Inseguridad: la izquierda contra el pueblo

Hervé Algalarrondo es el vicejefe de redacción del semanario francés Le Nouvel Observateur.Es un intelectual de izquierda que viene acometiendo la ardua pero constructiva tarea de la autocrítica, y ha incursionado en el tema “La Izquierda y la Inseguridad” con una claridad que asombra y con reflexiones que, en muchos casos, parecen haber sido formuladas antes desde Buenos Aires que desde París. La izquierda contra el pueblo Sostiene Hervé desde su libro Seguridad: La izquierda contra el pueblo, que una “cultura de la excusa” lleva a la izquierda a considerar como víctima al victimario, y a asumir la defensa de quien viola la ley antes que bregar por la seguridad y evitar que el delito se produzca. Tratan de explicar al delito como hijo de la disparidad social, y rehúyen al desafío de luchar contra él. Algalarrondo desmitifica la teoría de que una mejora de la situación económica traerá automáticamente aparejada una merma en los índices del delito, y pone como ejemplo precisamente a Latinoamérica, donde en los últimos años se ha producido un crecimiento económico importante pero los índices de delincuencia no sólo no disminuyen sino que en muchos casos se incrementan. La izquierda privilegia la ideología al bien común y considera que las medidas de seguridad son “de derecha” o fascistas. Hervé acusa a las clases intelectuales parisinas de estar completamente disociadas de la realidad. No parece ser distinto a lo que vivimos aquí, cuando los intelectuales del régimen gobernante se escapan en profundas disquisiciones ideológicas mientras la gente en las calles sigue marchando y pidiendo que dejen de robarlos y matarlos. Realidades disociadas. Existe un divorcio de la izquierda con las clases más humildes a las que dicen representar y privilegiar, ya que estas son, precisamente, las principales víctimas de la inseguridad cotidiana. Para los ideólogos de izquierda, el nuevo proletariado, son los delincuentes, con lo cual traiciona a sus propias bases en nombre de la defensa de los que están “fuera de la ley”. Los delincuentes estarían en situación de rebeldía contra una ley y un orden “injustos”. Ellos son las víctimas. Con este discurso, la izquierda deslegitima totalmente la idea de represiónal delito e, indirectamente, lo avala y fomenta. Hervé acusa a la izquierda de sostener un “racismo policial”. Para ella, “los policías son siempre presuntamente culpables y los jóvenes delincuentes siempre totalmente inocentes”. Esto explica que se movilicen y protesten por los casos de gatillo fácil o de abuso policial, pero nunca lo hagan por las víctimas de la delincuencia. Afirma que “no se hará retroceder a la inseguridad sin rehabilitar a la policía” y que esta “necesita sentir el respaldo de todo el país pero, para los ideólogosde izquierda, eso es inadmisible porque reservan su compasión tan sólo para los delincuentes y no tienen ni una palabra de consuelo o aliento para los que trabajan, los que estudian o los que padecen por la delincuencia”. Mucho menos para los policías caídos en cumplimiento del deber. Existe un divorcio entre el pueblo y las elites: en las zonas sensibles, la gente reclama más presencia policial. Si recordamos algunas declaraciones en este sentido de la ministro de la Corte Suprema de Justicia Carmen Argibay Molina, importante exponente de esta línea de pensamiento, se reflejan de manera taxativa los postulados de Algalarrondo: decenas de minutos declamando sobre la condición de indefensión de los delincuentes, y un olvido sistemático de las víctimas. El Partido de los Derechos Humanos Sostiene el autor que cualquier gobierno que quiera luchar contra la inseguridad chocará invariablemente con lo que llama “El Partido de los Derechos Humanos”, que tiene una mirada candorosa hacia la delincuencia y prioriza un fantasma liberticida que les dicta que combatir a la delincuencia es “ser de derecha”. Asimismo cita como ejemplo de coherencia al presidente de El Salvador, Mauricio Funes, que aún proviniendo de la ex organización guerrillera Frente Farabundo Martí no ha eludido el problema de la violencia delictiva en su país y ha sancionado una ley para combatir a las pandillas, con penas severas y decidida acción. Notable que sea un intelectual de izquierda quien formula todas estas apreciaciones. Desorden Local En la Argentina gobiernan los Kirchner, que declaman por izquierda y gobiernan por derecha, pero los ideólogos del régimen, lo que acostumbramos llamar el think tank oficialista, son gente indudablemente de izquierda. Tanto sus políticos como sus intelectuales. Hace escasos días asistimos perplejos a una situación de violencia en banda, en Palermo y durante los festejos por el día del estudiante. Las imágenes de 30 o 40 jóvenes corriendo, robando, golpeando y atacando con armas blancas a otros jóvenes que pacíficamente se encontraban allí hacían recordar a los ataques perpetrados por habitantes de las favelas de Rio de Janeiro cuando bajaban en banda a las playas saqueando todo a su paso. Descontrolados, agrediendo a propios y ajenos, incluso peleándose entre distintos grupos de pertenencia barrial o futbolística, ante la inacción de la escasa policía que se encontraba en la inmediaciones. Las autoridades no protegieron a los muchachos que festejaban y estos fueron violentados por delincuentes, registrándose un importante número de heridos. No es diferente a lo que ocurre en las calles con los llamados motochorros, las salideras bancarias, los robos y arrebatos a los que el ciudadano se va acostumbrando como si fuera algo que no se puede solucionar. El Gobernador Daniel Scioli cometió el sincericidio de “las manos atadas” y simplemente puso de relieve un panorama que se comprueba de manera cotidiana en el gran Buenos Aires: la policía comienza a actuar después de cometido el delito. No hay prevención, no hay disuasión por presencia policial importante ni controles de rutina; el delincuente tiene carta blanca y, si cuenta con la suficiente habilidad, podrá escapar y volver a delinquir. El trabajo de Hervé Algalarrondo aplica perfectamente a esta Argentina kirchnerista donde el garantismo sólo garantiza impunidad para el delincuente y martirio para las víctimas, donde los derechos humanos son reconocidos y defendidos pero de manera selectiva, y donde el hombre de a pie que sólo trata de llevar una vida digna respetando la ley ha pasado a ser target de la feroz delincuencia, abandonado a su suerte por el régimen.
