, sólo en el hemisferio Sur de Gleyse-33, cuatrocientas veintitrés pirámides. Lo curioso es que en torno a ellas no había siquiera rastros de que alguna vez haya habido ciudades o asentamientos, por lo que se suponía que toda la actividad social del planeta se llevaba a cabo en el interior de estas enormes construcciones. Los encargados de la misión de reconocimiento estaban ansiosos por dar con la historia del planeta y su civilización; algunos, incluso, guardaban esperanzas de que aún hubiera vida en lo profundo de aquellas moles. Tras unos largos kilómetros, los tres expedicionarios llegaron a la puerta de acceso. La criptógrafa Helena F. observó en el enorme dintel cobrizo unos símbolos que reconoció de inmediato. Retrocedió.
El biólogo Erich G. la sostuvo de un hombro.
-¿Qué pasa?, ¿qué es?
-¿No reconocés los símbolos?
-Estudio los parásitos, no las lenguas muertas… -dijo. Había sequedad en su voz-. ¿Qué dice ahí?
-Es quichua. Y de muerta no parece tener mucho…
Al instante, la risa de Erich y la del antropólogo Tamir R. se juntaron en un abrazo que reverberó hacia el interior negro de la pirámide.
-Licenciada, ¡por favor! –siguió riendo Erich.
Tamir, una vez repuesto, volvió a la pregunta original: ¿qué dice su quichua?
-“El olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo” –murmuró la mujer. Luego lo repitió para sí. Dos, tres veces. Lo había leído en alguna parte.
A continuación, Helena explicó cada uno de los símbolos tallados y, muy por arriba, ofreció un pantallazo de la hermenéutica quichua que consideró pertinente. Por inaudito que fuera, en aquel mundo, a millones de años luz de la Tierra, había una inscripción reconocible. Los hombres se miraron y no volvieron a replicar. Tamir emitió un breve comunicado al Centro de Operaciones de la nave: A Cóndor GTX. Hay progresos. Cambio y fuera.
Iluminaron los pasillos interiores y cada recoveco con un centenar de spot-droids que volaban de acá para allá como pequeños fulgores. La zona alta de la pirámide parecía ahora una sala de quirófano. Las dos anteriores que habían visitado eran mucho más estrechas y hundidas que esta y no habían ofrecido ningún tipo de indicio lingüístico: piedra cruda y geometría escalonada. Esperaban que la mayoría fuese igual, pero Helena sabía que las pirámides grandes no solo se construían con una finalidad de majestuosidad, sino también para cuidar de la Historia y de los dioses. Había uno que otro detalle estilístico de esta obra que no la convencía del todo. No obstante, el defecto que le gustaba de ella era su fastigio lunar, como una bóveda que había sido interrumpida durante el proceso, o acaso pensada con fines de iluminación.
Deambularon por el vientre de la mole cada uno en pos de su interés profesional. Tamir acompañó a Helena por la parte superior. Había piedras de lapislázuli talladas con exquisitos motivos; en una de ellas había un dibujo de la Tierra, y sobre la Tierra, un enorme pájaro con las alas extendidas. “El universo es la Gran Pirámide”, rezaba una inscripción. Minutos más tarde, en la penumbrosa soledad subterránea, fue Erich quien encontró la cámara séptica, el gran trono amarillo, el esqueleto de un rey vestido con andrajos. Llamó a los otros.
-¡Eran humanos! –gimió con una mezcla de excitación y horror-. ¡¡Eran humanos!!
-No –replicó Helena, abriéndose paso hacia un panel grabado-. No eran tan humanos…
La mujer, al pasar, leyó la inscripción en la corona del cadáver: Rey Pájaro, decía. Sonrió. Luego avanzó hasta la piedra y leyó en voz alta:
-“Hicimos a los pájaros. Pero los pájaros no eran libres, sólo podían volar. Así que hicimos a los hombres, a quienes también llamamos pájaros, amistosamente. Les dimos la Tierra. Ofrecimos al universo un suspiro de inmortalidad, pero es sabido que todos los pájaros han muerto en algún rincón del futuro, como todo lo que baila a la luz del tiempo. El círculo del hombre-pájaro se cernió al final sobre el hallazgo del sentido. Luego, la Tierra se hizo cielo y el cielo solo es un desierto de marchitas estrellas”.
-Se me heló la sangre –dijo Tamir.
-El uso de los verbos… hay como una percepción de simultaneidad que no es común en el quichua. No entiendo.
Salieron de la pirámide hacia el atardecer, cuando los spots comenzaron a apagarse. Llevaban consigo pruebas que prometían poner de cabeza la propia historia de la Humanidad. De camino al coche, sonó el intercomunicador y Tamir atendió.
-Antes de que digan nada, hay más progresos. Expedición satisfact…
-¡Hay un problema, Doctor!
-¿Qué tipo de problema?
El peor escenario imaginable hubiera sido algún tipo de ataque, o un meteorito.
-Perdimos contacto con la base…
-No entiendo.
-La frecuencia está muerta. No… es extraño, como si se hubieran caído todas las redes existentes del planeta. Cosa imposible, por supuesto. Estamos verificando los otros canales.
Tamir cerró los ojos.
-Vamos para allá –dijo-. Cambio y fuera.
Los tres se miraron en silencio, temblorosos. No querían entender, pero entendían. Se dejaron caer sobre las piedras y contemplaron quietos el desierto de la noche. Se oían lejanas explosiones en alguna parte del cosmos, un escádalo in crecendo. Pronto vieron las llamas bífidas de enormes auroras a la distancia, que serpenteaban entre las constelaciones; el largo cielo, que ahora se movía hacia dentro, como una puerta que se cierra; las pequeñas, diminutas estrellas azules, que caían, marchitas.
6 years, 8 months ago
PÁJAROS QUE VUELAN DEMASIADO ALTO - VITRUBIO: Que regreso, compañero. Un relato de ciencia ficción muy bien estructurado. Lástima que la tierra desaparece. O no. Quizás sea mejor, no? Muy bien ensanbladas las frases y me gustaron mucho los diálogos. Es un poco largo para el juego pero quizás puedas achicarlo… es tan bueno!!
6 years, 8 months ago
PÁJAROS QUE VUELAN DEMASIADO ALTO de D.Vitrubio
Hola Daniel, tu cuento es precioso y por supuesto, es una pena que tengas que recortarlo. No obstante, estuve viendo que datos podrían ser innecesarios y encontré algunos, pero son mínimos y no creo que con ese pequeño recorte puedas llevarlo a 600 palabras. De todos modos te lo comento, y si se me ocurre después algo más, ya te lo diré. El fragmento inicial sirve para que el lector vaya entrando en el cuento como deslizándose, sin brusquedades, pero si lo quitaras y comenzaras con los protagonistas ya dentro de la pirámide, aunque el arranque va a salir un poco a los sacudones, se podría comprender igual la situación. Ahí nomás ya tendrías cincuenta palabras menos. Igual te quedarían todavía unas trescientas, que es amputar demasiado. Espero que lo logres, pero justo estás en el juego que permite menos palabras… y es una pena.
El cuento está genial así como está; me encantó esa imagen de los expedicionarios sentados viendo como desaparece el mundo desde un planeta donde ya es futuro en la tierra y esa forma de irse apagando, inspirada indudablemente en la frase que dice “la tierra se hizo cielo (…)” es casi una poesía. Por favor, no le quites nada a ese final.
Un gusto volver a leerte por acá, Daniel.
6 years, 8 months ago
D.Vitrubio: Hermoso tu cuento, el problema es que no veo una manera de acortarlo sin perder algo importante, así que mucho en eso no te puedo ayudar. Te felicito, es muy bueno leer CF, uno de mis géneros favoritos, con toques autóctonos (mis padres son santiagueños y hablan un poco de quichua). Un gusto.
6 years, 8 months ago
Ana, Lidy, ¿cómo les va? Me alegra volver a leerlas. Y Claudio, un gusto también che. Les agradezco las lecturas. Veré qué puedo hacer con el sobrante (en realidad al intentar reducirlo lo alargué un poco más, jaja, pero tengo otro doc. en el que lo estoy trabajando para que entre en la votation).
Les dejo mis lecturas.Silencio
Sincera distopía ecológica, Ana. Muy bien narrada, con oraciones precisas y nada de colorinche innecesario. Me recordó a On the road, de Cormac McCarthy, ese clima austero, el desaliento, la resignación, el color o los tonos bajos que se repiten en la trama, que invitan a que el lector se hunda en el mismo desconsuelo. La elección del título también me parece un acierto: lo vemos todo el tiempo en la represión de los personajes, ese no querer decir lo que ya está dicho por el entorno. Simple y justo. Lo único que noté mejorable es el uso de una frase que me parece que queda un poco ajustada al texto, cuando dice: “El piensa: ‘la Tierra se hizo cielo(…)’”, ahí me da la impresión de que la construcción de ese pensamiento es demasiado rebuscada. Por lo demás, me parece un excelente trabajo. Parásito ¡El chupa-almas! Bueno, la narración oscila entre el raconto y la inmediatez, o más bien en la articulación de ambas cosas en el momento preciso, y lo hace con la sencillez ideal. Las ideas del zoológico carcelario, más allá de lo clásicas que puedan parecer, acá tienen una función importante, especialmente cuando dice que los leones estaban castigados por comer gente y los monos por robar comida; son importantes para la trama porque el protagonista también es una especie de bestia que está presa de algo mayor, que es el impulso del mal: de comer y de robar, solo que algo de lo que otros animales no pueden alimentarse. Esto también acentúa la inocencia en el modo de actuar de los animales y deja en relieve la maldad alevosa del humano. Quizá, para darle mayor fuerza a este final se podría volver a sugerir en algún momento de la narración esta idea de animales que roban o que comen algo que no deberían, incluso se podría acentuar la hipocresía del protagonista amonestando tal comportamiento animal. ¡Muy bueno! La calabazaWow, ¡qué impacto, Lidy! ¿La princesa enigmática resultó ser una chiflada peligrosa? Parece un fragmento digno de Lewis Carroll. No hay mucho que agregar, es un microcuento que se rige por sus propias reglas internas y pareciera no importarle lo que el lector pueda sacar en claro, cosa que está muy bien. Me gustó esa cuestión burlesca de la mujer que habla con profundidad misteriosa y el tipo que le dice algo tan pequeño: “Yo estudio los parásitos”, y después la carcajada, el aplastamiento. El título me hace pensar en el final, también, en el estado original de esa princesa, como si en el desenlace ella se metamorfoseara en algo crudo, original. Me gustó, sorpresivo.
