Ensalada de situaciones, Ronda 3 - Año 2014

Ensalada de situacionesRonda 3, Año 2014ObjetivoEscribir un texto basándose en el género propuesto, trabajar conjuntamente los textos publicados y elegir un texto ganador de la ronda.Reglas• Se pueden publicar hasta tres textos por usuario.
• El texto puede ser cuento, prosa poética, poesía, etc.
• El texto debe tener una longitud máxima de 1000 palabras, sin contar el título.
• Cada texto debe tener un título.
• Antes de publicar, se recomienda revisar gramática y ortografía. Para verificar que el formato sea el correcto conviene Previsualizar antes de publicar.
• Durante las dos primeras semanas del juego se publican textos. Durante la tercera semana se pueden editar los textos la cantidad de veces necesarias, además de seguir publicando. La cuarta semana del juego es para votar.
• Durante las semanas de publicación y edición de texto se recomienda leer y comentar los textos publicados para colaborar en la corrección de los mismos.
• La edición de textos se debe realizar en el mensaje en que fue publicado y se recomienda escribir un nuevo mensaje avisando que se modificó el original.
• La votación la pueden realizar los usuarios que hayan comentado, al menos, los cuentos elegidos.
• Al votar se eligen tres textos, al primero se le otorga tres puntos, al segundo dos puntos y al tercero, un punto.
• Si al finalizar la ronda de votación se produjera un empate, durante la siguiente semana se desemparatá. En ese caso se podrá elegir sólo entre los textos finalistas.
• El autor del cuento ganador propondrá el género literario a usar en la ronda siguiente (la deberá enviar por mensaje privado al coordinador del juego).Cronograma
· Etapa de publicación de textos: Desde el Lunes 10 de Marzo y durante dos semanas
· Etapa de edición y publicación de textos: Desde el Lunes 24 de Marzo y durante una semana
· Etapa de votación: Desde el Lunes 31 de Marzo y hasta el Lunes 7 de Abril.El género propuesto Claudyo, ganador de la segunda ronda de 2014 es: Ciencia ficción
6 years, 9 months ago
Bueno gente, a pasar lo que escribimos en el post anterior a éste!!!
A TRABAJAR!!!!!———- Mensaje agregado a las 11:08 ———- Mensaje anterior a las 10:54 ———-Ellos
La institución estaba enclavada en las afueras de la ciudad, en medio de un gran parque muy cuidado y con majestuosos árboles añejos. A un costado, un arroyo claro y saltarín parecía ser la orquesta al son de la que cantaba un sinfín de pájaros. Desde lejos, parecía una mansión de gente de alcurnia. Estaba toda muy bien cercada y, en el amplio arco que daba acceso a su interior en letras de metal, se podía leer: “Casa de Descanso Santa Elena”. El acceso se controlaba desde una cabina interior; los visitantes debían identificarse para poder ingresar.
La señora anciana, de níveos cabellos, andar lento al compás de su bastón, y vestida algo a la antigua, bajó del Rolls y fue a hablar con el guardia de la garita, quien llamó por el interno; casi al momento un móvil llegó a la puerta. Descendió un señor que por su vestimenta uno imaginaba como médico; se abrió el portón, y la señora ingresó al predio y subió al vehículo con el recién llegado. Afuera quedó el Rolls con el chofer. Ésas eran medidas de seguridad para que los internos no pudieran salir camuflados en algún automotor que ingresara al lugar.
Al llegar al edificio, se dirigieron a una estancia con varias puertas, una de las cuales rezaba “Dirección”. Entraron; el médico se sentó tras un amplio escritorio de estilo, y la dama se ubicó en un cómodo sillón de cuero.
—Y bien, usted dirá.
—He venido a verlo por recomendación del doctor Medrano Varela —dijo la mujer.
—Sí, él me adelantó su visita.
—Es por mi hijo. Me costó mucho tomar esta determinación, pero hasta temo por su vida, tan obsesionado está.
—Según me dijo Medrano Varela, está convencido de que desde otro mundo nos invadirán, y que él es el único que sabe cómo evitarlo.
—Así es; a veces se pone tan violento cuando ve que no le queremos hacer caso que hasta ha destrozado muebles.
—Bien, como una excepción, y por quien lo recomienda, enviaré un móvil a buscarlo; veremos cómo lo tratamos.
Extrajo un anotador, lo abrió en la fecha y le pidió los datos. Tomó el teléfono, marcó un interno y dio las instrucciones del caso.
—Bien, vaya usted para su casa; puede que de esa forma sea más fácil convencerlo de subirse a nuestro móvil.
La señora se levantó lentamente.
—Gracias; ojalá pueda usted hacer algo —respondió la señora, y salió de la estancia.
El móvil abierto que los había traído la estaba esperando y la llevó hasta la entrada. Allí subió a su Rolls y partió. Poco después, una camioneta que se veía blindada salió de ahí en dirección a la ciudad.
En el balcón del lujoso departamento, como una fiera enjaulada, Ronaldo iba y venía hablando en voz alta.
—Nos esclavizarán; debo llegar al cerro, y mamá que no quiere escucharme.
La madre entró, dejó su abrigo y fue a hablarle:
—Llego del CEUFO; me dijeron que están muy interesados en lo que sabes; vendrán a buscarte para llevarte a General Pico. Mejor aprontas una pequeña maleta y tus apuntes y aparatos, así puedes mostrar tus investigaciones.
Él, sin perder tiempo, empezó a juntar afiebradamente papeles y aparatos caseros y de laboratorio; fue a su habitación y empacó algunas mudas de ropa interior, medias de abrigo, y por supuesto la ropa deportiva que usaba en sus correrías por la plaza aledaña. Apenas tocaron el timbre, salió precipitado con todos esos elementos, y besó presuroso a la madre.
—Gracias, ahora podremos salvarnos de la esclavitud.
La madre lo vio partir con lágrimas en los ojos.
Sin pensarlo dos veces, él subió a la limusina y, aliviado, se dispuso a viajar hasta la provincia de La Pampa. Había un muy buen trecho, y pensó en dormitar algo. Llegó dormido a la Casa Hogar, así que no supo cuánto tiempo estuvo viajando. Al ver el imponente edificio se convenció de que finalmente había logrado que lo escucharan. Lo llevaron ante el director. Sólo estiró la mano para saludarlo. Comenzó un largo y atolondrado discurso:
—¿Oye? ¿Oye esos truenos? ¡Son las trompetas de Jericó anunciando que llegan! Vean, los relámpagos, qué colores. Y el cielo, ¡miren cómo oscureció! ¡No debemos perder tiempo, hay que llegar al cerro ya! ¡El agujero negro magnético de supernova ya está sobre nosotros, y ellos bajarán y dominarán a la humanidad! Con estos estudios demuestro que desde el cerro podemos evitarlo y vencerlos.
En verdad una extraña tormenta se había desatado. los rayos tenían colores intensos. Los truenos parecían seguir un cierto ritmo.
Lo extraño es que el cielo aparecía totalmente despejado.
De pronto, se dio cuenta de que el interlocutor no prestaba atención a sus palabras, sino sólo a sus gestos y movimientos.
—¡Noooooooo! —gritó—. ¡No estoy loco, vienen a esclavizarnos; sólo yo sé cómo evitarlo!
Empezó a correr de un lado a otro rompiendo lo que encontraba a su paso, cuidándose muy bien de no destruir sus elementos.
Dos fornidos enfermeros entraron, lo redujeron, le sacaron zapatos, cinturón, y también los aparatos que abrazaba con frenesí, y lo llevaron a un cuarto con paredes, puerta y piso acolchados de blanco, y un ventanuco casi al ras del techo. Cerraron la puerta y lo dejaron solo.
Por la claraboya distinguía los relucientes relámpagos de colores fulgurantes, que cada vez se volvían más frecuentes.
El sol se mostraba como una inmensa y fulgurante luna.
Él, comenzó a gritar como animal herido:
—¿Por qué no me creen?, miren el cielo, vean los signos de la invasión ¿No ven que están llegando?