La verdad da para aplaudir hasta que las manos duelan a más no poder a éste francés porqué le acertó en todo.Ya se que es un link bastante viejo de hace casi 4 años pero desde ese tiempo hasta hoy en dia la cosa no ha cambiado hoy ne dia escepto que seguramente ha de estar peor la cosa,lo felicito al tipo a más no poder.
hace 3 años, 3 meses
El objetivo del marxismo es aniquilar todo orden existente, porque, basados en el delirio de vagancia de Marx, todo orden existente es enemigo de la revolución (también delirante) proletariada.
Los marxistas, para mís, son psiquiátricos (y al mismo tiempo, bien psicópatas).
hace 3 años, 3 meses
Aquí la cuestión es que los teóricos de este paradigma que vivimos en la Argentina dicen que los delincuentes son victimas del sistema capitalista de exclusión, por ese motivo se los debe proteger ya que no tienen la culpa de los que les sucede sino que el sistema los excluye y los transforma en lo que son.
hace 3 años, 3 meses
facineroso1976
Aquí la cuestión es que los teóricos de este paradigma que vivimos en la Argentina dicen que los delincuentes son victimas del sistema capitalista de exclusión, por ese motivo se los debe proteger ya que no tienen la culpa de los que les sucede sino que el sistema los excluye y los transforma en lo que son.
Sé que no es así, pero, suponiendo que sea así, como el sistema NO va a cambiar, al menos en los 20 a 50 años que vienen, ¿qué deberiamos hacer, según el planteo de esta gente? ¿Deberíamos dejarnos matar, robar, y permitirles que, en vez de estudiar, trabajar, producir, sigan en la misma?
Es incuestionable que el CAPITALISMO como sistema, genera multimillonarios y pobres. Esto es así, y no hay discusión.
Pero, generalmente los qeu roban no lo hacen por NECESIDAD,sino por VICIO……..y ahí está la raíz de la mayor parte de la DELINCUENCIA en Argentina, y latinoamerica en general.
Roban y matan porque están drogados, porque quieren dinero para seguir drogándose, porque quieren ganar mucho dinero sin trabajar, porque son resentidos, porque tienen mucho odio……..pero NUNCA roban y matan porque pasan hambre.
Esta es la verdad que ha sido ocultada, escondida, distorcionada por los psicópatas y psiquiatricos de izquierda.
Y las clases medias productivas, que los zurdos quieren eliminar, son las que más sufren, y dicho sufrimiento de esa clase (llamada despectivamente por los zurditos “pequeños burgueses&rdquosmile es placer para los psicópatas marxistas de izquierda.
hace 3 años, 3 meses
EmperadorPalpatine
Hervé Algalarrondo es el vicejefe de redacción del semanario francés Le Nouvel Observateur.Es un intelectual de izquierda que viene acometiendo la ardua pero constructiva tarea de la autocrítica, y ha incursionado en el tema “La Izquierda y la Inseguridad” con una claridad que asombra y con reflexiones que, en muchos casos, parecen haber sido formuladas antes desde Buenos Aires que desde París. La izquierda contra el pueblo Sostiene Hervé desde su libro Seguridad: La izquierda contra el pueblo, que una “cultura de la excusa” lleva a la izquierda a considerar como víctima al victimario, y a asumir la defensa de quien viola la ley antes que bregar por la seguridad y evitar que el delito se produzca. Tratan de explicar al delito como hijo de la disparidad social, y rehúyen al desafío de luchar contra él. Algalarrondo desmitifica la teoría de que una mejora de la situación económica traerá automáticamente aparejada una merma en los índices del delito, y pone como ejemplo precisamente a Latinoamérica, donde en los últimos años se ha producido un crecimiento económico importante pero los índices de delincuencia no sólo no disminuyen sino que en muchos casos se incrementan. La izquierda privilegia la ideología al bien común y considera que las medidas de seguridad son “de derecha” o fascistas. Hervé acusa a las clases intelectuales parisinas de estar completamente disociadas de la realidad. No parece ser distinto a lo que vivimos aquí, cuando los intelectuales del régimen gobernante se escapan en profundas disquisiciones ideológicas mientras la gente en las calles sigue marchando y pidiendo que dejen de robarlos y matarlos. Realidades disociadas. Existe un divorcio de la izquierda con las clases más humildes a las que dicen representar y privilegiar, ya que estas son, precisamente, las principales víctimas de la inseguridad cotidiana. Para los ideólogos de izquierda, el nuevo proletariado, son los delincuentes, con lo cual traiciona a sus propias bases en nombre de la defensa de los que están “fuera de la ley”. Los delincuentes estarían en situación de rebeldía contra una ley y un orden “injustos”. Ellos son las víctimas. Con este discurso, la izquierda deslegitima totalmente la idea de represiónal delito e, indirectamente, lo avala y fomenta. Hervé acusa a la izquierda de sostener un “racismo policial”. Para ella, “los policías son siempre presuntamente culpables y los jóvenes delincuentes siempre totalmente inocentes”. Esto explica que se movilicen y protesten por los casos de gatillo fácil o de abuso