Al final del caminoQué buen cuento. Entre lo onírico, lo profético y lo filosófico. En el texto hay ideas me encantaron, como: “sus ojos reflejaban la desesperanza de saber que cualquier cosa que se hiciera por amor ya no tendría valor alguno” o cuando dice: “en su corazón comenzaba a reinar la creciente tranquilidad de saber que sus actos aún tenían el sentido que les daba ser efímeros”. Lo mejor es el motivo mítico del cuento, la idea de esa antítesis maldita: la vida eterna como condena eterna. Me encantó.
6 years, 7 months ago
Daniel, gracias por el comentario. Creí que el cuento quedaba articulado cuando Germán le dice a la mujer que una garrapata le estaba mordiendo el dedo: es una reacción de advertencia (¿fingida?) a una conducta “impropia”, tras lo cual él mismo se pone en el lugar del animal, haciendo un daño real y consciente. Igual podría pensar algo para hacerlo un poco más explícito.
6 years, 7 months ago
Gracias por los comentarios, Daniel. Si, esa frase quedó bastante floja; ya hice una corrección en mi original. Ahora, en vez de cruzar los campos de día, lo hacen de noche, y ahí me fue más fácil intercalar una frase que sirve de nexo para que ese pensamiento del protagonista no quede tan descolgado. Creo que mucho más no puedo hacer sin que se note el remiendo. Ya son varias las correcciones que llevo realizadas, esperando el momento que toque editar.
6 years, 7 months ago
Claudio, tenés razón con lo de la garrapata; yo lo había entendido mal. Que la boca se me haga a un la'o, como dicen por acá
6 years, 7 months ago
Volátil
Pocas veces en mi vida me sentí tan abatido. Uh, no, no de nuevo. Detesto las comparaciones, en especial cuando de experiencias se trata, pero igualmente recaigo en ellas. En estos días me la pasé pensando “estoy tan angustiado como cuando…” o “estar con ella me hacía mejor que…”. Me exaspera, pero mi irritación es sólo una parte más del ciclo. Y vuelta a empezar.
Fue hace ya unos meses. Había sequedad en su voz cuando me dijo que la rutina, que la monotonía, que mi inactividad; mientras que por otro lado las aventuras, por otro lado la gente, por otro lado la vida. ¿Notaron eso, no? Yo de un lado, la vida del otro.
En realidad, era previsible. Ella siempre caminó la cuerda floja de la inestabilidad emocional. Me gustaba pensarla como dinámica. Me inyectaba de la energía que me faltaba, y yo era el cable a tierra del que ella carecía. Pero su constante variabilidad era perjudicial tanto para ella como para quienes se acercaban demasiado, y ahora pago las consecuencias de dejarme atraer por lo volátil.
La verdad es que ya no sé qué hacer. La literatura, el fútbol, el alcohol y las mujeres me distraen de a ratos, pero producen en mí mejorías meramente temporales. En cuanto a mi trabajo, era feliz como encargado de fauna en la Reserva Ecológica, pero últimamente comencé a pensar todo de otra manera, y tuve que renunciar. Por ejemplo, los árboles permanecían impasibles, pero, a diferencia de lo que todos siempre decimos, los pájaros no eran libres, sólo podían volar o posarse sobre sus ramas. ¿Y qué si querían arrastrarse? A mí me sería terrible siempre tener que volar o mantenerme de pie. Necesito yacer, necesito reptar; ¿qué pasa si ellos también lo quieren? Ahora estoy en un equipo de la Facultad de Agronomía, estudio los parásitos intestinales que afectan al ganado vacuno. Suena menos interesante, ¿verdad? Admito que lo es, pero al menos a las bacterias no es tan fácil adjudicarles sentimientos.
Ah, hablando de literatura, ¿les mencioné que le escribí un poema? Y en uno de los mayores actos de estupidez de mi vida (ahí está, otra vez) se lo envié por correo. No sé si lo habrá leído o si tiró la carta tras chequear el remitente o si el sobre se extravió paseando por la oficina postal, pero se los muestro, total, para juzgarme no alcanzarían todas las personas del mundo.
Perdido en ojos aguamarina
y rosados labios entreabiertos,
corroboró con desconcierto
que ella era un viaje de ida.
Y en ese adiós en la neblina,
supo que la tierra se hizo cielo y el cielo solo es un desierto de marchitas estrellas compungidas.
Él negó su partida, sofocado,
ella dio media vuelta, doncella,
él yació en el suelo, devastado.
Jamás podría suprimir la huella
de que el fin lo había marcadoel defecto que le gustaba de ella.
————–
Acabo de recibir una carta. Es de Lola. Dice que aprecia mi soneto, pero que el último verso no es endecasílabo. Y menciona algunas frases que dice que le decía su abuela de chiquita, por ejemplo, que el olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo, es decir, que si la quiero olvidar, tengo que dejar de estar pendiente de querer olvidarla. Y otras cosas así, consejos, sugerencias, besos, saludos, que andes bien.
Aunque les parezca mentira, su respuesta me produjo cierto alivio. Fue distante, sí, pero existió. Eso solo me sirve como prueba de que la vida y yo todavía podemos seguir entrelazándonos en ella.
6 years, 7 months ago
Gracias Daniel por tu comentario. Como ves soy de tranco corto. Me alegra que te haya gustado.———- Mensaje agregado a las 11:40 ———- Mensaje anterior a las 11:29 ———-VOLÁTIL - HAREY:compañero,,, un cuento que rompe con las estructuras tradicionales, no solamente porque incluye un poema con la s frases magníficamente bien enlazadas, sino por ese narrador que le habla a los lectores. Un narrador que piensa y se autoanaliza. Me encantó, es bien contemporáneo. Aprendo mucho de vos Harey. Pero aprender no significa poner en práctica. Trataré.
6 years, 7 months ago
VOLÁTIL de Harey
Un buen recurso intercalar, en una poesía, las frases que predisponen más a ella que a la narración. Está bien aprovechado el recurso de interpelar al lector, sobre todo porque lo hace desde un principio y entonces no resulta sorpresivo (a veces me sobresalta cuando estoy leyendo desde una distancia prudente y de pronto siento que se dirigen directamente a mí; no sé si a alguien más le ocurre). Dos personajes muy “tal para cuál” a pesar de sus diferencias. A pesar del título, que se puede asociar con lo efímero, da la impresión de que podrían pasarse años entregados a ese juego de dependencias: él necesitándola como nexo con la vida y ella negándose, pero respondiendo.
6 years, 7 months ago
Gracias a ambas!
Me encanta intentar cosas poco convencionales, Lidy, creo que aporta riqueza a la escritura. Pero considero que, como en todo, no hay que abusar; un ejemplo sería lo que menciona Ana, que sí, a mí también me sobresalta: la variación abrupta entre un estilo y otro. Es estupendo aventurarse, pero con cierta prudencia. Después de todo, creo que ahí está el desafío.
Exactamente, Ana. Con el título me refiero a la personalidad de ella, pero con el final quiero dar a enteder que, ni como la personalidad de él lo era, tampoco lo sería su “vínculo”.
