El silencio es salud - DIEGOTICO

Versión corregida.
Saludos.El silencio es salud La pequeña sala de internación era blanca y resplandeciente, con paredes estrechas. “Como un túnel de luz”, pensó el viejo José. Estaba confinado, ya ni siquiera los recuerdos lo visitaban; sólo aquellas imágenes inconexas de un accidente que llegaban en catálogo: un imbécil que cruzaba la calle, una frenada atroz, y ella…El silencio era enfermizo, como todo allí, apenas interrumpido por algunos gritos en los pasillos. Y voces, a veces también se escuchaban voces. <¡Basta, por eso estás aquí!> Afuera mientras tanto, la noche se cerraba apenas iluminada por la estela blanquecina de la luna, que a través del ventanal se proyectaba en el cuadro… <¡Ya, basta!> … para darle a aquella mujer un tono vivo y muerto al mismo tiempo; estática en la imagen, con su índice vertical sobre los labios, exigiendo silencio. No hacía falta que hablara para acallar los gritos lúgubres de personas allí encerradas, atadas contra su voluntad.— ¡Qué me estás mirando, bruja!— dijo José arrojando un vaso a medio llenar contra el cuadro postrado en la pared. Ella ni mosqueó. Sonreía perversa, con el entrecejo fruncido; “El silencio es salud” rezaba la rúbrica, como burlándose de él.— Mátame, si quieres, pero no me hagas esto— José empezaba a llorar.— Usted sabe que yo no mato, mi querido José— dijo el holograma de la mujer detrás del cristal.<Esas palabras no están allí, las escuchas desde tu mente>. José trató de tranquilizarse. Esa mujer hablaba con la voz de su hija, aunque no creía recordarla bien luego del accidente. Son artimañas, pensó; tratándose de ella, resultaba incomprensible que lo atormentara de esa forma, era su princesa, no este monstruo.— Señor José, ¿qué son esos gritos a estas horas? ¿Acaso quiere que lo atemos a la cama como a los demás? —. Era Betty, la enfermera del turno noche.— Betty, sáqueme de aquí, por favor— José no podía parar de temblar, se sentía impulsado a hacerlo por una fuerza que era incapaz siquiera de entender.— Basta de estupideces, José, ¿otra vez con lo mismo? Me tienes harta, te llevaré al cuarto insonoro para que dejes dormir a los demás —. Lo arrastró del camastro y lo encerró en un cuartucho sin luz.Al regresar a la habitación para recoger las sábanas, Betty apenas podía controlar el temblor en sus manos. Tenía que darse prisa, no quería estar allí mucho tiempo, no quería volver a…— ¿Por qué te lo llevaste? Me estaba divirtiendo mucho con él —. La mujer del cuadro sonreía. Betty no aguantó:— ¡Me dijiste que no volverías más! Por favor, ¡otra vez no! —, dijo y salió corriendo de la habitación para perderse definitivamente al final del pasillo.Marta, la recepcionista, una mujer de noventa y tantos kilos, observaba atónita la situación. “Aquí están todos del tomate”, pensó. Luego de saborearse uno por uno los dedos, untó manteca en la tostada rebelde que estuvo a punto de caer y le dijo:— Mira maldita tostada, más te vale quedarte quietita, quietita, eh, que mami hoy tiene un hambre de aquellos.
10 years, 7 months ago
El silencio es saludCorreciones y sugerencias Spoiler <¡Basta, por eso estás aquí!>– Faltaría el punto tras la comilla (o cursiva, según como lo dejes). <¡Ya, basta!> … – La coma en medio habría que sacarla y habría que pegar los suspensivos a la comilla. — ¡Qué me estás mirando, bruja!— dijo – En todos los diálogos (o en la mayoría) que aparecen en el texto, el discurso y las aclaraciones están separados del guión, y debería estar junto. Ella ni mosqueó – “ni se”. que lo atormentara de esa forma, era su princesa – En lugar de coma ahí, pondía punto y coma. “—. Era Betty, la enfermera del turno noche.” – Pondría: “dijo Betty, que era la enfermera del turno noche”. El punto tras la primera raya no va, y debe comenzarse la aclaración e minúscula. te llevaré al cuarto insonoro para que dejes dormir a los demás. —Lo arrastró del camastro y lo encerró en un cuartucho sin luz. – El punto antes del guión habría que sacarlo (en un par de casos se repite en el texto), y seguir en minúscula. quietita, eh – “quietita, ¿eh?”
10 years, 7 months ago
Che, Dani, ¿la corrección la hiciste sobre este texto que creé en este tema o sobre el texto original del concurso? Porque el tema de los guiones de diálogo y los puntos/comas ya lo había corregido… o creí haberlo hecho.
Duda: ¿el “eh” siempre va entre signos de interrogación? O sea si yo pongo “mirá que hace frío, eh” ¿ese “eh” va con signos de interrogación?
Salvo el “dijo Betty, que era la enfermera del turno noche”, que me gustaría que quede como estaba originalmente, estoy absolutamente de acuerdo con tus correcciones, y acepto que quede como vos ponés.
Gracias por tomarte las molestias.
Saludos!!
10 years, 7 months ago
Diego, en principio había corregido el original, después vi que subiste la edición y, ni bien tuve un tiempito, me mandé a comparar las dos. Lo que te señalo de los guiones es que pegues el texto al guión de diálogo, porque veo que dejás un espacio. Eso solo, lo demás está bárbaro. Con respecto al “eh”, sí, va con signos de interrogación siempre que sea interrogativo; por ejemplo, no lo sería en este caso: ¡eh, vos, pasame la sal!, pero sí en casos como “¡qué frío hace, ¿eh?!” Aunque a la vista parezca medio raro, e asé.
¡De nada! Saludos
10 years, 7 months ago
 

Buscar mensajes