policial, pero nunca lo hagan por las víctimas de la delincuencia. Afirma que “no se hará retroceder a la inseguridad sin rehabilitar a la policía” y que esta “necesita sentir el respaldo de todo el país pero, para los ideólogosde izquierda, eso es inadmisible porque reservan su compasión tan sólo para los delincuentes y no tienen ni una palabra de consuelo o aliento para los que trabajan, los que estudian o los que padecen por la delincuencia”. Mucho menos para los policías caídos en cumplimiento del deber. Existe un divorcio entre el pueblo y las elites: en las zonas sensibles, la gente reclama más presencia policial. Si recordamos algunas declaraciones en este sentido de la ministro de la Corte Suprema de Justicia Carmen Argibay Molina, importante exponente de esta línea de pensamiento, se reflejan de manera taxativa los postulados de Algalarrondo: decenas de minutos declamando sobre la condición de indefensión de los delincuentes, y un olvido sistemático de las víctimas. El Partido de los Derechos Humanos Sostiene el autor que cualquier gobierno que quiera luchar contra la inseguridad chocará invariablemente con lo que llama “El Partido de los Derechos Humanos”, que tiene una mirada candorosa hacia la delincuencia y prioriza un fantasma liberticida que les dicta que combatir a la delincuencia es “ser de derecha”. Asimismo cita como ejemplo de coherencia al presidente de El Salvador, Mauricio Funes, que aún proviniendo de la ex organización guerrillera Frente Farabundo Martí no ha eludido el problema de la violencia delictiva en su país y ha sancionado una ley para combatir a las pandillas, con penas severas y decidida acción. Notable que sea un intelectual de izquierda quien formula todas estas apreciaciones. Desorden Local En la Argentina gobiernan los Kirchner, que declaman por izquierda y gobiernan por derecha, pero los ideólogos del régimen, lo que acostumbramos llamar el think tank oficialista, son gente indudablemente de izquierda. Tanto sus políticos como sus intelectuales. Hace escasos días asistimos perplejos a una situación de violencia en banda, en Palermo y durante los festejos por el día del estudiante. Las imágenes de 30 o 40 jóvenes corriendo, robando, golpeando y atacando con armas blancas a otros jóvenes que pacíficamente se encontraban allí hacían recordar a los ataques perpetrados por habitantes de las favelas de Rio de Janeiro cuando bajaban en banda a las playas saqueando todo a su paso. Descontrolados, agrediendo a propios y ajenos, incluso peleándose entre distintos grupos de pertenencia barrial o futbolística, ante la inacción de la escasa policía que se encontraba en la inmediaciones. Las autoridades no protegieron a los muchachos que festejaban y estos fueron violentados por delincuentes, registrándose un importante número de heridos. No es diferente a lo que ocurre en las calles con los llamados motochorros, las salideras bancarias, los robos y arrebatos a los que el ciudadano se va acostumbrando como si fuera algo que no se puede solucionar. El Gobernador Daniel Scioli cometió el sincericidio de “las manos atadas” y simplemente puso de relieve un panorama que se comprueba de manera cotidiana en el gran Buenos Aires: la policía comienza a actuar después de cometido el delito. No hay prevención, no hay disuasión por presencia policial importante ni controles de rutina; el delincuente tiene carta blanca y, si cuenta con la suficiente habilidad, podrá escapar y volver a delinquir. El trabajo de Hervé Algalarrondo aplica perfectamente a esta Argentina kirchnerista donde el garantismo sólo garantiza impunidad para el delincuente y martirio para las víctimas, donde los derechos humanos son reconocidos y defendidos pero de manera selectiva, y donde el hombre de a pie que sólo trata de llevar una vida digna respetando la ley ha pasado a ser target de la feroz delincuencia, abandonado a su suerte por el régimen.
La verdad da para aplaudir hasta que las manos duelan a más no poder a éste francés porqué le acertó en todo.Ya se que es un link bastante viejo de hace casi 4 años pero desde ese tiempo hasta hoy en dia la cosa no ha cambiado hoy ne dia escepto que seguramente ha de estar peor la cosa,lo felicito al tipo a más no poder.
UN par de cosas
1-A vos te interesa realmente el problema de la inseguridad o la querés usar de excusa para tirar abajo a las ideas de izquierda? Digo, porque por la inseguridad se muere bastante gente y usar esa sangre mas que de fondo de excusa para elevar tus argumentos antimarxistas es bastante patético.
2-Vos pretendés aplaudir al intelectual francés por una interpretación que un tercero da de su libro? No te da para leer directamente el libro y ver si la interpretación del autor de este articulo se acerca en algo a lo que dice el libro? Jajajaja es como pretender ser un experto en Borges por solo haber leído a decenas de sus criticos literarios.
3-POca virtud le veo a un periodista que dice “…asombra y con reflexiones que, en muchos casos, parecen haber sido formuladas antes desde Buenos Aires que desde París”.