Dejo mis devoluciones:Silencio - Ana: un cuento que me tocó fuerte por su temática, la ecología me interesa muchísimo. Y enfocado desde una situación casi apocalíptica para las vidas de los involucrados, que, a diferencia de lo que sugiere el adjetivo, ocurre no con poca frecuencia en todo el mundo. Trístisimo. Me parece correcto el arreglo que mencionaste en un comentario: siento que encaja mucho mejor que el hombre mencione la frase “la tierra se hizo cielo…” siendo de noche.Parásito - Claudyo: excelente desarrollo del personaje y evolución del cuento. Me gustó mucho cómo comienza de a poco, con reflexiones del protagonista en un tono calmo, que va tendiendo a oscuro; para que luego llegue ese “morite, basura” a cortar por lo sano, y que a partir de allí se vea con claridad la personalidad del hombre. Muy buen cuento.La calabaza - Lidy: a la primera leída sentí que me quedé con ganas de más, pero al releerlo creo que el texto está escrito en su justa medida. Un hombre hechizado por el aura de misterio de una mujer a la que por sus palabras adjudica sabiduría, hasta que lo choca de frente una de las cosas menos elegantes que podía escuchar: la carcajada de una demente. Coincido con los demás, buen recurso poner las frases más complicadas en boca de una desequilibrada. Corto pero efectivo, y muy.Al final del camino - Munuceclararebeca: no exagero: con ese final me dejaste meditando por un rato largo, e iniciaste un debate entre mi novio y yo. Tu texto transmite la idea de que al no haber un límite de tiempo para hacer cosas, las cosas que eligiéramos hacer perderían valor, porque se harían con la consciencia de que habría tiempo de sobra para probar todo lo demás. Es todo un tema la vida eterna, bien por vos el atreverte a tratarlo, y hacerlo con habilidad. Las frases de la consigna, muy bien ensambladas.Pájaros que vuelan demasiado alto - D. Viturbio: wow, súper creativa la trama. Entre este cuento y Estelarfutbolismo, ya veo que tenés mucha imaginación. Me sentí un poco descolocada en el final: ¿ellos “destruyeron” la Tierra al leer la inscripción? ¿O se tienen en cuenta los años luz de distancia, y lo que ocurre es que coincide la destrucción de la Tierra con cuando ellos leyeron la corona, en el futuro? Por ahí sea algo que dejás a libre interpretación del lector, pero la incertidumbre me afectó un poco. Para acortarlo, podrías reducir la introducción y los párrafos de cuando llegan a la pirámide, aunque no sé si alcanzaría para atenerse al límite de palabras, y el cuento es muy bueno así como está.
6 years, 7 months ago
Harey: Me pareció excelente tanto la temática como la forma del cuento y de la poesía. Arrastrarse para mantener una relación es un recurso desesperado y nunca es suficiente, así que el personaje tiene un futuro sombrío, a pesar de conformarse con poco. Pero hay grandeza en el fracaso, eso me gusta.
Me alegro que te haya gustado mi cuento y, al igual que Lidy, la frase “Morite, basura”, te pareció bien, lo que me tranquiliza, ya que pensaba poner algo más grosero; veo que no hace falta.
6 years, 7 months ago
Gracias por tu crítica, Claudyo. Me alegra que les haya gustado el cuento, con esas leves rarezas que le quise incorporar.
Sí, creo que esa frase produce como un quiebre en la historia, y esas dos palabras tienen la sonoridad suficiente para marcarlo.
6 years, 7 months ago
Edité mi cuento… Le cambie varias cosas… el final, le cambie, por ejemplo. Así que recomiendo volver a leerlo… detalles que no cambian la sustancia pero si su digestión.Harey: Me gusto mucho tu cuento… Interesante la página del diario de este enamorado. Me recordó a cómo está narrada “La Tregua”, aunque este escritor es mucho más optimista. Me pareció muy bello el poema, sólo me queda una duda:Jamás podría suprimir la huellade que el fin lo había marcadoel defecto que le gustaba de ella.
Ese el no sería al?
Claudyo: Me gusto cómo te metiste en la “conciencia” de un mal hombre. Me pareció bien abordado el tema y muy realista. Lo que sí, me hubiera gustado que haya durado más el duelo de haber perdido a su anterior mujer, ya que, por lo visto, antes de la llamada estaba muy preocupado. Me pareció que no coincidía con su personalidad egoísta el dejar ir a alguien tan fácil.
Lily: Hermoso cuento, muy gracioso, me encanto la respuesta del hombre, me pareció muy tierno.
Ana: Muy interesante tu cuento, me gusta tu forma de narrar y cómo sabes expresarte. Tienes un vocabulario muy amplio.Vitrubio: Muy bueno, me gustó mucho el final! Me encanta el misticismo que rodea la trama. Me parecieron muy bien logradas las últimas dos frases: “los pájaros no eran libres…” y “La Tierra se hizo Cielo..”, me parecieron bien colocadas.
6 years, 7 months ago
Gracias por la crítica, Clara. Lo que quise plasmar es que el protagonista no es simplemente una mala persona, sino que es un parásito que necesita vivir a través de otros, depende su vida de ello y no puede sobrevivir un minuto por sí mismo. Trata a sus parejas como organismos hospedadores y si no puede sacar nada más de ellas, busca una nueva de inmediato. No es necesariamente realista, el personaje es como un adicto que tira las jeringas vacías y nada más.
6 years, 7 months ago
Conclusiones de un resignado.
Creo que mire mas de dos veces un obstáculo que parecía difícil de doblegar, el final había llegado en un momento en el que pase de ser ateo a politeísta. Quizá sea producto de la anestesia y del olor nauseabundo a desinfectantes que irradian en el hospital lo que me hacía aprender a rezar con una celeridad pasmosa. Muchas veces se me inflaba el pecho cuando hacía notar mi poco interés por el reconocimiento del otro, mostrando divinidad por el ostracismo total. De hecho consideraba que toda persona que me rodeaba era ignorante, pero en estos momentos, el olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo, creo que en estos días viví varias veces mi velorio y en ninguno había personas.
Lo peor de estos casos es que uno va al médico por una simple diarrea, y el tipo que estudio los parásitos te dice “Mira Franco lo tuyo es terminal, hoy te quedas internado y mañana mismo vas al cuchillo”. Creo que dijo otras cosas pero, empece a ver por primera vez la escasa concurrencia del sepelio. ¿Dormir?. ¿Qué es eso?. La noche se hizo muy difícil, creo que recordé aquella joven a la que le prestaba bastante atención en el bachiller. Quizá sea porque en aquellos momentos algo me tenía tan obsesionado como mi velorio. Penny, ¿por qué nunca te declare mi amor?, creo que el defecto que le gustaba de ella era su incansable tenacidad porque todos le presten atención. ¿Y esto?. ¿Por qué estoy hablando en tercera persona?. Creo que estas drogas son un tanto perjudiciales y te vuelven mas estúpido, aunque por suerte no dije nada en voz alta que me haga quedar como un idiota. Este Roncozo le da al bisturí como si estuviera cortando un asado ¿que carajo se cree?, se aprovecha de que fue 6 años a la facultad para infligir dolor con la escusa de que esta curando. Puedo escuchar que le pidió algo a la que le alcanza las cosas no se muy bien que le dijo solo distinguí que había sequedad en su voz. Esa muchacha estudió tres años en un instituto para alcanzarle un cuchillo a un médico ¡que profesión mas estúpida!.
Voy a seguir recordando a Penny es el único recuerdo que roza la perfección en mi vida, por suerte no le declare mi amor habría quedado como un estúpido. Era obvio que estaba totalmente enamorada de ese imbécil parlanchín que se las daba de adonis en la clase. Nunca entendí porque las mujeres se enamoran con tanta facilidad de imbéciles como ese. Pero los pájaros no eran libres, solo podían volar (acá viene una reflexión estéril ocasionada por las drogas legales), ojo creo a veces que Penny me miraba demasiado, todavía recuerdo como peleaba conmigo varias veces. Nunca la entendí muy bien, no se si era amor u odio pero evidentemente notaba mi presencia.
¿Desde cuando todo esta tan oscuro?. Ahora mismo me da la sensación que la tierra se hizo cielo y el cielo solo es un desierto de marchitas estrellas y algunos metros mas adelante la veo a Penny. Todavía no entiendo por que llora, tengo que ir a consolarla. En este momento mi cerebro se disputa la difícil batalla con mi cuerpo de tomar movimiento, ¡parece tan fácil!. Solo tiene que quebrar la cintura, para levantar el tronco girar a la derecha y abrazar a Penny. Igual antes de eso debo esquivar la corona de flores que yace arriba del ataúd.
——————————————————————
Volví por la obligación de volver, y escribí esta porquería. Quizá no este a la altura de ser leído. Solo espero que aprendan a odiar y a amar al personaje al mismo tiempo, creo que da para eso.
*Nota mental si sos instrumentista quirúrgico podrías sentirte un poco ofendido por este muchacho.
PD: Sortee la dificultad de la diferencia de tiempos verbales con la anestesia. Cada uno la sortea a su manera.
Muchas gracias por leerme, perdón por tan poco.
6 years, 7 months ago
Clara, gracias por los comentarios. Ahora voy a lee tu cuento editado.
CONCLUSIONES DE UN RESIGNADO de nemesis-nob
Némesis, me gustó mucho tu cuento. Si esa es tu preocupación, te diré que el protagonista me resulta más querible que odiable. Creo que está enfrentado a una realidad que cada uno la lleva como puede. La de este muchacho es refugiarse en sí mismo, en sus dioses recién descubiertos y en sus recuerdos. Intercalar las frases “raras” como producto de esa inconsistencia mental que te da la anestesia me parece un excelente recurso; el cambio a tercera persona lo mismo. La anestesia produce ese tipo de dispersión. Tal vez yo dejaría un espacio antes del párrafo que comienza con “¿Desde cuándo todo está tan oscuro?” para marcar el paso de tiempo entre la secuencia en donde lo están operando, y la otra, donde ya está muerto. Muy bueno el final, sobre todo cómo está escrito. Por supuesto que está a la altura de ser leído, no te subestimes que escribís bien.
6 years, 7 months ago
AnaAlonso
Clara, gracias por los comentarios. Ahora voy a lee tu cuento editado.