Se daba contra las paredes con todas sus fuerzas y golpeaba la puerta con los puños. Nada. Desde una cámara en lo alto, el director y algunos colaboradores lo observaban y discutían si sedarlo o dejarlo descargarse. De pronto un relámpago mucho más cercano y cegador cortó la luz. Todo quedó a oscuras. Se oyeron ruidos extraños, como de cuerpos arrastrándose.
En el cuarto, Ronaldo dejó de golpear, cayó de rodillas y exclamó:
—¡Perdónalos, Señor!
Otro relámpago atravesó el ventanuco y lo alcanzó, dejándolo inerte en el piso con una esxtraña marca en la frente.
6 years, 8 months ago
Es fácil el trabajo en un buque carguero, lo difícil es entenderse con el resto de la tripulación, que no sabe castellano. No me gusta hablar mucho, y menos en inglés: lo uso solamente para las cuestiones de trabajo. Estamos en medio del Océano Pacífico, cerca del Ecuador, lejos de todo. Creo la tierra más cercana son las Islas Marquesas, que quedan a unos mil kilómetros hacia el Sur.
El barco es un excelente lugar para aislarse, una de mis actividades favoritas; la otra es leer. Estoy por la mitad de “Sombras sobre el Hudson”, de I. S. Singer, pero ahora descanso en la cubierta, tomando sol en el castillo de proa, mirando el horizonte sin fin, disfrutando de la soledad.
Es pleno mediodía, el mar está calmo, al igual que mi mente, hasta que me llama la atención un destello hacia estribor. Pienso en un satélite, pero estamos lejos del cementerio espacial donde está la MIR. Veo un resplandor que va aumentando cada segundo; después también escucho un zumbido; finalmente un artefacto con forma de cigarro gigante cae verticalmente al agua, unos pocos kilómetros hacia el Este. Debe medir unos quinientos metros y tiene aspecto metálico, de un color entre gris y marrón.
Me quedo contemplando, absorto. Pasan unos pocos minutos y, del mismo lugar donde el objeto se hundiera, sale algo de similar aspecto, pero mucho más pequeño; únicamente se puede tratar de una nave. Vuela directamente hacia el barco y, cuando ya está cerca, mi cerebro se apaga de a poco: aunque trato de evitarlo, pierdo el conocimiento.
Despierto en una burbuja de aire de unos tres por tres metros, totalmente rodeada de un líquido amarillento. No hay ninguna abertura o estructura, es un espacio vacío, salvo por mi presencia. Me apoyo en algo sólido, aunque invisible, que impide el contacto con el fluido: allí nadan una especie de pulpos o calamares de color verde.
Observo durante unos minutos mirando a esos extraños animales: miden aproximadamente un metro y tienen doce tentáculos rodeando un cuerpo ovoide con pequeñas escamas y cuatro grandes ojos en la parte superior. No tienen manos, pero algunos tienen una gran uña artificial, hecha de un material similar al vidrio, de color blanco.
La situación es tan irreal que ni siquiera parece un sueño. No hago hipótesis tratando de explicar lo sucedido, simplemente doy vueltas mirando cada detalle, hasta que una luz azul atraviesa mi cabeza como si surgiera desde la nuca. En lugar de desesperarme, ese hecho me tranquiliza por completo. Me siento de pronto libre, con una claridad que sólo había sentido pocas veces en mi vida, como luego de besar a una mujer justo antes de hacer el amor.
Surgen mis recuerdos. Desde los primeros cuando era niño hasta hoy. Es una película ultrarrápida que no sé si dura segundos u horas, pero es más detallada que lo que dice le gente que ve al creer que va a morir, y la secuencia sigue la cronología al parecer con exactitud. Cuando termina río a carcajadas, con pleno gozo de la situación, despojado de toda preocupación, hasta quedar extasiado, inmóvil por la sorpresa de sentirme así en semejante lugar. Entonces me da miedo, mucho miedo, terror: estoy preso y sumergido en una nave con unos extraterrestres desagradables: los miro de nuevo y me producen un terrible asco, una repugnancia atroz, tanto que me enojo ferozmente con ellos, los culpables de todo lo que me pasa; quiero golpearlos y me lanzo contra el más cercano. Pero todo es inútil, estoy aislado del mundo, y saber eso me sume en una desmesurada tristeza. Lloro.
Otra vez la luz me tranquiliza. Esas emociones fueron muy fuertes, naturales, pero demasiado intensas para ser espontáneas.
Escucho voces. Provienen de todos lados, o de ninguno; no entiendo las palabras, pero sí el significado. Dicen que voy con ellos al lugar perfecto, que tendré todo lo que me haga falta, física y mentalmente, para ser feliz; hasta los problemas y la necesidad de luchar para conseguir una plenitud imposible de conseguir en mi medio. Hay imágenes de paisajes hermosos y extraños, sonidos excelsos, olores afrodisíacos, sensaciones de piel femenina cercana, gusto a peligro desconocido. Sin enfermedad ni vejez, pero con riesgos mortales. Además, todo el arte humano está allí, incluyendo a la ciencia y la filosofía. Hasta las imperfecciones son maravillosas y todos los instintos me empujan a ese lugar.
Pero. Pero. Pero no. No. No. Soy parte de algo que odio, pero es mio, es lo que soy. Quiero volver. Si, quiero volver. Pido, ruego, exijo, amenazo. Respuesta: la luz azul. Nuevamente estoy saboreando el éxtasis.
Voy a vivir la vida que siempre quise, ahí está. Al alcance de un “si” que brota naturalmente de mis labios, adonde deseo ir. Pero.
Luz. Cada vez más fuerte mi gozo, mis sentidos me llevan, descubriendo nuevos retos y placeres, desarrollando ideas fascinantes, dando un sentido real y profundo a la vida. Pero. Pero.
Luz. Se corren los velos de la ignorancia, se acerca la luz del amor sensual y espiritual. No hay rincón del alma que dude. Debo ir, grito con mi totalidad. Pero. Pero. Pero.
Luz. No hay manera de explicar lo excelso del viaje y de mi completa transformación, íntegra y trascendente.
Pero. Veo que no hay retorno. Pero. Estoy condenado a la felicidad. Pero. Algún día la venceré. Pero. Tengo derecho a la mediocridad.
Ahora la luz es negra y me va apagando lentamente, sin dolor. Siento que la muerte es amigable, que no tiene misterios. No viene, yo voy. Al fin sin peros.
6 years, 8 months ago
ELLOS de DespistadaNo soy lectora de Ciencia Ficción (salvo Ray Bradbury) pero creo que el cuento algo de eso tiene. En principio, el lector puede llegar a pensar que se está hablando de alguien muy enfermo, con crisis violentas, delirios; alguien de quién no se sabe la edad pero que necesita el permiso de su madre para accionar. El encuentro con los médicos parece confirmarlo, pero el final borra todo lo anterior y le da otra lectura. Un cuentito bien armado, es todo lo que puedo decir. Sobre la Ciencia Ficción que hablen los expertosPARAIS de ClaudyoMuy bueno; solo puedo decir que me gustó mucho. La elección es difícil, y muy bien planteada dentro de un marco no realista. Me gusta el juego de palabras, sobre todo por el final, aunque no sea muy alegre. No digo que no sea un final feliz, en cierta manera logra serlo a pesar de la lobreguez de todo lo que tiene que ver con la muerte.Un detalle que me salta en una primera lectura: “en el extremo de alguna de sus extremidades.” Muy redundante. Podría ser “en el extremo de sus piernas (o patas) o ”donde teminan sus extremidades", por ejemplo.———- Mensaje agregado a las 13:04 ———- Mensaje anterior a las 01:09 ———-Este cuentito lo escribí para el juego de las frases en 2007 o 2008; desde entonces lo reformé varias veces (la de hoy es la última por ahora) así que sólo queda de aquel un poco de la idea inicial. De todos modos lo aclaro por si alguien lo recuerda.MARIPOSAS Y GORRIONES
Todas las mañanas trepaba por las paredes hasta encontrar la grieta que le permitía escabullirse de esa habitación a la que lo habían confinado después de comprobar que no era un modelo correcto. Tal vez una distracción o un pequeño desliz habían provocado ese error insalvable por el cual la ostentosa perfección que había alcanzado la empresa que fabricaba seres humanos de utilería veía amenazado su prestigio; ante ese riesgo, aquel monigote desgarbado debía permanecer oculto mientras los gerentes decidían qué hacer con él.