Perdón? si esto le asombra al periodista, mejor leete el libro y no le des bola a su interprete, que de movida, lee e interpreta un libro desconociendo en absoluto el contexto social en el que fue escrito y sobre el que se analiza. Es como comprar un libro de cocina italiana y asombrarme porque cocinan tallarines y decir “faaah, parece un libro de cocina argentina”.
hace 3 años, 3 meses
Como aburren bo,que tengo que ver yo,me limito a informar algo y salen a preguntar bobadas.Tan dificil es dar su opinión en lugar de trollear a un user?
hace 3 años, 3 meses
Sin embargo en Argentina se sigue utilizando las normas comunes de derecha para combatir la delicuencia, con esto me atrevo a decir que lo mas importante no tiende a ser la ideologia, sino la capacidad aplicacion de politicas coherentes entre si con un objetivo en comun sobre la problematica.
Asimismo coincido con muchas de las criticas a la izquierda en general, no son nuevas, ya hace varios anos se viene hablando de lo mismo, y la centro izquierda y el centro han sabido, al menos desde lo discursivo, cambiado el enfoque del abordaje del delito.
hace 3 años, 3 meses
EmperadorPalpatine
Tratan de explicar al delito como hijo de la disparidad social, y rehúyen al desafío de luchar contra él. Algalarrondo desmitifica la teoría de que una mejora de la situación económica traerá automáticamente aparejada una merma en los índices del delito, y pone como ejemplo precisamente a Latinoamérica, donde en los últimos años se ha producido un crecimiento económico importante pero los índices de delincuencia no sólo no disminuyen sino que en muchos casos se incrementan. La izquierda privilegia la ideología al bien común y considera que las medidas de seguridad son “de derecha” o fascistas. Hervé acusa a las clases intelectuales parisinas de estar completamente disociadas de la realidad. No parece ser distinto a lo que vivimos aquí, cuando los intelectuales del régimen gobernante se escapan en profundas disquisiciones ideológicas mientras la gente en las calles sigue marchando y pidiendo que dejen de robarlos y matarlos. Realidades disociadas. Existe un divorcio de la izquierda con las clases más humildes a las que dicen representar y privilegiar, ya que estas son, precisamente, las principales víctimas de la inseguridad cotidiana. Para los ideólogos de izquierda, el nuevo proletariado, son los delincuentes, con lo cual traiciona a sus propias bases en nombre de la defensa de los que están “fuera de la ley”. Los delincuentes estarían en situación de rebeldía contra una ley y un orden “injustos”. Ellos son las víctimas. Con este discurso, la izquierda deslegitima totalmente la idea de represiónal delito e, indirectamente, lo avala y fomenta. Hervé acusa a la izquierda de sostener un “racismo policial”. Para ella, “los policías son siempre presuntamente culpables y los jóvenes delincuentes siempre totalmente inocentes”. Esto explica que se movilicen y protesten por los casos de gatillo fácil o de abuso policial, pero nunca lo hagan por las víctimas de la delincuencia. Afirma que “no se hará retroceder a la inseguridad sin rehabilitar a la policía” y que esta “necesita sentir el respaldo de todo el país pero, para los ideólogosde izquierda, eso es inadmisible porque reservan su compasión tan sólo para los delincuentes y no tienen ni una palabra de consuelo o aliento para los que trabajan, los que estudian o los que padecen por la delincuencia”. Mucho menos para los policías caídos en cumplimiento del deber. Existe un divorcio entre el pueblo y las elites: en las zonas sensibles, la gente reclama más presencia policial. Si recordamos algunas declaraciones en este sentido de la ministro de la Corte Suprema de Justicia Carmen Argibay Molina, importante exponente de esta línea de pensamiento, se reflejan de manera taxativa los postulados de Algalarrondo: decenas de minutos declamando sobre la condición de indefensión de los delincuentes, y un olvido sistemático de las víctimas. El Partido de los Derechos Humanos Sostiene el autor que cualquier gobierno que quiera luchar contra la inseguridad chocará invariablemente con lo que llama “El Partido de los Derechos Humanos”, que tiene una mirada candorosa hacia la delincuencia y prioriza un fantasma liberticida que les dicta que combatir a la delincuencia es “ser de derecha”. Asimismo cita como ejemplo de coherencia al presidente de El Salvador, Mauricio Funes, que aún proviniendo de la ex organización guerrillera Frente Farabundo Martí no ha eludido el problema de la violencia delictiva en su país y ha sancionado una ley para combatir a las pandillas, con penas severas y decidida acción. Notable que sea un intelectual de izquierda quien formula todas estas apreciaciones. Desorden Local En la Argentina gobiernan los Kirchner, que declaman por izquierda y gobiernan por derecha, pero los ideólogos del régimen, lo que acostumbramos llamar el think tank oficialista, son gente indudablemente de izquierda. Tanto sus políticos como sus intelectuales. Hace escasos días asistimos perplejos a una situación de violencia en banda, en Palermo y durante los festejos por el día del estudiante. Las imágenes de 30 o 40 jóvenes corriendo, robando, golpeando y atacando con armas blancas a otros jóvenes que pacíficamente se encontraban allí hacían recordar a los ataques perpetrados por habitantes de las favelas de Rio de Janeiro cuando bajaban en banda a las playas saqueando todo a su paso. Descontrolados, agrediendo a propios y ajenos, incluso peleándose entre distintos grupos de pertenencia barrial o futbolística, ante la inacción de la escasa policía que se encontraba en la inmediaciones. Las autoridades no protegieron a los muchachos que festejaban y estos fueron violentados por delincuentes, registrándose un importante número de heridos. No es diferente a lo que ocurre en las calles con los llamados motochorros, las salideras bancarias, los robos y arrebatos a los que el ciudadano se va acostumbrando como si fuera algo que no se puede solucionar. El Gobernador Daniel Scioli cometió el sincericidio de “las manos atadas” y simplemente puso de relieve un panorama que se comprueba de manera cotidiana en el gran Buenos Aires: la policía comienza a actuar después de cometido el delito. No hay prevención, no hay disuasión por presencia policial importante ni controles de rutina; el delincuente tiene carta blanca y, si cuenta con la suficiente habilidad, podrá escapar y volver a delinquir. El trabajo de Hervé Algalarrondo aplica perfectamente a esta Argentina kirchnerista donde el garantismo sólo garantiza impunidad para el delincuente y martirio para las víctimas, donde los derechos humanos son reconocidos y defendidos pero de manera selectiva, y donde el hombre de a pie que sólo trata de llevar una vida digna respetando la ley ha pasado a ser target de la feroz delincuencia, abandonado a su suerte por el régimen.