CONCLUSIONES DE UN RESIGNADO de nemesis-nob
Némesis, me gustó mucho tu cuento. Si esa es tu preocupación, te diré que el protagonista me resulta más querible que odiable. Creo que está enfrentado a una realidad que cada uno la lleva como puede. La de este muchacho es refugiarse en sí mismo, en sus dioses recién descubiertos y en sus recuerdos. Intercalar las frases “raras” como producto de esa inconsistencia mental que te da la anestesia me parece un excelente recurso; el cambio a tercera persona lo mismo. La anestesia produce ese tipo de dispersión. Tal vez yo dejaría un espacio antes del párrafo que comienza con “¿Desde cuándo todo está tan oscuro?” para marcar el paso de tiempo entre la secuencia en donde lo están operando, y la otra, donde ya está muerto. Muy bueno el final, sobre todo cómo está escrito. Por supuesto que está a la altura de ser leído, no te subestimes que escribís bien.
Muchas Gracias Ana!, lo que decís del cambió de párrafo es bien cierto aunque me da un poco de miedo el sistema de edición del foro. Creo que en el fondo, quería que se haga querible el personaje aunque fuera insoportable. Así que por lo menos en vos, lograste sentir lo que yo sentí cuando lo escribí lo plasmaste perfecto.
Después voy a leerlos todos y decir que me parecen.
6 years, 7 months ago
Nemesis, tu relato está lejos de ser una porquería. Es interesante estéticamente y tiene una buena historia, realmente no le encuentro defectos mencionables, salvo que uno lo vea desde el punto de vista de un cirujano. Felicitaciones, y seguí escribiendo, que lo hacés muy bien.
6 years, 7 months ago
claudyo
Nemesis, tu relato está lejos de ser una porquería. Es interesante estéticamente y tiene una buena historia, realmente no le encuentro defectos mencionables, salvo que uno lo vea desde el punto de vista de un cirujano. Felicitaciones, y seguí escribiendo, que lo hacés muy bien.
Muchas gracias Claudyo!, tengo que leer el tuyo y el de todos la verdad que son un montón pero ya he leído algunos y son muy buenos.
Por cierto, pensé que las frases que metiste me iban a costar pero calzaron a la maravilla. De hecho quedaron mas impuestas las mías!.
6 years, 7 months ago
Chazón—El olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo.
—¿Cómo dijo?
—No tiene importancia. Déme no más el formulario.
—Va por triplicado. Ya viene con carbónico. Use un bolígrafo y presione fuerte. No lo firme; eso lo tiene que hacer ante mí.
—La tierra se hizo cielo y el cielo solo es un desierto de marchitas estrellas.
—Ah, sí.El defecto que le gustaba de ella era su miopía; los lentes le sentaban de maravillas. Y, por supuesto, también esas frases incoherentes que emitía como al descuido. “¿Poetisa”, se preguntó. “¿O sólo será un raye? Me imagino que vivir con ella puede ser divertido, pero también agobiante. No le tengo envidia al tipo que sea su pareja… si es que la tiene.”
Hacía un par de meses que el burócrata había cortado con su novia, y aunque no se aplicaba a ello, inconscientemente consideraba a cada mujer que veía como posible candidata. La presunta poetisa no era muy bonita; sólo un rostro simétrico, sin discordancias, coronado por una cabellera negrísima y lacia. Se quedó meditando sobre el porqué de su gusto por esa estampa de mujer, a tal punto que cuando el próximo cliente le preguntó algo no atinó a responder y debió pedirle repetición. Cuando terminó de atenderlo, una luz brilló en su memoria y pudo entrever la causa de su fascinación. Recordó a la maestra de segundo grado de primaria, y la extraña excitación que lo embargaba cuando el pelo lacio y colgante de ella le rozaba la cabeza y el cuello al corregirle algún trabajo.
La mujer volvió con el formulario. El empleado verificó que todo estuviera bien, y le indicó:
—Firme aquí.
Observó que ella había puesto como lugar de nacimiento un pueblo pequeño, que él conocía bastante bien porque en otra época manejaba un ómnibus que tenía parada allí, y le preguntó:
—¿Así que nació en Chazón? ¿Qué la trajo a Buenos Aires? Porque allá es todo tan tranquilo, mucho aire, todo verde, libertad, mientras que acá… todo el día corriendo de un lugar a otro, o si no sentado tras el mostrador, llenando y controlando papeles inútiles, un mate de vez en cuando… y cuando uno sale, la calle llena de gente, autos y colectivos hasta el borde, tocando la bocina… Yo también nací en Chazón —le mintió—. ¿Aceptaría una invitación a tomar un café dentro de media hora, a la salida, así podemos conversar de aquellos tiempos?
—Cierto; es un lugar muy tranquilo. Pero los pájaros no eran libres, sólo podían volar dentro del jaulón que teníamos.
—Disculpe la curiosidad, pero ¿a qué se dedica? ¿Escribe? Lo digo por su manera de hablar…
—Estudio los parásitos.
—¿Parásitos de los animales? ¿Es veterinaria?
—No, los parásitos como usted —había sequedad en su voz.
Dio media vuelta y se fue.
6 years, 7 months ago
___———- Mensaje agregado a las 09:24 ———- Mensaje anterior a las 09:20 ———-Momentos felicesLe habían recomendado que una mascota lo ayudaría emocionalmente, lo mantendría ocupado y le haría confiar en los progresos paulatinos y en las relaciones. Pero un pájaro exótico no fue la mejor elección. Tuvo que preparar una habitación especial, con la temperatura y luz adecuadas y hasta estudió los parásitos que podrían afectarlo e instaló filtros específicos.
“Momento”, así lo llamó, tenía todo lo que necesitaba: comida balanceada y nutritiva con colorantes adecuados, agua tratada, varios juegos en la jaula y hasta un árbol bonsái dentro de su jaula. Pero no cantaba. Necesita una compañera, dijo el veterinario. Recorrió toda la ciudad y la par no aparecía. Finalmente, recurrió a internet. Encontró una mujer que tenía lo que él buscaba, pero no estaba a la venta. Después de conversar por teléfono varias veces acordaron encontrarse con sus respectivas mascotas. “Happy” tenía el pelaje más rojizo y era más pequeña que Momento. Al colocar las jaulas juntas, ambos comenzaron a piar, saltar y picotearse mutuamente. Bebían agua mientras sus dueños tomaban gaseosa.
En vez de aceptar que la mascota intentaba llenar un vacío, inventaron historias de tradición familiar o regalos originales y viajes por lugares extraños para justificar el precio inicial y el gasto que el cuidado de los animales demandaba. Cuando el olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo, siempre hay quienes levantan las manos.
Acordaron que todo sería por la felicidad de Momento y Happy; que Happy viviría con Momento, pues allí tendría más espacio y un ambiente mejor cuidado, y que su dueña podría visitarlos cuando quisiera.
Desde entonces, los pájaros piaban y cantaban todo el día superponiendo sus graznidos. Sus dueños también hablaban sin escuchar al otro y se tapaban. Y cada vez se acercaban más y al gesticular o moverse para dejar un vaso en la mesa, los brazos cruzaban el cuerpo del otro.
Momento hundía su pico en el agua y luego escarbaba entre las plumas de Happy. Después, relajados, apoyados en la misma rama, miraban hacia la ventana.
El dueño de Momento armó un peine con sus dedos y recorrió el pelo largo de su compañera de charla. El defecto que más le gustaba de ella era su pasividad, que casi rozaba la resignación. Tal vez porque, vagamente, le recordaba a la idea que su terapeuta tenía de él.
Momento volaba de un lado a otro de la jaula alrededor de Happy y la empujaba con el hocico, incentivándola al juego. Yendo de aquí para allá encontraron, sin querer, que la puerta de la jaula estaba abierta. Momento salió y Happy lo siguió. Superaron la ventana y la tierra se hizo cielo y el cielo es un desierto de marchitas estrellas que exige habilidades y madurez. Y entonces Happy se sintió pequeña y sin fuerzas y que arriesgaría mucho por nada. Momento quiso convencerla aunque terminó uniéndose a ella que volvía a la jaula. Intentaron la aventura máxima, pero los pájaros no eran libres, solo podían volar bajito, ése era el límite que habían aprendido.
En la otra habitación había exploraciones improvisadas, como quien camina descalzo en la oscuridad sin saber qué pisará a cada instante. Y cuando el horizonte estuvo a la vista y al alcance de sus manos, ella se levantó con un movimiento rápido, dio un paso atrás y empezó a hablar moviendo en semicírculos las manos. Había sequedad en su voz, frialdad en su tono y miedo en el aire. Se sentaron dejando la mesa entre ellos, tomaron café y hablaron del tiempo, de las cosas en general y de sus pájaros en particular. Más que eso, no podían volar.
_
6 years, 7 months ago
Wallp
___———- Mensaje agregado a las 09:24 ———- Mensaje anterior a las 09:20 ———-Momentos felicesLe habían recomendado que una mascota lo ayudaría emocionalmente, lo mantendría ocupado y le haría confiar en los progresos paulatinos y en las relaciones. Pero un pájaro exótico no fue la mejor elección. Tuvo que preparar una habitación especial, con la temperatura y luz adecuadas y hasta estudió los parásitos que podrían afectarlo e instaló filtros específicos.