Sin embargo, algo se les escapaba: la gran elasticidad con que lo habían dotado le permitía a aquel hombrecito burlar la vigilancia de sus creadores, y desaparecer por unas horas sin que nadie lo notara, dejando su reflejo sostenido en el aire pegajoso de la habitación para que quienes lo espiaban por la pantalla creyeran que seguía estando ahí.
No era fácil para él permanecer encerrado, aunque ellos se empeñaran en hacerlo sentir como un rey en su soledad. Ponían a su alcance todo lo que consideraban necesario para su recreación: libros, juegos, comestibles, bebidas espirituosas; nada faltaba en esa celda privilegiada. Convivir consigo mismo no era en sí una tortura por todo el confort proporcionado, pero él sentía que le faltaba algo más. Tampoco le gustaba que lo trataran como a un animalito doméstico. Algo en su interior se rebelaba y la cabeza se le oprimía mientras trataba de entender su situación. La ira lo cegaba. O eran sus pies, que no podían quedarse quietos ante tanta injusticia, y lo llevaban a deslizarse hasta aquel resquicio que había descubierto en la pared, que le servía para lograr su libertad.
Sin embargo esa mañana parecía distinta. Dudaba entre seguir ahí sentado, o correr a enfrentarse con ese mundo de afuera que se le retaceaba, aunque sólo había recibido de él, hasta ese momento, indiferencia o desprecio. Todas sus expectativas habían sido defraudadas y cada nueva salida lo desmoralizaba un poco más, pero el encierro era peor, así que se levantó y buscó sus ojos más bondadosos entre otras piezas intercambiables que ellos habían creado para experimentar, tratando de reparar la equivocación inicial. Se los colocó en lugar de los angustiados que llevaba, y se dispuso a salir.
Se movía con prudencia entre los altos edificios donde funcionaban las oficinas y laboratorios, cuando vio venir, en sentido contrario, a otros ojos como los suyos que lo miraban y hacían foco justo ahí, donde sentía siempre ese vacío molesto que no sabía cómo nombrar.
Los ojos se acercaron. Venían envasados en otra marioneta descartada a la que tenía que hacer un gran esfuerzo para ver, porque esa mirada que traía puesta lo borraba todo y paralizaba el aire (poco aire, cada vez menos aire) que iba quedando entre los dos.
Fueron solo unos segundos, pero algo en el centro del universo comenzó a girar. Desde donde se unían los grandes mosaicos del piso brotaron mariposas y gorriones que, mareados por tanta luz, iban y venían revoloteando en círculos alrededor de los dos, como si hubiesen perdido el rumbo, o como si ningún otro lugar en el mundo fuese en ese momento más importante que aquel. Y el hombrecito sintió por primera vez que valía la pena haber sido armado, y se dejó llevar por el vuelo al que las aves lo invitaban, aun sin saber a dónde iría a parar.
6 years, 8 months ago
Buenas, una vez había participado en el taller y luego me fui, ahora vuelvo y espero poder participar de manera mucho más activa. Más tarde dejaré mi texto =)
EllosMe fue atrapando de a poco, realmente no leo ciencia ficción, pero al leer tu texto me hubiese gustado que no haya un tope de palabras. Me gustó como has descrito la tormenta con los relámpagos y todo, lograste crear una imagen bastante impresionante en mi mente.Parais
Tiene Ciencia Ficción de principio a fin, eso me gustó bastante. La forma en la que describes los sentimientos del personaje me encanta, muy detallista. Acostumbro a leer autores que describen mucho y no te quedás atrás ni un poco. Otra cosa que quiero remarcar es el juego de palabras del final, muy interesante. Mariposas y Gorriones
El texto no tiene Ciencia Ficción de principio a fin como he visto en “Parais”, sino que está presente mientras se narra la búsqueda de la libertad del personaje, el cual decide que por más que le den lo que quiera prefiere ser libre. Muy lindo el texto.
6 years, 8 months ago
Ana: Gracias por crítica. La frase que indicás tampoco me gusta mucho. Quiero decir que tienen “tablets” en alguno de los tentáculos en donde deberían estar las manos. Voy a ver si después la cambio. Tu cuento, no estoy de acuerdo con lans10, es CF de pies a cabeza, y de la buena, de la que toma los elementos del género y les da una vuelta de tuerca basada en sentimientos, logrando emocionar de una manera distinta al realismo. Desde ya que me encantó, es excelente.
Despistada: Ya comenté tu cuento en la “posdata” de la ronda anterior. La historia es muy buena, basada en emociones humanas y es claramente de CF, sobre todo ahora que el final quedó más claro. Ojalá le hayas perdido el miedo al género, que tiene lo suyo.
Lans10: Me alegro que te haya gustado mi cuento, muchas gracias. Espero leer el tuyo pronto.
6 years, 8 months ago
EL DIA EN QUE DESAPARECIERON LOS POBRES
Los habitantes del planeta +´2{3.4,=):/¨%*”°¡](- a los que llamaremos BUENOS para abreviar, contaban su historia en módulos de 500.000.000 de vueltas alrededor de su estrella UUU, que era 35 veces más grande que el Sol. Según sus cálculos más aproximados, iban por el módulo 10.000.000. Su civilización, la más avanzada del universo conocido por ellos, había alcanzado tal desarrollo en todas las áreas que, con un ideal por demás generoso, decidieron que el resto de los planetas y sus formas de vida evolucionaran rápidamente. En realidad, lo que querían era tener amigos a quienes ir a visitar.
Durante 30 siglos estuvieron observando a los habitantes del planeta Tierra, con tecnología que les hacía innecesario todo viaje. Les asombraba la lentitud con que todo se desenvolvía ahí: lo que los humanos habían conseguido en 50.000 años, ellos lo habían alcanzado en la primera vuelta alrededor de UUU.
Tenían formas extraordinariamente variadas, y lo que los seres humanos consideraban defectos, constituían una lista olvidada e inútil en sus anales históricos. Eran totalmente virtuosos: alegres, creativos, cariñosos, bellos, bondadosos, inteligentes, sanos, pacíficos, trabajadores, ricos, inmortales, etc. Lamentaban los cruentos procesos por los que habían pasado y pasaban los hombres y mujeres (experimentos llevados a cabo por otras civilizaciones planetarias durante millones de años terrestres). Los BUENOS habían sido los primeros en desarrollarse después del Big Bang y, como eran compasivos, decidieron hacer algo. Sus mentes brillantes concluyeron que lo primero que debían eliminar en ese planeta para ayudarlos, era la pobreza, a la que consideraban la madre de todos los males. Estaban convencidos de que un cuerpo planetario que se veía tan hermoso, no podía seguir el proceso de destrucción irremediable en que parecía encontrarse. A través de sus aparatos extremadamente sensibles lo observaban tan multicolor como ningún otro descubierto por ellos. Y el goce estético que sentían era incomparable.
Sin moverse de +´2{3.4,=):/¨%*”°¡](-, lanzaron un ANTIPOBRE 3, que viajó a 100 veces la velocidad de la luz y cubrió por entero la atmósfera terrestre durante una hora, tiempo más que suficiente, según estimaron, para acabar con el flagelo y convertir a todos los pobres en ricos. Esto traería aparejado, según su experiencia, un desarrollo rápido, la desaparición de desigualdades, delitos, ignorancia, injusticia, tristeza, dolor, enfermedad y muerte. Los BUENOS, esperaban que una hora después de que la nube invisible penetrara en toda forma de vida, empezara un cambio acelerado. Observaban esperanzados y piadosos.
Sólo quedaron las aguas, las tierras, los espacios verdes y las formas de vida no humanas. Como todo es relativo a nivel del universo, su concepto de la riqueza era tan alto, que ni el más rico del planeta podía ser considerado más que un pobre diablo. Los seres humanos desaparecieron de la faz de la tierra.