La verdad da para aplaudir hasta que las manos duelan a más no poder a éste francés porqué le acertó en todo.Ya se que es un link bastante viejo de hace casi 4 años pero desde ese tiempo hasta hoy en dia la cosa no ha cambiado hoy ne dia escepto que seguramente ha de estar peor la cosa,lo felicito al tipo a más no poder.
Ah…vos pretendes una sociedad segura en donde tambien exista desigualdad.
Barbaro por tus deseos, pero segui soñando. Porque mientras sigas teniendo countries por un lado y villas por otro, el quilombo se te va a venir encima.
Y lo mas gracioso, es que la gente que se va a esconder a los countries por miedo a que los afanen, son la inmensa mayoria chorros de guante blanco y evasores.
Por otro lado, la idea de que la izquierda defiende al chorro, son pelotudeces importantes que fabrican ustedes, porque en China los delitos de atraco a mano armada, violacion y el asesinato tienen la pena capital.
hace 3 años, 2 meses
EmperadorPalpatine
Como aburren bo,que tengo que ver yo,me limito a informar algo y salen a preguntar bobadas.Tan dificil es dar su opinión en lugar de trollear a un user?
Escuchame, no bardees si despues cuando te bardean a vos andás llorando que te faltan el respeto y haces banear opiniones de usuarios. Preguntar bobadas? Si hablás por opiniones de segunda mano. Posteás un articulo, que habla de un libro y lo ponés como si postearas el libro, que ni siquiera leiste.
hace 3 años, 2 meses
No, postear bobadas es pretender que se lea un libro especifico para dar una opinión al respecto,como se nota que no diste un examen en tu vida.———- Mensaje agregado a las 04:04 ———- Mensaje anterior a las 04:03 ———- Escrito por IS3
Por otro lado, la idea de que la izquierda defiende al chorro, son pelotudeces importantes que fabrican ustedes, porque en China los delitos de atraco a mano armada, violacion y el asesinato tienen la pena capital.
El tipo no habla en ningún momento de ese pais que actuamente de izquierda tiene la palabra nada más.———- Mensaje agregado a las 04:06 ———- Mensaje anterior a las 04:04 ———- Escrito por IS3
Ah…vos pretendes una sociedad segura en donde tambien exista desigualdad.
Desigualdad siempre hubo e inseguridad no hubo siempre.
. Escrito por IS3
Porque mientras sigas teniendo countries por un lado y villas por otro, el quilombo se te va a venir encima.
Eso decícelo a tu presidenta que es la que se encarga de aumentarlas.———- Mensaje agregado a las 04:12 ———- Mensaje anterior a las 04:06 ———- Escrito por IS3
Y lo mas gracioso, es que la gente que se va a esconder a los countries por miedo a que los afanen, son la inmensa mayoria chorros de guante blanco y evasores.
La diferencia entre un chorro tipico y el que vos mencionás, es que el primero es capaz de entrar a una casa,robarle a otro lo que tenga, atarlo,maniatarlo y pegarle un tiro de gracia además de sorprender en cualquier momento a cualquiera que ande caminando por la calle.El de guante blanco no.Linda manera de defender a sus similares eh.———- Mensaje agregado a las 04:15 ———- Mensaje anterior a las 04:12 ———-
maxi_o
Escuchame
Si se me antoja.
hace 3 años, 2 meses
EmperadorPalpatine
No, postear bobadas es pretender que se lea un libro especifico para dar una opinión al respecto,como se nota que no diste un examen en tu vida.———- Mensaje agregado a las 04:04 ———- Mensaje anterior a las 04:03 ———- Escrito por IS3
Por otro lado, la idea de que la izquierda defiende al chorro, son pelotudeces importantes que fabrican ustedes, porque en China los delitos de atraco a mano armada, violacion y el asesinato tienen la pena capital.
El tipo no habla en ningún momento de ese pais que actuamente de izquierda tiene la palabra nada más.———- Mensaje agregado a las 04:06 ———- Mensaje anterior a las 04:04 ———- Escrito por IS3
Ah…vos pretendes una sociedad segura en donde tambien exista desigualdad.
Desigualdad siempre hubo e inseguridad no hubo siempre.
. Escrito por IS3
Porque mientras sigas teniendo countries por un lado y villas por otro, el quilombo se te va a venir encima.