“Momento”, así lo llamó, tenía todo lo que necesitaba: comida balanceada y nutritiva con colorantes adecuados, agua tratada, varios juegos en la jaula y hasta un árbol bonsái dentro de su jaula. Pero no cantaba. Necesita una compañera, dijo el veterinario. Recorrió toda la ciudad y la par no aparecía. Finalmente, recurrió a internet. Encontró una mujer que tenía lo que él buscaba, pero no estaba a la venta. Después de conversar por teléfono varias veces acordaron encontrarse con sus respectivas mascotas. “Happy” tenía el pelaje más rojizo y era más pequeña que Momento. Al colocar las jaulas juntas, ambos comenzaron a piar, saltar y picotearse mutuamente. Bebían agua mientras sus dueños tomaban gaseosa.
En vez de aceptar que la mascota intentaba llenar un vacío, inventaron historias de tradición familiar o regalos originales y viajes por lugares extraños para justificar el precio inicial y el gasto que el cuidado de los animales demandaba. Cuando el olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo, siempre hay quienes levantan las manos.
Acordaron que todo sería por la felicidad de Momento y Happy; que Happy viviría con Momento, pues allí tendría más espacio y un ambiente mejor cuidado, y que su dueña podría visitarlos cuando quisiera.
Desde entonces, los pájaros piaban y cantaban todo el día superponiendo sus graznidos. Sus dueños también hablaban sin escuchar al otro y se tapaban. Y cada vez se acercaban más y al gesticular o moverse para dejar un vaso en la mesa, los brazos cruzaban el cuerpo del otro.
Momento hundía su pico en el agua y luego escarbaba entre las plumas de Happy. Después, relajados, apoyados en la misma rama, miraban hacia la ventana.
El dueño de Momento armó un peine con sus dedos y recorrió el pelo largo de su compañera de charla. El defecto que más le gustaba de ella era su pasividad, que casi rozaba la resignación. Tal vez porque, vagamente, le recordaba a la idea que su terapeuta tenía de él.
Momento volaba de un lado a otro de la jaula alrededor de Happy y la empujaba con el hocico, incentivándola al juego. Yendo de aquí para allá encontraron, sin querer, que la puerta de la jaula estaba abierta. Momento salió y Happy lo siguió. Superaron la ventana y la tierra se hizo cielo y el cielo es un desierto de marchitas estrellas que exige habilidades y madurez. Y entonces Happy se sintió pequeña y sin fuerzas y que arriesgaría mucho por nada. Momento quiso convencerla aunque terminó uniéndose a ella que volvía a la jaula. Intentaron la aventura máxima, pero los pájaros no eran libres, solo podían volar bajito, ése era el límite que habían aprendido.
En la otra habitación había exploraciones improvisadas, como quien camina descalzo en la oscuridad sin saber qué pisará a cada instante. Y cuando el horizonte estuvo a la vista y al alcance de sus manos, ella se levantó con un movimiento rápido, dio un paso atrás y empezó a hablar moviendo en semicírculos las manos. Había sequedad en su voz, frialdad en su tono y miedo en el aire. Se sentaron dejando la mesa entre ellos, tomaron café y hablaron del tiempo, de las cosas en general y de sus pájaros en particular. Más que eso, no podían volar.
_
¡Qué alegría que regresen compañeros!
6 years, 7 months ago
Silencio
El título es muy significativo. Y la resignación también pareciera inundar todo como esa plaga, como ese polvo, como esa lluvia que vaya a saber uno qué es. ¡Qué historia triste! Y es hacia donde nos dirigimos si no cambiamos las cosas pronto…
Cuando dice “Ellos intentaron aislarse…” queda muy pegado al párrafo anterior y me hizo pensar que hababla de los abejorros mutados o los que lanzaban plaguicidas.
No logro armar en mi cabeza la imagen de “talco quemado”. ¿O es “campo quemado que parece talco” (cenizas como talco)?
Queda medio forzada la frase del olvido, pero eso nos pasa a todos.Parásito
Me atrapó mucho la lectura de este cuento, esta dualidad entre el presente y los recuerdos por un lado y la llamada por el otro. No me gustó la resolución. Un poco porque no tiene demasiada relación con el resto del texto y otro poco porque está demasiado explicada (o explicada todo junto solo al final).
Me parece que el momento de más tensión es en el párrafo “Saca el celular…”. Creo que atraparía aún más si empezara por ahí y los recuerdos fueran un descanso de la tensión planteada y no al revés.La calabaza
Es buena la idea de poner las frases en boca de alguien insano mentalmente, pero se podría aprovechar más.Al final del camino
¡Qué linda historia! Me encanta pensar en los encuentros con personas amadas en el más allá. Algo quedó haciéndome ruido con el narrador, que sabe todo pero dice poco, lo tengo que releer…
A veces cuesta saber a quién hacen referencias las acciones, como al final “pero en su interior”, ¿el interior del pobre hombre o del médico?Pájaros que vuelan demasiado alto
¡Qué bueno! ¡Me encantó! Y me gustó mucho el final, que realza el sentido de la frase de las estrellas marchitas describiendo una implosión. Y se van dando pistas, sutiles pistas que se unen al final.
No me gusta la expresión “cambio y fuera” y me parece poco natural el “se me heló la sangre”.Volátil
Bien trabajado el texto, la historia que subyace y el recurso del soneto. Me gusta lo de las comparaciones (¡es más, estaba como para terminarlo con una comparación!). No me gustó lo de los pájaros arrastrándose (sí lo de que el protagonista quiera hacerlo). Que los pájaros vuelen no los hace libres, ya ahí hay para explorar.
Al fin y al cabo, no solo ella es volátil.Conclusiones de un resignado
¡Murió en su ley! Le cambió la percepción del tiempo entre la agonía y la muerte. Me gustó la construcción del personaje y el final que revela que ya era tarde para quejarse de los médicos.Chazón
¡Muy divertido! Medía la reacción de la gente a esas frases locas que pronunciaba… Y me encantó el plantón. Me quedé con ganas de saber qué trámites se hacían en esa oficina, y que se revelara al final y tuviera relación con las prácticas tan interesantes de esta mujer.
.
6 years, 7 months ago
Wallp: Gracias por tu comentario, muy acertados: Tanto para mi cuento como para los de los demás participantes. Yo también dude si se entendía esa frase. Creo que puede ser entendido a criterio del lector. Yo me referí al moribundo.
6 years, 7 months ago
Gracias por los comentarios, Walter. Ahora voy a ver el fragmento que mencionás. “Talco quemado” es lo que vos decís, tierra que parece talco de tan fina; una especie de polvo; además tan castigada por el sol que cuando caminás sobre ella parece que se te hunden los pies. Es lo que hay acá, en ciertas zonas de San Rafael, y en eso pensaba cuando lo escribí. Lamento si no se entiende, es un cuento que me apresuré mucho a escribirlo y publicarlo, así que no me detuve a mirar sus posibles defectos, que me van mencionando ahora. Pero todavía hay tiempo de editar, veré si hay forma de aclarar también eso.
CHAZÓN de Harakiri
Otra mujer que habla raro… Creo que las frases de esta ronda no se me van a olvidar así nomás. Este es un cuento divertido, pero no termino de decidir si había motivos suficientes para considerar al hombre, que por cierto es un poco atrevido, un parásito. Pero puesto en boca de alguien que habla de esa manera… todo es posible.
MOMENTOS FELICES de Wallp
Muy bueno el juego de relaciones entre los pájaros y sus dueños, y bien utilizadas las frases; bien también por los nombres de los animales que dan título al cuento, o al menos lo sugieren. Un hombre y una mujer que no se atreven a vivir sus emociones, y los pájaros vienen a representarlos en forma alegórica. Argumentalmente, un excelente trabajo, si se tiene en cuenta que hay que pilotear la dificultad de las frases obligatorias.———- Mensaje agregado a las 18:16 ———- Mensaje anterior a las 18:12 ———-Un detalle de este último cuento. Walter, en esta frase, yo sacaría la primera mención de la palabra “jaula”, porque la repetís casi inmediatamente:“Momento”, así lo llamó, tenía todo lo que necesitaba: comida balanceada y nutritiva con colorantes adecuados, agua tratada, varios juegos en la jaula y hasta un árbol bonsái dentro de su jaula.
O sea: “varios juegos y hasta un arbol bonsai dentro de su jaula” quedaría mejor, a mi gusto
6 years, 7 months ago
Muy buenos los cuentos, pese a la dificultad de las frases. Veré si me hago tiempo para comentarlos.———- Mensaje agregado a las 04:29 ———- Mensaje anterior a las 04:22 ———-
AnaAlonso
CHAZÓN de Harakiri
Otra mujer que habla raro… Creo que las frases de esta ronda no se me van a olvidar así nomás. Este es un cuento divertido, pero no termino de decidir si había motivos suficientes para considerar al hombre, que por cierto es un poco atrevido, un parásito. Pero puesto en boca de alguien que habla de esa manera… todo es posible.
Ana, la mujer lo considera un parásito por su tarea burocrática, y aprovecha para echarle en cara su inutilidad cuando siente que le faltan el respeto. Mujer rara, sí, ja ja.
Gracias a ti y a Wallp por los comentarios. ¡Qué bueno que retornen nuestros compañeros! A Vitrubio también lo extrañábamos.
6 years, 7 months ago
Nemesis: Está bueno tu cuento; muy emotivo. Realmente plasmo lo que una persona puede llegar a pensar antes de morir, o por lo menos así lo creo yo. Harakiri: ¡Qué cortada de rostro! Me cayó muy mal esa chica. Buen recurso el de poner las frases en boca de una “poetisa”.
Wallp: Genial! me gusto mucho el recurso de hacer un paralelo entre pájaros y sus dueños. Muy bien narrado y atrapante.