Los BUENOS recordaron después de tantos módulos, lo que significaba sentirse tristes, y le quitaron la luz al planeta +´2{3.4,=):/¨%*”°¡](- durante toda una vuelta alrededor de UUU, en señal de duelo. Luego, con la alegría acostumbrada, dirigieron sus aparatos ultrasensibles hacia otras galaxias, decididos a obtener su objetivo: amigos felices.———- Mensaje agregado a las 10:50 ———- Mensaje anterior a las 10:26 ———-PAEAIS - CLAUDYO: hermso relato, Claudyo. No sé si exista en algún lugar del universo, pero yo quiero esa luz que tranquiliza, sin peros, sabiendo que voy voy a morir en paz. Te felicito. Una escrutura delicada, llena de sensaciones en una burbuja extraterrestre!———- Mensaje agregado a las 10:56 ———- Mensaje anterior a las 10:50 ———-MARIPOSAS Y GORRIONES - ANA: Esto es un hermosísimos cuento de >Ciencia Ficción. Me enantó. Y me identifiqué con el hombre maltrecho o malhecho lleno de emociones. Perfecto, Ana.———- Mensaje agregado a las 11:02 ———- Mensaje anterior a las 10:56 ———-]ELLOS - DESPISTADA A mi me parece que aunque los hicieras bajar al neuropsiquiátrico, sería un cuento fantástico y no de ciencia ficción. Si no bajaron, como es este el caso es un cuento sobre un desequilibrado mental. No sé, me parece que lo científico tiene que tener más peso. Por eso es difícil. No es como dice Claudyo, no es tan fácil. Voy a ver que escribe él para guiarme. De todas maneras, el cuento está muy bien armado y me gustó mucho, compañera.
Copié el comentario que estaba en la ronda anterior.———- Mensaje agregado a las 12:40 ———- Mensaje anterior a las 11:02 ———-CÓDIGO DE SILENCIO
—Le digo que se podía haber salvado. ¡No es justo! Dios me perdone, pero se murió por culpa de los médicos. Yo sabía que iba a pasar esto.
—Por favor, Rosalía, cuénteme despacio así yo puedo tomar nota.
—No quiero aparecer en fotos porque van a echarme. Que la gente se entere de lo que pasó, eso sí. Los médicos no quisieron hablar; yo no puedo callarme… El padre Ángel no me dejará mentir. Primero voy a hacerles un café.
—¿Sabe? Rosalía es muy devota y absolutamente sincera. Lo que le cuente es lo que vio, aseguro.
Villar asiente.
La mujer entra con una bandeja y sirve café para los tres.
—Bueno, vamos desde el principio y despacio. Necesito apuntar todo con detalle. Usted sabe que no puedo comprometerlo al Canal con inexactitudes.
—Este hombre, Páez, llegó al hospital el 1° de febrero del año pasado, en la ambulancia: se desplomó en la vereda mientras caminaba, trataron de reanimarlo y nada, pensaron que era el corazón y llamaron al Hospital. Villar asiente.
—En la guardia le hicieron RCP. A los diez minutos se estabilizó pero seguía inconsciente y pasó a Terapia. La policía, mientras, trataba de localizar a algún pariente. Me hice cargo porque esa tarde estaba de guardia. Los médicos indicaron las pruebas de rutina. ¿Me sigue…?
—Villar.
—Tenía unos cincuenta y pico, bien llevados…; cuando lo desvestí, la ropa era muy buena, limpio y afeitado; el corazón latía normalmente, la presión 130-80. Pero estaba muy flaco. Los resultados del laboratorio… todo normal. Nada indicaba enfermedad. Pero no despertaba. Quería ayudarlo. Lo veía tan desamparado al pobrecito…
—Vaya más despacio, Rosalía por favor.
—Bueno… la policía no podía saber adónde vivía Páez. ¿Ve que es importante registrar los cambios? Al final, tres días después, descubrieron que era de Villa Argerich. No tenía familia, pobre santo.
Villar la observa: —Siga, por favor.
—No recobró nunca el conocimiento. Se lo consideró en coma profundo a los dos días, y estuvo así, veinte. Sin diagnóstico. Me ocupé mucho de él. La verdad, pensé que en algún momento iba a reaccionar. Y yo iba a estar ahí. Espere que tomo agua, porque cada vez que me acuerdo me viene una angustia…
Va la cocina y regresa bebiendo, y secándose alguna lágrima.
—En fin. Ahora viene lo fantástico. Mire que usted, Villar, es el único que lo va a contar…Fue el 20 de febrero. Llegué al ir a higienizarlo, me llaman la atención un montón de manchas oscuras en el pecho. Traté de limpiarlas con agua y jabón, pero nada: se volvían más nítidas. No eran manchas. ¿Me da un papel y un lápiz así le muestro?
Villar le da una hoja y un lápiz.
—Páez era blanco y lampiño. Así…un rectángulo grande como una página de diario, que abarcaba desde las clavículas hasta el ombligo. Y adentro, en letras de imprenta estaba escrito en diez líneas esto… “Señores médicos: descubrí la enfermedad que aqueja a este paciente en el año 2037. Se trata de…” y figuraba un nombre, rarísimo. “El tratamiento es el siguiente…” y detallaba qué hacer. Al final decía: “Consigno esto en los registros akáshicos del universo.” Y el nombre. Yo alcancé a tomar nota de todo: pensé que de tanto no dormir me había vuelto loca, pero no.
—¿Tiene ese papel, Rosalía? ¡Increíble!
—Sí, le hice una copia. ¿Vio que es cosa de otro mundo?
Villar asiente.
—Padre, la Iglesia debe tener una explicación para esto. ¿Qué puede aportar?
—No hijo, en las escrituras no hay nada así. Pero Dios tiene infinitas formas de comunicarse. Hay que mantenerse en la fe.
—Sigo. Lo tapé y me fui a buscar al médico. Era temprano. Vino el de guardia, Montalbán. No podía creer lo que veía. Me acusó, pero me defendí. ¿Cómo que lo había escrito yo? Además, decía ¿qué es esta locura de los registros késicos del universo? Le dije que decía akáshicos. Me dijo que me dejara de pavadas, este hombre está en coma, no puede decirnos ni escribir nada. Perdóneme doctor, usted no entendió: no lo escribió él. Es un mensaje de alguien que sabe cómo curarlo. Imposible, dijo. Veremos qué dice el médico de cabecera; no lo limpie. Aunque quisiera no puedo, ya intenté.
A Villar la mano le tiembla, la lapicera a fuente chorrea y se le mancha el anotador.
—A la mañana lo examinó el Dr. Navarro; él tampoco conocía esa enfermedad y estaban desconcertados. Empezaron a llamar a especialistas de la capital, genetistas. Como yo veía que la cosa se iba alargando y tenía ese miedo de que Páez se muriera sin que lo ayudaran, me ocupé muy bien de anotar los nombres de todos. Pasaron dieciocho. Sí, mucho revuelo, pero a ninguno se le ocurrió seguir el tratamiento escrito en la piel. ¡Los científicos…! cómo iban a seguir las indicaciones de quién sabe quién. A los seis días se murió.
—¿Y que hicieron?
—Lo llevaron a Patología y quedó en pedacitos. Se confabularon para no decir nada, hasta encontrarle una explicación científica. La cofradía cerró filas por cualquier acusación. Código de silencio, le dicen. Pudieron haberlo salvado, y al pobre lo dejaron morir. Quiero que se sepa.
Villar asiente.
— Acá está el papel donde puse lo que estaba escrito y los médicos que lo vieron. Le doy una fotocopia. Prométame que va a hacer algo. Prométame. ¡Ah! saqué una foto con el celular y la imprimí. Es para usted, Villar.
En el Canal discutieron sobre la conveniencia de poner al aire la nota. Las consecuencias serían desastrosas para el Ministerio de Salud y los médicos, y en el mejor de los casos lo considerarían un caso de superstición contado por una loca. No se arriesgarían. Además, la Iglesia se les vendría encima. La nota fue archivada.
Sin embargo, la prensa amarilla publicó meses después el caso. “JULIO PÁEZ SÍMBOLO DE LA LUCHA POR LA VIDA Y PRUEBA DE LA EXISTENCIA DEL MÁS ALLA”. “¿Médicos asesinos?”.
La foto recorrió el mundo.