Eso decícelo a tu presidenta que es la que se encarga de aumentarlas.———- Mensaje agregado a las 04:12 ———- Mensaje anterior a las 04:06 ———- Escrito por IS3
Y lo mas gracioso, es que la gente que se va a esconder a los countries por miedo a que los afanen, son la inmensa mayoria chorros de guante blanco y evasores.
La diferencia entre un chorro tipico y el que vos mencionás, es que el primero es capaz de entrar a una casa,robarle a otro lo que tenga, atarlo,maniatarlo y pegarle un tiro de gracia además de sorprender en cualquier momento a cualquiera que ande caminando por la calle.El de guante blanco no.Linda manera de defender a sus similares eh.———- Mensaje agregado a las 04:15 ———- Mensaje anterior a las 04:12 ———-
Si se me antoja.
Actualmente POCO interesa, ya que la pena capital para los delitos de atraco a mano armada, violacion y robo vienen de larga data y la izquierda de ese pais la puso.
Mi presidenta? Ja ja ja, yo jamas vote a los k.
Todos tus argumentos ademas de vacios, son ad hominem, nubes de humo, muñecos de paja, fabricaciones fantaseosas y pavadas con el unico objetivo de tirar mierda a la izquierda, que nada tiene que ver con el problema de la inseguridad.
Y que te repito, fue la que, por ejemplo, en China puso la pena capital para los delitos que tanto te preocupan.
Y si, gracias, ya conozco la diferencia con los ladrones de guante blanco. Por eso se llaman DE GUANTE BLANCO.
Y no, no te ponen una pistola en la cabeza. Lo que hacen es peor ya que debido a su accionar hay muertes por desnutricion y miseria.
hace 3 años, 2 meses
maxi_o
Andá a trolear a Uruguay
No,perdón por el emoticon,del dedo,es que como ami me lo pusieron varias veces y nadie dijo nada,ni siquiera un moderador/a,pensé que no importara.Igual,lo quize sacar de verdad porqué en realidad quize poner el que esta arriba pero ya sabrás que tratar de cambiar un mensaje en un foro como éste es un gran fastidio.———- Mensaje agregado a las 15:05 ———- Mensaje anterior a las 15:00 ———-
IS3
Mi presidenta? Ja ja ja, yo jamas vote a los k.
Pero es ella la que pregona equiparar con inclusión social y planes vagancia y al final el resultado es un incremento sorprendentes de villas miseria.
IS3
en China puso la pena capital para los delitos que tanto te preocupan.
Y en el comunismo de la URSS se mataron a 75 millones de civiles.———- Mensaje agregado a las 15:15 ———- Mensaje anterior a las 15:05 ———-Hu che,parece que tengo que explicarlo todo d nuevo,q rabia:
leva a la izquierda a considerar como víctima al victimario,
Argentina,Uruguay y Venezuela=Gobiernos de izquierda comparten ese “pensamiento” o consideración.
asumir la defensa de quien viola la ley antes que bregar por la seguridad y evitar que el delito se produzca.
Idem a lo anterior.
ratan de explicar al delito como hijo de la disparidad social, y rehúyen al desafío de luchar contra él
Lo mismo,en fin me harté
Algalarrondo desmitifica la teoría de que una mejora de la situación económica traerá automáticamente aparejada una merma en los índices del delito, y pone como ejemplo precisamente a Latinoamérica, donde en los últimos años se ha producido un crecimiento económico importante pero los índices de delincuencia no sólo no disminuyen sino que en muchos casos se incrementan. La izquierda privilegia la ideología al bien común y considera que las medidas de seguridad son “de derecha” o fascistas.
Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia?
No parece ser distinto a lo que vivimos aquí, cuando los intelectuales del régimen gobernante se escapan en profundas disquisiciones ideológicas mientras la gente en las calles sigue marchando y pidiendo que dejen de robarlos y matarlos.
La posta,neta u hostia o com oquieran decirle.