6 years, 7 months ago
Conclusiones de un resignado - Nemesis_nob: ninguna porquería! me gustó la naturalidad con la que habla el protagonista, cómo se nota su desdén hacia los demás, incluyendo quienes están intentando salvarle la vida, en relación con su velorio sin gente. Genial el desenlace, le da el cierre perfecto. Te mencionaría únicamente la corrección de “excusa” por “escusa”, y alguna que otra tilde, pero para hilar fino nomás; el cuento es muy bueno.Chazón - Harakiri: al igual que a Clara tampoco me cayó bien la mujer, demasiados aires de superioridad y una respuesta cruel para un sencillo empleado que la trató con educación. Pero bueno, que logres generar sensaciones como esta significa que el cuento está muy bien desarrollado. Felicitaciones!Momentos felices - Wallp: me encantó lo bien logrado que está el paralelismo entre lo que le ocurre a las aves y lo que le ocurre a sus dueños. Excelente la selección de palabras y la evolución de la historia, que incluye reflexiones atrapantes en todo momento. Realmente buenísimo.———- Mensaje agregado a las 23:02 ———- Mensaje anterior a las 23:01 ———-Gracias por tu comentario, Wallp. Tenés razón, de hecho había pensado en terminarlo con una comparación, pero armé este final y me gusto bastante, me daba pena cambiarlo
Gracias a vos también, Clara. Creo que es correcto lo que me corregís; como creo que es sabido, no tengo una gran formación en lingüística así que no me extrañaría que la pifie con algo así. Lo que quise poner era que el fin había sido marcado por ese defecto, espero que por lo menos se haya entendido bien.
6 years, 7 months ago
Dejo otro cuentito
PUNTO Y APARTE
“… entonces la tierra se hizo cielo y el cielo solo es un desierto de marchitas estrellas.” Y colorín colorado, este cuento se ha terminado, concluyó de leer Cecilia, y dejó el libro sobre la mesa de luz. Su hija dormía desde hacía rato, pero ella no lo había notado porque leía mecánicamente. Sus pensamientos estaban en otro lado. Después de darle un beso, la arropó con una manta y salió de la habitación.
Ya en la cocina, y en el más absoluto silencio, se preparó un café y abrió su cuaderno de poesías. Esa era la hora en que ella, libre por un rato de responsabilidades, podía aprovechar para expresar sus sentimientos. “El olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo”, ese era el último verso de los que había escrito días atrás. Pero ella hoy ya tenía respuestas, y muy contundentes.
Había estado en el consultorio de su médico de cabecera. Llevaba tiempo incubando algunos síntomas, así que decidió realizar una consulta más. Algunas molestias en la digestión, palpitaciones, sudor frío… El doctor la miraba como siempre, deseando que no terminara nunca de describir sus malestares. Cecilia era una mujer muy hermosa, aunque no tenía demasiada conciencia de eso. El defecto que más le gustaba de ella era su facilidad para sugestionarse, imaginando mil enfermedades posibles, porque eso la llevaba a su consultorio una y otra vez. Estaba enamorado de esa mujer, pero ahora su obligación era orientarla.
- Yo estudio los parásitos, las bacterias y demás causas que enferman a la gente, pero no sus motivaciones emocionales- le había dicho cuando ella por fin terminó de describir cómo se sentía. Había sequedad en su voz, a fuerza de querer disimular sus sentimientos. Deseaba abrazarla, pero consideraba que no era ese el momento más oportuno. Tomó su recetario y escribió la derivación a un psicoanalista.
Ahora, después de un par de sesiones con la terapeuta, Cecilia ya había descubierto que sus problemas de salud tenían que ver con la soledad y la tristeza. Amaba mucho a su hija y se sentía muy amada por ella, pero eso no bastaba. Después de cuatro años de duelo tras la muerte de su marido, se planteaba por primera vez la posibilidad de volver a querer a alguien. Reconoció que en los últimos tiempos se había sentido como un pájaro enjaulado, dedicada a exclusivamente a trabajar y al cuidado de su hija. Tal vez ya era tiempo, no de olvidar, pero sí de volver a vivir. Entonces recordó la mirada de su médico, que desde hacía meses trataba de ignorar. Abrió de nuevo su cuaderno y después de pensar unos minutos, escribió: “pero los pájaros no eran libres, sólo podían volar dentro de su mundo diminuto”. Después bebió su café, decidida a salir del encierro, extender las alas y comenzar el viaje.
6 years, 7 months ago
PUNTO Y APARTE - ANA: Me gustó: un cuento escrito con delicadeza, pleno de sentido de la soledad y del posible amor que se estaba negando. Me gustó muchísimo. Perfectamente incluídas las frases, sin forzar absolutamente nada.———- Mensaje agregado a las 16:32 ———- Mensaje anterior a las 16:21 ———-CONCLUSIONES DE UN RESIGNADO - NEMESIS/B]; me gustó el personaje, me gustó el tema y cómo lo encaraste. “estudio los parásitos” ni con drogas legales o ilegales queda bien. Las demás frases muy bien.
Primero no sé por qué decís que sentís la obligación de volver. Esto tiene que ser por gusto, por compañerismo y listo.
Lo único que me choca en el cuento es la gran cantidad de palabras sin acentos y algunas faltas de ortografía. Siempre te escudás en el apuro, el trabajo y yo qué sé cuántas cosas más. Dejate de pavadas y a ponerse a leer, que es la forma en que uno aprende a poner los acentos bien. Puff, me hiciste enojar (un poquito… enseguida se me pasa)———- Mensaje agregado a las 16:38 ———- Mensaje anterior a las 16:32 ———-CHAZÓN - HARAKIRI: JAJAJAJA!!! Me encantó, me tomaste por sorpresa, compañero. Muy bueno. Tu poetisa no tiene nada que ver con la mía. La mía se piró. La tuya es antiburócrata. Muy bueno todo,———- Mensaje agregado a las 16:45 ———- Mensaje anterior a las 16:38 ———-MOMENTOS FELICES - WALLP Qué lástima que ninguna de las dos parejas llegó a nada! Pero el cuento está maravilllosamente escrito. Salvando el uso erróneo de “estudió los parásitos” donde estudió no lleva acento, y el comentario que te hicieron sobre el uso de la palabra jaula dos veces en la misma oración, me gustó, me gustó mucho. Colorido, movimiento, tacto, oído… muchas percepciones y bien utilizadas.
6 years, 7 months ago
Punto y aparte - Ana: un cuento muy lindo, con un título realmente bien elegido y un final esperanzador. Me gustó en especial que el principio del cuento sea el final de otro, muy simbólico con respecto a la trama de la historia. Me gustó mucho, compañera.
6 years, 7 months ago
Cambié de seudónimo smile. Ahora soy “Emma”.
Lindo cuento, Ana. Muchos dolores y enfermedades vienen de la cabeza, es muy cierto eso, yo también lo creo. No veo errores en la redacción. Buen recurso el de las poesías y el del cuento para la niña. Las frases están bien colocadas, no resultan forzadas. Felicitaciones!
6 years, 7 months ago
No sé por qué no puedo editar mi texto (me lleva a un mensaje nuevo), así que lo republico con algunos cambios que me sugirieron y un sutil cambio de nombre:Momento feliz
Le habían recomendado que una mascota lo ayudaría emocionalmente, lo mantendría ocupado y le haría confiar en los progresos paulatinos y en las relaciones. Pero un pájaro exótico no fue la mejor elección. Tuvo que preparar una habitación especial, con la temperatura y luz adecuadas y hasta estudió los parásitos que podrían afectarlo e instaló filtros específicos.
“Momento”, así lo llamó, tenía todo lo que necesitaba: comida balanceada y nutritiva con colorantes adecuados, agua tratada, varios juegos y hasta un árbol bonsái dentro de su jaula. Pero no cantaba. Necesita una compañera, dijo el veterinario. Recorrió toda la ciudad y la par no aparecía. Finalmente, recurrió a internet. Encontró una mujer que tenía lo que él buscaba, pero no estaba a la venta. Después de conversar por teléfono varias veces acordaron encontrarse con sus respectivas mascotas. “Happy” tenía el pelaje más rojizo y era más pequeña que Momento. Al colocar las jaulas juntas, ambos comenzaron a piar, saltar y picotearse mutuamente. Bebían agua mientras sus dueños tomaban gaseosa.
En vez de aceptar que la mascota intentaba llenar un vacío, inventaron historias de tradición familiar o regalos originales y viajes por lugares extraños para justificar el precio inicial y el gasto que el cuidado de los animales demandaba. Cuando el olvido pregunta por corazones dispuestos a olvidarlo, siempre hay quienes levantan las manos.
Acordaron que todo sería por la felicidad de Momento y Happy; que Happy viviría con Momento, pues allí tendría más espacio y un ambiente mejor cuidado, y que su dueña podría visitarlos cuando quisiera.
Desde entonces, los pájaros piaban y cantaban todo el día superponiendo sus graznidos. Sus dueños también hablaban sin escuchar al otro y se tapaban. Y cada vez se acercaban más y al gesticular o moverse para dejar un vaso en la mesa, los brazos cruzaban el cuerpo del otro.
Momento hundía su pico en el agua y luego escarbaba entre las plumas de Happy. Después, relajados, apoyados en la misma rama, miraban hacia la ventana.
