Ahhhh!

Murphy, un vendedor de muebles en Dublin, Irlanda, decide expandir su negocio y adquirir nuevas líneas de muebles para vender en su local. Así que se va a París a ver qué encuentra por allá.
Después de llegar a París, visita a varios mueblistas y selecciona algunas líneas que está seguro de que podrá vender en Irlanda. Para celebrarlo, decide visitar un pequeño bar y tomar una copa de vino.
Estaba tomando su vino cuando se dio cuenta de que el bar estaba lleno, y la única silla disponible era en su mesa. Al poco rato, una hermosa parisiense entró en el bar, miró alrededor, se dirigió a su mesa y le dijo algo en francés.
Desde luego, Murphy no entendió nada, pero le hizo señas de que se sentara en la silla disponible.
Él trató de establecer una conversación en inglés, pero ella no hablaba ese idioma. Después de algunos minutos tratando de comunicarse sin éxito, Murphy tomó una servilleta y dibujó una copa, y se la enseñó a ella, quien asintió con la cabeza.
Tras un rato, Murphy tomó otra servilleta y dibujó un plato con comida.
Salieron del bar y llegaron a un café donde había un conjunto tocando música romántica. Allí ordenaron una cena. Tras la comida, Murphy tomó otra servilleta y pintó una pareja bailando. De nuevo ella dijo que sí con la cabeza y se pusieron a bailar hasta que la banda paró y el bar se preparaba para cerrar.
Volvieron a la mesa, y esta vez fue la muchacha la que tomó una servilleta y pintó una cama, mostrándosela a Murphy.
Todavia Murphy se está preguntando cómo ella supo que estaba en el negocio de muebles.
hace 2 años, 11 meses
jajajajajajajajajajajajajajajaja ¡UN CHISTE NUEVO!!! ¡¡¡UN CHISTE NUEVO!!!
¡¡¡AGÁRRENLO A KRYPTONYTE Y HASTA QUE NO CANTE LA FUENTE NO LO DEJAMOS ESCAPAR!!!
hace 2 años, 11 meses
 

Buscar mensajes