6 years, 8 months ago
Lidy: dijiste que no sabías escribir CF y al final hiciste dos excelentes relatos, así que me alegro de haberte puesto en este aprieto. Código de silencio tiene una idea principal muy original y un desarrollo muy bien hecho, como es tu costumbre; me gustó mucho. te felicito.
6 years, 8 months ago
Gracias Claudyo: me alentás. La verdad es que escribí este cuento hace dos días pero resultó con 1550 palabras así que el mayor trabajo fue sacar esas 550 que sobraban pero que se entendiera. Gracias por ponerme en este aprieto, compañero.
6 years, 8 months ago
CÓDIGO DE SILENCIO de LidyMe impresionó mucho este cuento, sobre todo por las conclusiones. El miedo a lo que no se entiende, la posición de la iglesia, la forma de tratar, periodísticamente, de manera tan poco seria lo que tendría que haber sido una denuncia. Creo que es un final muy logrado, con asociaciones que están a un milímetro de la comprensión pero que sugieren por demás; ciencia ficción, claro, año 2037, mensajes enigmáticos, pero qué real parece. El argumento en general no se queda atrás, con diálogos bien resueltos y personajes muy logrados, pero ese final es impactante. Creo que la historia está emparentada con las limitaciones de los profesionales a la hora de tomar decisiones que pueden comprometer su prestigio. ¿Dónde está el que se atreva a ir un pasito más allá del rigor científico, cuando de salvar una vida se trata? En fin, Lidy, que me encantó tu cuento. ———- Mensaje agregado a las 13:31 ———- Mensaje anterior a las 13:29 ———-Y recién veo que hay otro antes. Me lo llevo para leerlo con más tiempo.
6 years, 8 months ago
Gracias Ana. Quise hacer una denuncia acerca del encubrimiento que hacen unos profesionales, de los errores de los otros, de tal modo de que al cerrar filas ningún perjudicado puede hacer un jucio por mala praxis, porque nadie saldrá de testigo. Es un hecho.
6 years, 8 months ago
Si Lidy, eso también lo noté, aunque no supe cómo expresarlo. Realmente lograste tu objetivo. Tiene compromiso social, que es algo que valoro en los textos que leo. Felicitaciones.———- Mensaje agregado a las 13:19 ———- Mensaje anterior a las 17:00 ———-EL DIA QUE DESAPARECIERON LOS POBRES de Lidy
Mantiene alerta la curiosidad hasta llegar al final, pero me quedé con ganas de otra resolución. Mucha ingenuidad la mía, porque ni tus extraterrestres pudieron terminar con el hambre en la Tierra, o sea que tendrán que seguir siendo los hombres y mujeres de buena fe los que sigan buscando la fórmula, que la veo más lejana que tu planeta habitado por LOS BUENOS. Muy lindo cuento, Lidy, aunque nos hayas liquidado a todos
6 years, 8 months ago
Gracias, Ana. Es cuento muy ingenuo lo sé, pero al mismo tiempo sentí que es una parábola o metáfora del hombre en general que es absolutamente pobre en valores y solidaridad. Se salvan a mi modo de ver algunos cientos de personas que merecen mi respeto y admiración. El resto de la humanidad ha involucionado desde su aparición ¡Así lo veo yo! (no me acuerdo quien decía esta famosa frase…smile
6 years, 8 months ago
2212
–¡Abre las puertas Augusto! –imploró Karloff desde las barcazas de extracción que salían de la exósfera de Júpiter.
En el puente de control Ayax, sólo se encontraban Augusto y Helmer. El resto de operadores y embarcadores hacían guardia detrás de las grandes puertas de titanio. Karloff, al frente de un convoy de cuatro barcazas, seguía rogando por la concesión de pase; pero nadie dentro del puente se movió. Todos estaban tensos. Augusto, empapado de sudor en la poca piel que le quedaba en la frente y la espalda, tenía la mano derecha sobre el botón de apertura.
–Detente Karloff –susurró Augusto.
–Están a diez metros –informó Helmer con la cabeza pegada a los ventanales de observación.
–¿Hay noticias de Heliox o la Tierra?
–Ninguna.Nunca las habrá, pensó Augusto, a nadie le importa lo que pase aquí. Cualquier acontecimiento en Ayax es exiguo mientras Qurion siga intacto en Heliox.
Augusto Silver era uno de los obreros más antiguos de la plataforma Reaching Zeuz en Júpiter. Durante veinte años había pasado de la peligrosa labor de extraer hidrógeno de la estratosfera joviana, a controlar los embarques de “átomos H” en el acceso Ayax del puente Júpiter-Heliox. Era el jefe de cuadrilla con mayor autoridad tanto en Reaching Zeuz como en todas las plataformas y puntos de exploración en Júpiter, todo un logro para un simple sangre impura nacido en la Tierra; éxito que vino acompañado de grandes sacrificios.
Augusto era un ciborg, no era el único de la empresa Jydroxen, pero sí uno de los más vehementes. Había sido incinerado en una explosión de hidrógeno en una fragata de recolección dentro de la atmósfera de Júpiter. La mitad de su cuerpo se había derretido y la otra abrasado con quemaduras de tercer grado; pudo sobrevivir gracias a cuatro prótesis biomecánicas y una docena de órganos artificiales en los sistemas digestivo, respiratorio y cardiaco. Volvió a nacer más maquina que humano y en compensación, Jydroxen lo había ascendido de puesto y dado un departamento en las estaciones de la compañía en Ganimedes. Hecho que no entusiasmo a Augusto en lo más mínimo. Vivir en una de las lunas de Júpiter significaba ser un esclavo de Jydroxen pues no había necesidad de salir de la orbita joviana: vivías en Ganimedes, trabajabas en Reaching Zeuz, recibías comunicación en Ayax y soñabas con algún día poder volver a la tierra pero nunca lo hacías. Tras 27 años en el espacio y en la condición de ciborg, Augusto, terminó sintiéndose más extraterrestre que terrestre y llamando a Júpiter su hogar. Sin embargo, los problemas del planeta que lo vio nacer ahora lo acosaban.
La amenaza de una nueva guerra se posaba sobre la Tierra y las batallas advertían con extralimitarse al ámbito terrícola. La Coalición de Naciones Unidas (CNU) estaba luchando contra la empresa Jydroxen por el monopolio del hidrógeno extraído en Júpiter. Jydroxen había amasado una enorme fortuna y al fin logrado la soberanía extraterrestre del planeta artificial Heliox donde se refinaba todo el hidrógeno de Júpiter. Con las reservas de hidrógeno agotadas en la Tierra, Jydroxen, desde Heliox se había convertido en una superpotencia extraglobalizante y tenía en jaque, no sólo a la economía terrícola, sino a la fuerza gubernamental y social más poderosa de la tierra, la CNU. Además, mantenía como obreros ciudadanos a casi la totalidad de la raza humanos en condición laboral; los cuales, se encontraban fuera del planeta Tierra debido a las políticas racistas de la CNU. En consecuencia, todo aquel que trabajara para Jydroxen no era ciudadano de la Tierra; lo que dejaba a la Coalición con una aplastante inferioridad numérica de efectivos contra un posible ejército de Jydroxen.
Pero todo había cambiado en un abrir y cerrar de ojos cuando la CNU emitió un edicto, no hacía dos ciclos, en el que concedía la ciudadanía preventiva de la Coalición a todos los humanos de sangre impura con optimización biosintética de tercer grado –esto incluía a ciborgs y todo aquel con prótesis biomecánica en conjunto con algún órgano artificial–, más de dos tercios de la fuerza laboral de Jydroxen se encontraban en esta condición. Una simple estrategia de fines militares significaba para Augusto y todos los humanos “impuros” fuera de la tierra, el fin del destierro, la posibilidad de desprenderse de los lazos de Jydroxen y la consumación de una intolerancia racial que llevaba casi dos siglos dividiendo la humanidad. Todo un hito sin precedentes en la historia posmoderna; y en la próxima decisión de Augusto estaba la naturaleza de su primer consecuencia.