El dueño de Momento armó un peine con sus dedos y recorrió el pelo largo de su compañera de charla. El defecto que más le gustaba de ella era su pasividad, que casi rozaba la resignación. Tal vez porque, vagamente, le recordaba a la idea que su terapeuta tenía de él.
Momento volaba de un lado a otro de la jaula alrededor de Happy y la empujaba con el hocico, incentivándola al juego. Yendo de aquí para allá encontraron, sin querer, que la puerta de la jaula estaba abierta. Momento salió y Happy lo siguió. Superaron la ventana y la tierra se hizo cielo y el cielo es un desierto de marchitas estrellas que exige habilidades y madurez. Y entonces Happy se sintió pequeña y sin fuerzas y que arriesgaría mucho por nada. Momento quiso convencerla aunque terminó uniéndose a ella que volvía a la jaula. Intentaron la aventura máxima, pero los pájaros no eran libres, solo podían volar bajito, ése era el límite que habían aprendido.
En la otra habitación había exploraciones improvisadas, como quien camina descalzo en la oscuridad sin saber qué pisará a cada instante. Y cuando el horizonte estuvo a la vista y al alcance de sus manos, ella se levantó con un movimiento rápido, dio un paso atrás y empezó a hablar moviendo en semicírculos las manos. Había sequedad en su voz, frialdad en su tono y miedo en el aire. Se sentaron dejando la mesa entre ellos, tomaron café y hablaron del tiempo, de las cosas en general y de sus pájaros en particular. Más que eso, no podían volar.
_
6 years, 7 months ago
Compañeras, gracias por los comentarios.
Walter, para editar tenés que copiar el texto y pegarlo de nuevo en el espacio en blanco que se te presenta. Recién ahí hacés las correcciones. Es así como funciona ahora.
6 years, 7 months ago
Amigos, hoy comienza la votación.Recuerden que tienen hasta el Lunes próximo para votar y que se eligen dos textos.Quien salga primero elegirá tres frases y quien le siga elegirá las tres restantes. (Es así como lo habíamos conversado).
6 years, 7 months ago
AnaAlonso
Walter, para editar tenés que copiar el texto y pegarlo de nuevo en el espacio en blanco que se te presenta. Recién ahí hacés las correcciones. Es así como funciona ahora.
¡Gracias Ana!
Qué porquería de método, ¡pero me acostumbraré!
6 years, 7 months ago
Clara (o Emma), el cuento de Daniel no entra en la votación porque no lo editó, y tiene muchas más de las 600 palabras que se pueden utilizar en este juego. Una pena, a mí tambien me gusta mucho.
Sería bueno que Anita nos dejara el archivo en Word con los cuentos, como se hacía antes. Yo puedo armarlo, pero no sé si lo lograría subir; hace mucho que no subo archivos y en el foro cambiaron muchas cosas.
6 years, 7 months ago
Amigos, por el límite de palabras no entran en votación: Silencio, Parasito y Pájaros que vuelan demasiado alto,Les propongo que decidan ustedes qué hacer. Considero que luego de estas épocas en que los juegos estuvieron bastante “desiertos”, dejar cuentos fuera de votación es realmente una pena y más que esta es un aliento a la participación.¿Ustedes qué dicen que hagamos?
6 years, 7 months ago
Anita, yo no tengo problema, pero no estoy segura de que corresponda, porque de esa manera no vale la pena poner reglas. Quiero decir, lo que decida la mayoría (si es que se decide algo) para mí está bien, pero si mi cuento tiene que quedar afuera, que quede nomás. No sé si se entiende. Igual esperaré el veredicto para votar, yo te diría Anita que pongas un plazo para opinar, y pasado ese plazo, lo decidas vos.
6 years, 7 months ago
Yo pondría, por caso excepcional, un rango de tolerancia, por ejemplo, 10 o 15% (60 o 90 palabras más) para incluir aquellos textos que estuvieron cerca y quizá se pasó el tiempo de edición.
6 years, 7 months ago
Gente, no me parece que mi cuento entre en votación, ya que se pasa por mucho del límite. Para la próxima veré de podar un poco. Disculpen que no haya comentado a todos, pero hoy y mañana rindo flor de parciales smile
6 years, 7 months ago
Wallp
Conclusiones de un resignado
¡Murió en su ley! Le cambió la percepción del tiempo entre la agonía y la muerte. Me gustó la construcción del personaje y el final que revela que ya era tarde para quejarse de los médicos.
.
Muchas gracias por leerlo. El personaje fue ideado para ser odiado y amado a la vez, es la típica persona que no valora nada, y tiene un resentimiento bárbaro.
EmmaSanz
Nemesis: Está bueno tu cuento; muy emotivo. Realmente plasmo lo que una persona puede llegar a pensar antes de morir, o por lo menos así lo creo yo.
Esta bueno porque al empezar el texto no lo encare por ahí y el final se dio tan repentino, como inesperado para mi por lo menos.
harey
Conclusiones de un resignado - Nemesis_nob: ninguna porquería! me gustó la naturalidad con la que habla el protagonista, cómo se nota su desdén hacia los demás, incluyendo quienes están intentando salvarle la vida, en relación con su velorio sin gente. Genial el desenlace, le da el cierre perfecto. Te mencionaría únicamente la corrección de “excusa” por “escusa”, y alguna que otra tilde, pero para hilar fino nomás; el cuento es muy bueno.Momentos felices - Wallp: me encantó lo bien logrado que está el paralelismo entre lo que le ocurre a las aves y lo que le ocurre a sus dueños. Excelente la selección de palabras y la evolución de la historia, que incluye reflexiones atrapantes en todo momento. Realmente buenísimo.———- Mensaje agregado a las 23:02 ———- Mensaje anterior a las 23:01 ———-Gracias por tu comentario, Wallp. Tenés razón, de hecho había pensado en terminarlo con una comparación, pero armé este final y me gusto bastante, me daba pena cambiarlo
Gracias a vos también, Clara. Creo que es correcto lo que me corregís; como creo que es sabido, no tengo una gran formación en lingüística así que no me extrañaría que la pifie con algo así. Lo que quise poner era que el fin había sido marcado por ese defecto, espero que por lo menos se haya entendido bien.
Me da vergüenza haberle errado así, creo que tan burro no soy debe haber sido un error de tipeo. Básicamente largo el texto crudo sin corregirlo. Me fíe demasiado en el corrector de Word y pasan estas cosas.
Lidyfeliz
PUNTO Y APARTE - ANA: Me gustó: un cuento escrito con delicadeza, pleno de sentido de la soledad y del posible amor que se estaba negando. Me gustó muchísimo. Perfectamente incluídas las frases, sin forzar absolutamente nada.———- Mensaje agregado a las 16:32 ———- Mensaje anterior a las 16:21 ———-CONCLUSIONES DE UN RESIGNADO - NEMESIS/B]; me gustó el personaje, me gustó el tema y cómo lo encaraste. “estudio los parásitos” ni con drogas legales o ilegales queda bien. Las demás frases muy bien.
Primero no sé por qué decís que sentís la obligación de volver. Esto tiene que ser por gusto, por compañerismo y listo.
Lo único que me choca en el cuento es la gran cantidad de palabras sin acentos y algunas faltas de ortografía. Siempre te escudás en el apuro, el trabajo y yo qué sé cuántas cosas más. Dejate de pavadas y a ponerse a leer, que es la forma en que uno aprende a poner los acentos bien. Puff, me hiciste enojar (un poquito… enseguida se me pasa)———- Mensaje agregado a las 16:38 ———- Mensaje anterior a las 16:32 ———-CHAZÓN - HARAKIRI: JAJAJAJA!!! Me encantó, me tomaste por sorpresa, compañero. Muy bueno. Tu poetisa no tiene nada que ver con la mía. La mía se piró. La tuya es antiburócrata. Muy bueno todo,———- Mensaje agregado a las 16:45 ———- Mensaje anterior a las 16:38 ———-MOMENTOS FELICES - WALLP Qué lástima que ninguna de las dos parejas llegó a nada! Pero el cuento está maravilllosamente escrito. Salvando el uso erróneo de “estudió los parásitos” donde estudió no lleva acento, y el comentario que te hicieron sobre el uso de la palabra jaula dos veces en la misma oración, me gustó, me gustó mucho. Colorido, movimiento, tacto, oído… muchas percepciones y bien utilizadas.
Me gusto mucho volver a escribir, y tengo ganas de seguir entrando en los concursos. Leo bastante Lidy, pero siempre fue un tema que me costo la acentuación por sobretodo. La celeridad que intento crear para que no se me vayan las ideas me juega en contra en estas cosas. Tengo que pegarle un par de revisiones pero nunca lo hago soy un desastre.
6 years, 7 months ago
Está perfecto, nemesis, son cosas que pasan; por eso te las mencioné, porque supuse que no las habrías notado y te gustaría revisarlas.
Me siento muy nueva para opinar en cuanto a reglas; si aporta algo, diría que por lo que mencionó Anittaa vale la pena omitir el límite de longitud en esta ronda, pero que debería ser por única vez, así no se pierde el orden en los juegos en general. Pero como dije es solo un aporte, lo dejo a criterio de quienes tienen más experiencia en el taller.
6 years, 7 months ago
Bueno, Dani dijo que a él no le parece que su cuento entre en votación. Respecto de los otros dos, que superaban por menos de 100 palabras los dejamos dentro de la votación.
Así que el único que quedaría afuera es “Pájaros que vuelan demasiado alto”.
