Los Comunes

Bueno lo pediste y aqui está.LOS COMUNES La política es una rama de la moral que se ocupa de la actividad en virtud de la cual una sociedad libre compuesta por hombres libres, resuelve los problemas que le plantea su convivencia colectiva, es un quehacer ordenado al bien común.
¿Entonces por qué algo tan simple en sus bases es siempre conflictiva?
Cambiemos un poco el orden:
Los hombres libres que componen una sociedad, en un quehacer ordenado al bien común, pueden resolver los problemas que le plantea su convivencia colectiva, utilizando la moral en la actividad política.
Hice esta mezcla para resaltar que: toda actividad humana comienza, justamente, desde el hombre y la mujer como ser pensante, amante apasionado del discurso y la solución.
Hemos creado una sociedad justa en algunos aspectos e injusta en otros, la diferencia no es de cualidad sino de cantidad, existen más problemas que antes pero también se generan más soluciones, esto es eterno, por lo menos hasta que exista la última pareja sobre este universo.
Como seres pensantes tenemos la opción de elección, también tenemos la dualidad impresa en nuestro espíritu, en este sinuoso camino de la vida navegamos en compañía de otros seres humanos iguales, pero únicos e irrepetibles. Esta realidad me permite aceptar que una persona no difiere mucho de otra.
Iguales: por que todos aspiramos a lo mismo, conseguir una felicidad verdadera, aquella que perdura segundo a segundo a trabes de los años y aun después de la muerte. Usamos distintas palabras y figuras para expresar lo mismo, religión, fe, esperanza, amor, etc. yo lo llamo felicidad.
Únicos e Irrepetibles: manifestamos millones de aspectos diferentes en cada instante de la vida. Empleamos distintos medios para manifestar su inconmensurable complejidad, la familia, el trabajo, el arte, la profesión etc.
Cabe reflexionar entonces, que dentro de este aparente caos de individualidades es muy difícil argumentar un bien común, mucho más lo será conseguir crear una política, democrática o no, que sea justa para todos. Menos aun será pretender políticos con alta moral, no por que su existencia sea improbable, sino porque anteponemos una actividad humana al ser mismo, es decir hablamos y pensamos en la política, como si ésta tuviera preponderancia sobre la vida misma, cuando debería ser al revés. La política es un medio para ordenar y administrar recursos, es una idea fuerza que creamos como medio para el desarrollo de cada persona, es un método, no el fin perseguido. Soy un ser humano, que usando la moral me desempeño en la política.
Yo, como ser pensante, tengo el placer de recrear y renovar esperanzas, con formas, métodos, técnicas y lo que hiciere falta, para cambiar lo que en principio fue noble y el reclamo popular nos dice que ha cambiado para mal.
La naturaleza sin ser pensante logra siempre un equilibrio, emplea medios y métodos que se rigen por leyes que tienden a compensar. El tiempo de respuesta entre acción y reacción es relativamente lento, debido quizás, a la complejidad de variables y factores en juego.
En nuestra sociedad también ocurre igual, los hombres que emplean la política y uno de sus medios, como lo es el poder, se toman su buen tiempo en responder a los reclamos e injusticias sufridas cotidianamente; ya que somos seres duales y pensantes, tenemos intereses altruistas y mezquinos que retardan las respuestas aportando mayor complejidad.
Esto no es casualidad, es una causa que dejamos latente, expectante y dispuesta a generar un efecto. Somos artífices de nuestro destino particular, con las acciones realizadas también afectamos a los demás, contribuyendo a la dilación de respuesta entre causa y efecto. Todos en alguna medida, afectamos esta telaraña universal.
Si pienso como hombre que busca la felicidad.
Si actúo con las causas necesarias para cambiar.
Si comprendo que formo parte y modifico la telaraña general.
Empezare a usar los medios, como la política y el poder, para el crecimiento y el bienestar de todas las personas por igual, así podré disfrutar de los beneficios de efectos positivos en lo particular, achicando los tiempos de respuesta entre acción y reacción. Contribuyendo con la tela de araña universal, puedo tener la dicha de ser artesano del bien común.
Decidí que la solución es sencilla, lo complicado y difícil es cambiar de postura, lo improbable en esta época es la fe, lo utópico es considerado un pensamiento infantil.
¡Que dolor! ¿Soy así? Ruego soluciones sin esfuerzo propio, espero un mago cuya barita responde a mis peticiones de efectos sin causa, la miopía espiritual me impide ver la telaraña general.
Frases
6- Una persona no difiere mucho de otra.
7- No hay casualidades.—–Agregado el 29/12/2009 a las 03 : 02 : 12—–
Bien, está tal cual salió en ensaladas.
10 years, 7 months ago
 

Buscar mensajes