Augusto sabía que Karloff venía con fuerzas armadas dispuesto a controlar el acceso Ayax, en consecuencia, todo el hidrógeno que salía de Júpiter. El acceso Qurion en Heliox era una fortaleza en contaste vigilancia, alerta siempre de acciones por parte de la tierra; pero Ayax estaba relativamente abandonado por los ejecutivos de la compañía, quienes nunca se propusieron una rebelión desde Júpiter, terrible decisión. Augusto, con sólo un puñado de guardas en las puertas de Ayax, sólo tenía que decir un bando: mantenía las puertas cerradas y esperaba los refuerzos de Heliox, o abría las puertas y se unía a la primera fuerza revolucionaria. Todo lo que era estaba en Júpiter, en la compañía que destruyó su humanidad. No recordaba ya la tierra ni tenía nada en aquel lugar; su corazón ya no era humano, pero le gustaba pensar que era suyo, aunque tuviera el nombre de la empresa grabado en el inverso. La libertad era la única cosa humana que aún le quedaba y no deseaba perderla.
–Huye Helmer, no quiero que te culpen.
–No Augusto, de esto todos seremos culpables. Quiero que mis hijos conozcan la Tierra.
Augusto sonrió ligeramente y oprimió el botón de apertura. Abrir las puertas de Ayax era una cosa, pasar por las de Heliox… nunca lo lograrían. Ni él ni nadie en Júpiter podría volver a ser ciudadano de la tierra; eran jovianos, y esto no era el inicio de una revolución. Era el inicio de una independencia.
6 years, 8 months ago
2212 - EVANTAR Bueno, bueno, qué trabajo te tomaste, compañero! Es un verdadero cuento de Ciencia Ficción de los duros. Debo reconocer que me ha sido muy difícil comprenderlo. Pero eso porque no estoy acostumbrada a la CF. Entiendo la logica interna.
Decir que “La libertad era la única cosa humana que aún le quedaba y no deseaba perderla” me parece demasía. Tendremos que esperar al 2212 para ver si un cyborg tiene libertad. Más aún, creo que en el 2014 no existe tal cosa.
Por otra parte, me queda claro que el hombre, vaya a donde vaya, sea el siglo que sea, llevará la esclavitud y la guerra. La “libertad”, debiera ser solo un recuerdo para Augusto, quizás un recuerdo leído en algún libro o pantalla de computadora. Your hard times are ahead: se aplica perfectamente a tu cuento.
6 years, 8 months ago
2212 de EvantarMuy buen cuento, Evantar, aunque tuve que leerlo varias veces porque se me confundían los nombres (muchos nombres y datos para un cuento corto) pero finalmente lo comprendí y me gustó. Creo que no se puede pedir más Ciencia Ficción, si es que tengo claro el concepto. Pero además toma elementos reales y conocidos, como los monopolios, la esclavitud de los obreros, el sentido de pertenencia, la indecisión, el espíritu temerario, el compañerismo, la dignidad del hombre, por más “Cyborg” que sea. Muy lindo, me gustó mucho.
6 years, 8 months ago
Evantar, disfruté mucho de tu cuento de CF Hard. Tiene todo el clima y las ideas típicas, muy bien llevadas. Realmente la historia se merecería un desarrollo más amplio, una lástima el límite de palabras. Igual la historia principal respecto del nacimiento de una revolución, está perfectamente plasmada. Te felicito.
6 years, 8 months ago
Gracias a todos por los comentarios. La verdad me emociona mucho que les haya gustado el relato porque sé que la ciencia ficción es un género difícil… y no tanto la producción como el consumo. Pero bueno es de mis favoritos junto con la fantasía. Tengo en cuenta mucho las dificultades que presentaron Lidy y Ana, gracias por avisar; veré que puedo hacer al respecto. Claudyo: la historia tiene todo un trasfondo que escribí a la par de 2212 solamente que no me atrevo a publicarla por que es muy grande, compleja y aún no la pulo bien. Pd. No crean que no los he leído, sólo esperen un poco para comentarlos como se merecen.
6 years, 8 months ago
Siento como un desafío muy grande participar en este juego siendo tan nueva en el foro, pero me atrajo el género de esta ronda. Hace casi un año comencé a leerlo y me gustó mucho, por sobretodo cuando se hila con existencialismo o psicologismo. Si a alguien le interesa esto, recomiendo Solaris, de Stanislaw Lem; increíble libro, tan inquietante como atrapante.
Tras disculparme por el leve desvío del tema, paso a comentar los textos publicados, más tarde publico el mío.Ellos: Me pareció un cuento muy bien llevado, muy lograda la evolución de la historia y acertado el desenlace con la escena de los relámpagos. Sí me habría gustado que aparecieran más elementos de ciencia ficción, pero tal vez sea algo personal.Paraís: Excelente la selección de palabras para describir sensaciones tan confusas y contrarias una seguida de la otra, como al pasar del “pleno gozo” a la “repugnancia atroz”. Lo mismo digo con respecto al final, como han dicho varios en sus comentarios, y también en la elección del título. Muy marcada la ciencia ficción; me gustó muchísimo.Mariposas y gorriones: Hermoso cuento; destaco que realmente lograste que sienta empatía con el hombrecito, sensación que iba aumentando hasta llegar a un final que me enterneció. Interesante la idea de que en las “fallas” que tenía estaba lo valioso, lo que le permitía escapar.El día en que desaparecieron los pobres: Lo que más quiero recalcar es cómo me sorprendió el final, creo que jamás habría esperado algo así, pero me gustó como desenlace, no se me ocurriría otro mejor (aunque suene como una misántropa).Código de silencio: Valoro los textos escritos puramente en diálogo cuando están bien hechos, y este es uno de esos casos. Muy definidos los personajes, bien transmitida la historia y notable cómo trataste tantos temas sociales aunque hayas tenido que sacar tantas palabras. Diría que querría más ciencia ficción, pero me gustó tanto el cuento que no puedo quejarme de nada.2212: Logradísima la ciencia ficción! Destaco muchísimo el correcto vocabulario técnico, que me recuerda a varios de los grandes libros del género que leí este último año. También me ocurrió lo que menciona Ana en cuanto a los nombres, pero es cierto que son necesarios para sostener la historia. Interesantes los temas sociales y humanos en juego; la verdad que me fascinó este cuento.
6 years, 8 months ago
Harey, me alegro que te hayan gustado los cuentos, incluido el mío. Espero que te animes a publicar el tuyo, todavía hay mucho tiempo.
6 years, 8 months ago
CIENCIA Y FICCIÓN
El otro día tomé un café con Hernán, un viejo amigo. Lo noté eufórico. Me comentó que, al parecer, nosotros habíamos malinterpretado las profecías mayas. El apocalipsis no era a finales del 2012, como los especialistas habían interpretado, sino a finales del 2014. Así que había motivos de sobra para estar preocupados. Es que Hernán es de esas personas que no pueden estar tranquilas. Recuerdo que de jóvenes ya me hablaba del fin del mundo. Que el cometa Halley, que Nostradamus, que los agujeros negros, que el congelamiento del sol, que las guerras químicas, que el calentamiento global… Y desde hacía rato eran los mayas quienes propiciaban a mi amigo ese placer perverso de retratarme, en ocasiones con un nivel de precisión fotográfica, los detalles de cómo el mundo se estaba yendo por el inodoro.
“Bueno, algún día tendremos que morir”, dije, intentando ponerle freno a su infantilismo de ciencia ficción. “Mientras, prefiero cuidar de asuntos más pequeños. Quien mira mucho al cielo, es porque en la tierra tiene poco.”
Supongo que se sintió tocado, ya me dijo que él no tenía una vida en absoluto aburrida, pero eso no lo hacía meter la cabeza en un pozo como una avestruz, como al parecer era mi caso, que tan perdido me tenía lo mundano. Y ese fue el preludio de una acalorada y estéril discusión, que se extendió mucho más de que debía. Así que para la próxima me callo la boca. Intentar traer de vez en cuando algo de lógica no da más que dolores de cabeza. Y, para colmo, uno pierde amigos.
6 years, 8 months ago
CIENCIA Y FICCIÓN - CRAIG JAJAJA!!! Muy bueno Craig. Esta gente que se preocupa y al mismo se siente eufórica por acontecimientos que van a mandar al diablo al mundo es mejor tenerla a distancia. Te felicito: corto y contundente.