xiste un divorcio de la izquierda con las clases más humildes a las que dicen representar y privilegiar, ya que estas son, precisamente, las principales víctimas de la inseguridad cotidiana. Para los ideólogos de izquierda, el nuevo proletariado, son los delincuentes, con lo cual traiciona a sus propias bases en nombre de la defensa de los que están “fuera de la ley”. Los delincuentes estarían en situación de rebeldía contra una ley y un orden “injustos”. Ellos son las víctimas. Con este discurso, la izquierda deslegitima totalmente la idea de represiónal delito e, indirectamente, lo avala y fomenta. Hervé acusa a la izquierda de sostener un “racismo policial”. Para ella, “los policías son siempre presuntamente culpables y los jóvenes delincuentes siempre totalmente inocentes”. Esto explica que se movilicen y protesten por los casos de gatillo fácil o de abuso policial, pero nunca lo hagan por las víctimas de la delincuencia. Afirma que “no se hará retroceder a la inseguridad sin rehabilitar a la policía” y que esta “necesita sentir el respaldo de todo el país pero, para los ideólogosde izquierda, eso es inadmisible porque reservan su compasión tan sólo para los delincuentes y no tienen ni una palabra de consuelo o aliento para los que trabajan, los que estudian o los que padecen por la delincuencia”. Mucho menos para los policías caídos en cumplimiento del deber. Existe un divorcio entre el pueblo y las elites: en las zonas sensibles, la gente reclama más presencia policial. Si recordamos algunas declaraciones en este sentido de la ministro de la Corte Suprema de Justicia Carmen Argibay Molina, importante exponente de esta línea de pensamiento, se reflejan de manera taxativa los postulados de Algalarrondo: decenas de minutos declamando sobre la condición de indefensión de los delincuentes, y un olvido sistemático de las víctimas. El Partido de los Derechos Humanos Sostiene el autor que cualquier gobierno que quiera luchar contra la inseguridad chocará invariablemente con lo que llama “El Partido de los Derechos Humanos”, que tiene una mirada candorosa hacia la delincuencia y prioriza un fantasma liberticida que les dicta que combatir a la delincuencia es “ser de derecha”. Asimismo cita como ejemplo de coherencia al presidente de El Salvador, Mauricio Funes, que aún proviniendo de la ex organización guerrillera Frente Farabundo Martí no ha eludido el problema de la violencia delictiva en su país y ha sancionado una ley para combatir a las pandillas, con penas severas y decidida acción. Notable que sea un intelectual de izquierda quien formula todas estas apreciaciones. Desorden Local En la Argentina gobiernan los Kirchner, que declaman por izquierda y gobiernan por derecha, pero los ideólogos del régimen, lo que acostumbramos llamar el think tank oficialista, son gente indudablemente de izquierda. Tanto sus políticos como sus intelectuales. Hace escasos días asistimos perplejos a una situación de violencia en banda, en Palermo y durante los festejos por el día del estudiante. Las imágenes de 30 o 40 jóvenes corriendo, robando, golpeando y atacando con armas blancas a otros jóvenes que pacíficamente se encontraban allí hacían recordar a los ataques perpetrados por habitantes de las favelas de Rio de Janeiro cuando bajaban en banda a las playas saqueando todo a su paso. Descontrolados, agrediendo a propios y ajenos, incluso peleándose entre distintos grupos de pertenencia barrial o futbolística, ante la inacción de la escasa policía que se encontraba en la inmediaciones. Las autoridades no protegieron a los muchachos que festejaban y estos fueron violentados por delincuentes, registrándose un importante número de heridos. No es diferente a lo que ocurre en las calles con los llamados motochorros, las salideras bancarias, los robos y arrebatos a los que el ciudadano se va acostumbrando como si fuera algo que no se puede solucionar. El Gobernador Daniel Scioli cometió el sincericidio de “las manos atadas” y simplemente puso de relieve un panorama que se comprueba de manera cotidiana en el gran Buenos Aires: la policía comienza a actuar después de cometido el delito. No hay prevención, no hay disuasión por presencia policial importante ni controles de rutina; el delincuente tiene carta blanca y, si cuenta con la suficiente habilidad, podrá escapar y volver a delinquir. El trabajo de Hervé Algalarrondo aplica perfectamente a esta Argentina kirchnerista donde el garantismo sólo garantiza impunidad para el delincuente y martirio para las víctimas, donde los derechos humanos son reconocidos y defendidos pero de manera selectiva, y donde el hombre de a pie que sólo trata de llevar una vida digna respetando la ley ha pasado a ser target de la feroz delincuencia, abandonado a su suerte
En fin si todo l oque se dice acá es literalmente perfecto Y NO SON MIS ARGUMENTOS por si les cuentaentender,yo no di ninguno,simplemente me encantó lo que lei.Asi que no necesito buscar del libro original y tampoco criticar algo que es 100% cierto con tal de defender lo indefendible.———- Mensaje agregado a las 15:16 ———- Mensaje anterior a las 15:15 ———-
IS3
Lo que hacen es peor ya que debido a su accionar hay muertes por desnutricion y miseria.
Si claro mejor que vivan y caminen por la calle como civiles comunes y mantengan sus cuentas billonarias en Suiza.
hace 3 años, 2 meses
EmperadorPalpatine
No,perdón por el emoticon,del dedo,es que como ami me lo pusieron varias veces y nadie dijo nada
Yo alguna vez hice eso? yo puse ese emoticon en una opinión tuya?
Vez lo que digo, vos te la pasás insultando a varios usuarios-entre los que me incluyo- y no pasa nada; a vos te insulta alguien-entre los que me incluyo-y ese insulto desaparece en 2 segundos…y vos no sos buchón? Yo no denuncio tus insultos, porque no soy vigilante ni buchón, como si los sos vos y por eso tus insultos no desaparecen
Andá a trolear al paraíso de los fumones
hace 3 años, 2 meses
gente, dejen de lado las cuestiones personales o arréglenlas por mensaje privado,
acá vuelvan al tema central….
hace 3 años, 2 meses
EmperadorPalpatine
Denunciado una vez más por trollear un thread.Ves la diferencia,con IS3 discrepamos pero al menos el se mete de llen oen el thread.
Buchonazo———- Mensaje agregado a las 14:17 ———- Mensaje anterior a las 14:14 ———-
Sofia
gente, dejen de lado las cuestiones personales o arréglenlas por mensaje privado,
acá vuelvan al tema central….
Perfecto, pero estaría bueno que usen el mismo criterio para todos. El usuario Palpatine tiene vía libre para insultar a los usuarios pero solo interviene algún moderador cuando se lo insulta a él
.