Emma, deberías entonces cambiar tu segundo voto.
¿Todos de acuerdo? Hablen ahora o callen para siempre.
A propósito únanse a:
6 years, 7 months ago
harey
Está perfecto, nemesis, son cosas que pasan; por eso te las mencioné, porque supuse que no las habrías notado y te gustaría revisarlas.
Me siento muy nueva para opinar en cuanto a reglas; si aporta algo, diría que por lo que mencionó Anittaa vale la pena omitir el límite de longitud en esta ronda, pero que debería ser por única vez, así no se pierde el orden en los juegos en general. Pero como dije es solo un aporte, lo dejo a criterio de quienes tienen más experiencia en el taller.
Esta bárbaro se me había pasado, lastima que no lo corregí porque odio la edición del foro. Gracias por leerme!.
6 years, 7 months ago
Hola a todos, vuelvo luego de unas pequeñas vacaciones. Para empezar, mis votos:
Harey – Volátil: 2 puntos.
Wallp – Momento feliz: 1 punto
Paso a comentar: Harakiri – Chazón: Muy bueno y divertido, el burócrata y la poeta son dos opuestos,pero no se atraen, se ve que la mujer no pierde el sentido de la realidad. Wallp - Momento feliz: Excelente el argumento y la ejecución, los pájaros son ellos mismos, pero la jaula de los humanos es más opresora. Punto y aparte - Ana: Muy hermoso y emotivo, me gustó mucho; la forma, como siempre, excelente.
Wallp: gracias por el comentario, es dificil a veces armar un texto uniforme cuando hay que seguir unas frases tan complicadas, más en mi caso, que me propongo utilizarlas en el orden en el que están publicadas. Creo que el final se articula con el principio, como le dije a Daniel en otro comentario, mediante el paralelismo entre el protagonista y los animales; puede ser que tenga demasiada explicación, pero cuando quiero sacarle algo no queda claro, a mi gusto. La forma de empezar por donde decís estaría bien, pero en este caso me gustó el efecto de comenzar de forma tranquila y dar un pequeño golpe de efecto al final, aunque quizás no sea lo mejor.
Lamento no haber entrado antes para opinar. En primer lugar, cometí un error al superar el límite de palabras, creí que eran mil, como en el otro juego, sino hubiera editado mi texto. Gracias por tenerlo en cuenta. También lamento que el cuento de Daniel no entrara, seguramente lo hubiera votado.
Propongo al respecto que, dado lo difícil de ensamblar las frases, en el futuro se suba el límite de palabras a mil.
6 years, 7 months ago
claudyo
Propongo al respecto que, dado lo difícil de ensamblar las frases, en el futuro se suba el límite de palabras a mil.
¿Y si fuesen 700? Porque ya hay dos juegos que son de 1000 palabras, y la idea era que fuesen todos distintos (en el tema, en el número de palabras, en la cantidad de cuentos que se vota)
A mí también me gustó mucho el cuento de Daniel, y seguro lo hubiese votado si lograba llevarlo a la cantidad de palabras permitida) Y de paso, me disculpo también porque no conté las palabras de mi cuento; a ojo me pareció que no se pasaba. Espero tener más cuidado la próxima vez.
Bueno, yo propongo 700, como mucho 800. A ver qué les parece.———- Mensaje agregado a las 18:38 ———- Mensaje anterior a las 18:35 ———-
Wallp
¿Y el Word?
No hay Word, me parece que Anita está haragana
6 years, 7 months ago
Wallp
¿Y el Word?
AnaAlonso
¿Y si fuesen 700? Porque ya hay dos juegos que son de 1000 palabras, y la idea era que fuesen todos distintos (en el tema, en el número de palabras, en la cantidad de cuentos que se vota)
A mí también me gustó mucho el cuento de Daniel, y seguro lo hubiese votado si lograba llevarlo a la cantidad de palabras permitida) Y de paso, me disculpo también porque no conté las palabras de mi cuento; a ojo me pareció que no se pasaba. Espero tener más cuidado la próxima vez.
Bueno, yo propongo 700, como mucho 800. A ver qué les parece.———- Mensaje agregado a las 18:38 ———- Mensaje anterior a las 18:35 ———- No hay Word, me parece que Anita está haragana
Jajajaja el Word está en Inicio-Todos los programas
Ahí lo armo, recuerden que entran todos en votación salvo el de Dani.———- Mensaje agregado a las 21:57 ———- Mensaje anterior a las 21:47 ———-A ver, por problemas del foro no se pueden adjuntar archivos.
Lo subí a mi Onedrive y les dejo el vínculo.
¿Me avisan si lo pueden abrir de ahí?
LINK:
6 years, 7 months ago
Momento feliz
Muy bueno, me encanta cómo todo apunta hacia desenlace con prolijidad. Cada oración se concentra en el motivo global del cuento y hace que se llegue a un remate perfecto. La elección del título es otro gran acierto. Creo que hay un par de frases que quedaron un poco ajustadas, pero al no haber sido utilizadas como ejes del cuento, no se siente demasiado. Tengo dos observaciones: “árbol bonsái” es redundante, bastaría con decir “bonsái”. Después, cuando dice “Encontró una mujer que tenía lo que él buscaba, pero no estaba a la venta”, se genera una ambigüedad; para salvarla se podría poner “pero aquello no estaba a la venta”. Por lo demás, me encantó.Punto y aparte
Una linda historia, esperanzadora. Como bien señaló Harey, es muy interesante el juego del inicio con algo que concluye para un cuento que termina con algo que está a punto de empezar. Me gustó mucho cómo le diste uso a las frases, quedaron muy bien contextualizadas y naturales. Conclusiones de un resignado
Muy bien este cuento. Tranquilamente podría haber entrado en la ronda de Realismo psicológico de Ensalada de situaciones, ya que el monólogo del personaje es particularmente caótico, las emociones que se describen reflejan un estado alterado de la mente del protagonista e incluso, si se quiere, la ausencia de tildes y otros errores gramaticales podrían tomarse también como parte natural de la forma del discurso. El remate quedó excelente. Chazón
¡Qué plantazo! Me gustó de este cuento, especialmente, la forma en que se utilizan las frases en relación con el final, preparando el terreno para la sorpresa del ridículo. Se nos muestra un protagonista “burócrata”, incapaz de comprender el lenguaje simbólico y críptico de la mujer (llevado a la hipérbole, en este caso). El contexto de la conversación es extraño y, en realidad, mucho no importa; lo que resulta de ese intercambio es la gracia del cuento, simple y sin vueltas.VolátilEste cuento tiene momentos de profundidad delicados, va entre lo sutil y lo grave: “Yo de un lado, la vida del otro”. Las frases están bien ensambladas y está muy bien ideado el contexto en el que fueron utilizadas, totalmente naturales. Hay dos versos del poema que me los llevo, porque están fantásticos: “Jamás podría suprimir la huella/de que el fin lo había marcado”. Muy bueno.
Votos:2 para Momento feliz1 para Conclusiones de un resignado
6 years, 7 months ago
D.Vitrubio
Conclusiones de un resignado
Muy bien este cuento. Tranquilamente podría haber entrado en la ronda de Realismo psicológico de Ensalada de situaciones, ya que el monólogo del personaje es particularmente caótico, las emociones que se describen reflejan un estado alterado de la mente del protagonista e incluso, si se quiere, la ausencia de tildes y otros errores gramaticales podrían tomarse también como parte natural de la forma del discurso. El remate quedó excelente.
Muchas gracias por leerme y por comentarlo!. Tengo que hacer un texto para esa sección, y me siento muy feliz que mi texto haya sacado algún voto no le tenía mucha fe!.
Mis votos son para: 2 para Volátil 1 para Chazón
La verdad que me costo elegirlos, todos me gustaron mucho. Si bien no los comente, porque no se si aportaría mucho.
6 years, 7 months ago
El primer puesto lo comparten Wallp y Harey con Momento feliz y Volátil. El segundo puesto es para Claudyo con Parásito.
Cómo desde la ronda pasada quien sale primero elige tres frases y quien sale segundo elige las otras tres, propongo que como hay un empate en el primer puesto cada uno me envíe 2 frases. Porque si vamos a desempate no empieza más la ronda nueva y estaría en “competencia” una frase más.
Asi que Wallp, Claudyo y Harey, envíenme dos frases para la nueva ronda por mensaje privado.
De todos modos, se aceptan reclamos jajaja Revisen por las dudas, sabrán que soy algo distraída.
CONTEO
Momento Feliz : 2 + 1 + 1 + 2 + 1 = 7
PARÁSITO de Claudyo 2 + 2 + 2 = 6
Harey – Volátil: 2 + 1 + 1 + 2 + 1 = 7
Chazón 2 + 1 = 3
Conclusiones de un resignado 1
6 years, 7 months ago
Me encantó que ganaran los cuentos que voté. Harey, Wallp, son justos triunfadores, los felicito.
Respecto del sistema para la próxima ronda, estoy de acuerdo en dividir las frases entre los tres en este caso. Igual quiero proponer, ahora que hay más gente frecuentando el foro, que se vuelva a discutir el sistema.
Me parece bien que no haya desempates, entre los ganadores deberían dividirse equitativamente las frases. Cuando hay un ganador exclusivo, debería elegir cuatro y el segundo dos. Si hay empate en el segundo puesto, el ganador debería elegir las seis, así no hay complicaciones.
6 years, 7 months ago
 

Buscar mensajes