6 years, 8 months ago
CIENCIA Y FICCIÓN de Craigbale
El texto no es un cuento de Ciencia Ficción; es un relato seguido de una reflexión bastante lúcida, pero está muy bien escrito y me recuerda situaciones parecidas en las que hay que apelar a toda la paciencia y la tolerancia para que el diálogo no termine en una pelea. Un gusto leerte, Craig
6 years, 8 months ago
Amigos ya pueden editar, así que a buscar erroressssssss jajaja
Aprovechen esta etapa para pulir las creaciones. También pueden seguir publicando.
6 years, 8 months ago
Craig, no tengo más remedio que comunicarme por este medio: tu casilla de mensajes está llena y por más que te escribo no consigo que el mensaje llegue. Te dejé un comentario en el blog. Estoy mejor. Quedate tranquilo. Un abrazo, compañero. Lidy
6 years, 8 months ago
ApartheidEsperaba al borde del precipicio, como todas las mañanas, a que ella llegara de su chequeo médico. Él lo realizaba más temprano, y aunque eso lo disgustaba agradecía al menos no haber tenido la mala suerte de la que padecían sus amigos CZ284 y BZ159, ya que al tocarles a la noche terminaban sus días de una de las peores maneras posibles. De los tres tipos de humanoides mutantes que surgieron en la Gran Guerra Química, los B y los C eran los que tenían los más largos y exhaustivos controles médicos, ya que eran los que más diferían de los humanos, al punto de que, aunque todos sabían que no era así, era socialmente aceptada la creencia de que extraterrestes influyeron en su desarrollo anatómico mediante abducciones en masa durante la Guerra.Acarició con suavidad la tierra con textura de ceniza que tenía a su lado, cerró los ojos que podía cerrar y aspiró profunda, intensamente. Una de las pocas cosas que le otorgaban paz era contemplar las sinuosas colinas azules y grises, que se dibujaban contra el cielo y unas contra otras. Sin embargo, no podía dejar de pensar en que le habría encantado conocer la Tierra antes de la devastación causada por las armas químicas y biológicas. Algunos de los los libros que robó de bibliotecas humanas o de mutantes A (los B y C no recibían ninguna clase de educación) mostraban fotos de suelos fértiles con pastos verdes y brillantes, poblados de los más diversos animales y plantas; seres que él jamás podría llegar a conocer, pero le gustaba pensar que al menos algunos de los humanos que convivieron con ellos los valoraron y cuidaron mientras pudieron. Expiró a la vez que abría todos sus ojos, lo que le permitió ver que una figura esbelta, que portaba una especie de bazooka pequeña con sus dos manos, se acercaba hacia él a sus espaldas. -¡Eh, vos, de pie! Obedeció a la vez que extendía sus tres brazos en señal de no agresión. La respuesta fue una patada en sus extremidades inferiores, que le dobló ambas rodillas y lo tumbó de cara al suelo.-BD412, bien, me parece correcto que mantengas la etiqueta; sorprende la cantidad de imbéciles que creen que por tener más fuerza o más tamaño lograrán algo con rebelarse a su controlador. Ayer mismo un idiota de los C intentó golpearme. Por supuesto, le respondí lo que siempre digo, que el poder está en las armas. Y se lo demostré. -Esbozó una sonrisa sombría. El humano lo inspeccionó palpándolo durante unos segundos, ajustó un poco más el dispositivo de rastreo a su tobillo y lo puso de pie. Tras pronunciar algunas palabras más, que BD412 ignoró, se retiró por donde vino. Cuando se encontró a una distancia prudente, CG371 surgió de detrás de una gran roca y fue a su encuentro. Se acostaron en el suelo uno al lado del otro. -Sabés, Prometeo, hoy no estuvo tan mal. El enfermero fue realmente muy atento, charlamos mucho, hasta le conté del episodio con esas chicas A. Dice que el que ellas tengan la certeza de descender de humanos no significa que sean más importantes que una C como yo, que incluso ni el ser un humano lo significa. Ojalá todos ellos fuesen más como él. Bueno, y todos los mutantes también. -¿No te hablaba en serio de lo de la certeza, no? -No, claro que no. Es sabido que ya nadie cree en lo de las abducciones masivas. Pero la sociedad no va desterrar rápidamente una creencia que justifica un tipo de discriminación que es la base del sistema. ¿Alguna vez eso ocurrió? Por supuesto que no. -Dale, Atenea, ¿robamos libros para que desmerezcas de esta forma a los de historia? Sabemos que ocurrió. -Ah sí, es verdad, un cambio así ocurrió, tras ¿siglos? Qué bien, tal vez mis tataranietos tengan suerte. -Los aplastó la tensión del silencio que siguió a esa frase. -Tendrían. -Una mano de BD412 apretó con fuerza la única de CG371; la infertilidad de los mutantes C estaba a punto de ser confirmada por la Academia de Médicos y Biólogos. -En fin, fue muy dulce durante todo el chequeo y antes de que me fuera me regaló un caramelo. Disculpá que no te guardé ni un poquito, es que hace tanto no comía uno. -Si me guardabas algo te habría obligado a comerlo. -Idiota. -Hermosa. Se besaron delicadamente.-Igualmente, hay que admitir que el deseo que siempre tuvimos de ser descendientes de humanos fue en realidad el deseo de tener una identidad. De conocer la procedencia y conocer el hogar. Porque la verdad, por lo menos en lo que a mí respecta, no me genera ningún orgullo pertenecer a una especie que buscó tan desenfrenadamente su suicidio. -Y que en el camino no reparó en producir homicidio de los demás seres vivos. Ni demolición completa de su hogar. Ah, no sé si te conté, pero estoy fascinado con el libro de química y el de biología. Me repugna pensar que ciencias tan apasionantes posibilitasen las armas que produjeron… -No, no, ni se te ocurra decirlo. Fue el hombre. Fue por el poder. Los demás circunstanciales están libres de culpa. -El controlador ni me reconoce, ¿sabés? Cada vez que me examina me repite lo de que el poder está en las armas. Y en mi cabeza siempre le respondo que el poder está en el dinero; es decir, por algo es él quien sostiene la bazooka. -Y nosotros los que la miramos. -Tatarabuelos ricos con refugios soberbios. -Tatarabuelos pobres con miedo en las venas.-Hey, no hables así de ellos, tal vez estuvieron a la cabeza de la revolución. -Es cierto, no podemos saberlo. -De ser el caso, estarían decepcionados de la pasividad de sus tataranietos. -Ay, mi amor, ¿de nuevo con sueños de ser Mandela? -Largá la ironía, Atenea, sabés que tarde o temprano vamos a morir luchando. -Tenés razón, Prometeo, y no me interesaría que fuese de otra forma.
6 years, 8 months ago
Ay Harey! Qué puedo decirte. No sé si hoy estoy muy mal porque es mi cumpleaños (cosa que aborrezco) o qué, pero no entendí nada de los que pasaba en el cuento. Pero apuesto todo lo ue tengo en el bolsillo a que soy yo. Seguro nuestros compañeros que están más duchos en CF comprenderán perfectamente la trama. Lo siento. Como siento el paso de los años.
6 years, 8 months ago
APARTHEID de harey
Yo creo que lo entendí, al menos en parte. El cuento habla de una etapa de la humanidad en la cual existen tres tipos de seres: los humanos, los “C” (muy bien descriptos con sus tres brazos y sus varios ojos) y los mutantes. Los humanos parecen tener todo el poder sobre el resto, los controlan, incluso con exámenes físicos constantes. En realidad creo interpretar que se trata de una experiencia en la que los humanos llegaron a dominar a los extraterrestres pero los mantienen separados de ellos (acá se trataría de una comparación con los Apartheid africanos; después lo confirma al nombrar a Mandela) y los investigan (esto se relaciona con la abducción, y luego con los estudios que hacen de ellos). En medio de todo eso, la descripción de un paisaje que no es terrestre (lo que indicaría que los humanos conquistaron algún planeta y lo ocuparon, después de destruir el suyo propio) Y por supuesto, la historia de amor entre dos “C”, que analizan críticamente la situación y aunque lo ven lejano, saben que cuando llegue el día de sublevarse van a dar la vida por eso. Por otro lado, tengo la impresión de que todo esto se da en forma cíclica, ya que se habla de algo históricamente conocido (seguramente lo que ocurrió en Sudafrica por los 90 y pico) y algo que puede o debe llegar a pasar (la rebelión de los extraterrestres o “C”)
Puede que no haya comprendido del todo, o que me haya hecho mi propia historia, pero no cabe duda de que todo el cuento se relaciona directamente con el abuso de poder y la intolerancia racial y lo inhumano de la humanidad, tal como la conocemos.