Ok, vuelvo al tema…el tema es que el tema nunca estuvo claro, bah, no hay tema en absoluto. Un usuario postea una critica literaria, como si posteara el libro, de una autor que desconoce, pero supone que es de izquierda y en base a eso emite una opinión para criticar a la izquierda toda? Eso es un tema? y cuando emití esa opinión el usuario Palpatine comenzó a insultar…por eso llegamos a esto
Listo, ya está
hace 3 años, 2 meses
Maxi o limitate a comentar el tema,si no t gusta y no le podés aportar nada com ohasta ahora (a diferencia de IS3) sos libre de no participar y hacerle un honor al mismo de paso.Denunciado una vez más por falta de respeto.
hace 3 años, 2 meses
EmperadorPalpatine
No,perdón por el emoticon,del dedo,es que como ami me lo pusieron varias veces y nadie dijo nada,ni siquiera un moderador/a,pensé que no importara.Igual,lo quize sacar de verdad porqué en realidad quize poner el que esta arriba pero ya sabrás que tratar de cambiar un mensaje en un foro como éste es un gran fastidio.———- Mensaje agregado a las 15:05 ———- Mensaje anterior a las 15:00 ———-
Pero es ella la que pregona equiparar con inclusión social y planes vagancia y al final el resultado es un incremento sorprendentes de villas miseria.
Y en el comunismo de la URSS se mataron a 75 millones de civiles.———- Mensaje agregado a las 15:15 ———- Mensaje anterior a las 15:05 ———-Hu che,parece que tengo que explicarlo todo d nuevo,q rabia:
Argentina,Uruguay y Venezuela=Gobiernos de izquierda comparten ese “pensamiento” o consideración.
Idem a lo anterior.
Lo mismo,en fin me harté
Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia?
La posta,neta u hostia o com oquieran decirle.
En fin si todo l oque se dice acá es literalmente perfecto Y NO SON MIS ARGUMENTOS por si les cuentaentender,yo no di ninguno,simplemente me encantó lo que lei.Asi que no necesito buscar del libro original y tampoco criticar algo que es 100% cierto con tal de defender lo indefendible.———- Mensaje agregado a las 15:16 ———- Mensaje anterior a las 15:15 ———-
Si claro mejor que vivan y caminen por la calle como civiles comunes y mantengan sus cuentas billonarias en Suiza.
#Si claro mejor que vivan y caminen por la calle como civiles comunes y mantengan sus cuentas billonarias en Suiza.#Sos, o te haces??Y que m**** me queres seguir pegando a los Kirchner???? Yo con los K no tengo NADA que ver!! Nisiquiera nunca vote al peronismo y los detesto.No te das cuenta por que te insultan? Despues no te hagas la victima. Troleas, haces muñecos de paja, nubes de humo, todos tus argumentos son propaganda amarillista mediatica y bobadas.Y te repito, la estupidez que repetis como disco rayado que la izquierda defiende al delincuente: SON PAVADAS y generalizaciones riduculas que haces.Te invito a que te pongas a investigar un poquito las leyes que la IZQUIERDA puso por ejemplo en China con respecto al delito para que de una ver por todas veas lo VACIO de los disparates que fabricas.Pero obiviamente, no lo vas a hacer, porque esto FALSEA las estupideces que inventas y como sos un troll vas a seguir repitiendo lo mismo, a pesar de que te pongan ejemplos que demuestren que estas hablando pavadas.
Lo tuyo no son temas de dscusion enserio. Para lo unico que abris estos temas es para leerte a vos mismo fabricando propaganda y fabulas anti izquierda.———- Mensaje agregado a las 23:52 ———- Mensaje anterior a las 23:47 ———-Y no, ni el kirchnerismo ni el peronismo son partidos de izquierda. Lo lamento.
hace 3 años, 2 meses
Que manera de escribir mucho y no decir nada.Ni siquiera entendiste que YO NO DI NI UN SOLO ARGUMENTÓ PORQUÉ ME LIMITÉ A OPINAR SOBRE LO LEIDO EN EL ARTÍCULO.Y me decís que mis argumentos son falaces?———- Mensaje agregado a las 04:23 ———- Mensaje anterior a las 04:21 ———-
a estupidez que repetis como disco rayado que la izquierda defiende al delincuente: SON PAVADAS y generalizaciones riduculas que haces..
Podrías explicar porqué? no verdad?———- Mensaje agregado a las 04:26 ———- Mensaje anterior a las 04:23 ———-
Yo con los K no tengo NADA que ver!!
Y qué? me tengo que limitar acaso de no hablar de los kirchner porqué vos no tengas nada que ver?———- Mensaje agregado a las 04:29 ———- Mensaje anterior a las 04:26 ———-
Te invito a que te pongas a investigar un poquito las leyes que la IZQUIERDA puso por ejemplo en China con respecto al delito para que de una ver por todas veas lo VACIO de los disparates que fabricas.
Para que? si no se habla de habla de China en ningún momento en el artículo? se habla más que nada de la postura k y demases.———- Mensaje agregado a las 04:29 ———- Mensaje anterior a las 04:29 ———-
Te invito a que te pongas a investigar un poquito las leyes que la IZQUIERDA puso por ejemplo en China con respecto al delito para que de una ver por todas veas lo VACIO de los disparates que fabricas.
Para que? si no se habla de habla de China en ningún momento en el artículo? se habla más que nada de la postura k y demases.———- Mensaje agregado a las 04:31 ———- Mensaje anterior a las 04:29 ———-
Lo tuyo no son temas de dscusion enserio
Y a que venís a postear entonces,a llamarme troll acaso?go away
hace 3 años, 2 meses
 

Buscar mensajes