El problema es que al abarcar tantos temas, pasa como con el cuento de Evantar, que tal vez necesitaría más desarrollo para que se comprenda mejor. Y revisar esta frase, que es (creo) la que resulta difícil de entender, al menos para mí:
“-¿No te hablaba en serio de lo de la certeza, no?
-No, claro que no. Es sabido que ya nadie cree en lo de las abducciones masivas. Pero ¿por qué la sociedad correría a desterrar en la práctica una creencia que justifica y cimenta algún tipo de discriminación, que a su vez justifica y cimenta el sistema? ¿Alguna vez eso ocurrió? Por supuesto que no.
-Dale, Atenea, ¿robamos libros para que desmerezcas de esta forma a los de historia? Sabemos que ocurrió.
-Ah sí, es verdad, un cambio así ocurrió, tras ¿siglos? Qué bien, tal vez mis tataranietos tengan suerte.”
A mí me pareció interesantísimo, aunque no estoy segura de haberlo comprendido, y aunque tuve que leerlo varias veces.
LIDY, FELIZ CUMPLEAÑOS. A ponerle una sonrisa, que no podemos hacer nada contra el paso del tiempo. Un abrazo
6 years, 8 months ago
Ay, quise darle un aire de misterio al cuento pero creo que me pasé y quedó demasiado confuso. Ana captó muy bien los temas que quise tratar, la relación histórica y la trama del cuento, salvo lo de los extraterrestres y el paisaje no terrestre… Si me permiten, voy a editarlo para ver si puedo hacer más claras algunas cosas. Mis disculpas!
Y Lidy, conozco varias personas a las que les disgusta cumplir años, y como siempre digo vivilo al menos como un día cualquiera más, pero que sea un buen día. Feliz cumpleaños!
6 years, 8 months ago
Es en la Tierra, entonces, después de su destrucción… Los “C” son seres humanos contaminados por la radiación o algo así (yo sigo arriesgando) Bueno, a esperar la edición, a ver si desentrañamos el misterio.LIDY, estás en el sitio adecuado. Escribite un cuento donde te metés en la máquina del tiempo y cumplís de nuevo los 20. ¿Te gustaría? A mi no, gracias Con lo que costó llegar hasta aquí.
6 years, 8 months ago
Muy buen cuento, Harey. El problema que siempre tienen los relatos cortos de CF es que hay que explicar muchas cosas que en un relato realista no son necesarias, así que el límite de palabras es algo realmente difícil de manejar. Igual te quedó muy bien, la idea principal, sobre la lucha contra la desigualdad, está bien plasmada. Te felicito, un gusto leerte.
6 years, 8 months ago
Me apuro para votar, así mi voto no decide el ganador.
Mariposas y Gorriones - Ana Alonso: 3 puntos
Apartheid - Harey: 2 puntos
2212 - Evantar: 1 punto
Y entre los demás no hubo ninguno flojo, así que felicitaciones a todos. Además, estoy contento porque hubo bastantes cuentos, creí que íbamos a ser menos; lástima que faltó Harakiri.
6 years, 8 months ago
2212 - Evantar: 3 puntos
Parais - Claudyo: 2 puntos
Código de silencio - Lidyfeliz: 1 punto
Me encantó participar de mi primera ronda de este juego. Los cuentos fueron muy buenos, hasta hay algunos que me duele no poder votarlos también; realmente hay talento en este taller
6 years, 8 months ago
LIDY!!!!
Tarde pero FELIZ CUMPLE!!!Yo ando medio perdida, estuve un poco “depre”, quizás de miedo de que mi cabeza no estuviera de 10 púntos. Al menos la tomografía no encontró nada malo. Eso si yo ando “rara”, y una de las cosas que dejé de lado fue el foro, pido perdón y espero volver con todo cuanto antes
PD/Cumplir años a veces es casi una hazaña!!!, y así debemos tomarlo, sobre todo cuando ya son algunos “bastantes y sin embargo tenemos ganas de SEGUIR HACIENDO COSAS.
Vos sos de las que hacen, así que nada de depres… (Mirá quién habla!!!), al menos no es por los años, es que algunas cosas no salen como una proyecgta y eso ”duele"
Un gran abrazo de quién sinceramente te admira
6 years, 8 months ago
A mí también me duele no votarlos a todos porque la verdad es que disfruté de esta ronda, y era lo que menos me imaginaba porque no es el género que más me interesa.
Dejo mis votos:3 puntos el cuento Apartheid de Harey porque me gusta mucho, pero sobre todo porque aprecio el trabajo de edición que realizó, que valoriza la tarea del Taller y prueba que los comentarios sirven para hacernos ver cuáles son los puntos sobre los que debemos trabajar para perfeccionar nuestro relato. Por supuesto, también por el tema. Quedó impecable.
2 puntos para 2212 de Evantar, porque es un cuento elaborado con mucha dedicación y me parece muy representativo del género.
1 punto para Código de silencio de Lidy por todos los temas sociales que abarca desde un punto de vista diferente.
Felicitaciones para todos, y espero más buenas rondas como ésta.
6 years, 8 months ago
Muchas gracias, Despistada! No me gusta cumplir años. No me gusta para nada. Es que siento que internamente tengo una edad y mi cuerpo tiene otra muy distinta, que solamente me trae problemas, Pero en fin, por ahora no me escapo dela situación. Un beso grande. Gracias otra vez.
———- Mensaje agregado a las 14:24 ———- Mensaje anterior a las 14:19 ———-
Gracias Ana por tus deseos. No podemos hacer nada… a mí se me ocurren un montón de cosas, pero me tengo que preparar. Beso
Gracias también Harey. Viví mi día c omo culquier otro: lo mejor posible!!———- Mensaje agregado a las 14:29 ———- Mensaje anterior a las 14:24 ———-MIS VOTOS:MARIPOSAS Y GORRIONES - ANA: 3 puntosPARAIS - CLAUDYO: 2 puntosCIENCIA FICCIÓN - CRAIG: 1 punto
6 years, 8 months ago
¡Tenemos un empate entre AnaAlonso y Evantar!
Mariposas y Gorriones - Ana Alonso: 3 + 3 = 6
Apartheid - Harey: 2 + 3 = 5
2212 - Evantar: 1 + 3 + 2 = 6
Parais - Claudyo: 2 + 2 =4
Código de silencio - Lidyfeliz: 1 + 1 =2
CIENCIA FICCIÓN - CRAIG: 1

Ha sido una ronda peleadisima. Los invito a desempatar entre “ Mariposas y gorriones” y “2212”
6 years, 8 months ago
¿Puedo votar en el desempate aunque no lo haya hecho en la ronda principal? Declaro bajo juramento haberelos leído.
En ese caso, mi voto va para “Mariposas y gorriones”, un originalísimo y emotivo cuento de Ana.
6 years, 8 months ago
Ay, se me pone muy difícil, justamente el de Ana es el que me quedé con ganas de votar. Voy a inclinarme por el suyo esta vez, si lo hubiera votado tal vez ya habría ganado, así que: “Mariposas y gorriones”.
6 years, 8 months ago
Gracias Craig y Lidy y en general por elegir mi cuento. Ya le envié el Género que elijo a Anita. Espero que haya llegado bien el mensaje y que les guste. Anita, cualquier cosa, avisame. Abrazos para todos
6 years, 7 months ago
Largaaaaaaaaaaaaaaamosssssssssss jajajaja.
Me llegó el género, enseguida abro la nueva ronda.———- Mensaje agregado a las 20:33 ———- Mensaje anterior a las 20:29 ———-Acá está:
6 years, 7 months ago
 

Buscar mensajes